El 'Golpe Bajo' al PortAmérica lo salvan The Sonics y Love of Lesbian

El festival que se celebró en Nigrán entre el 17 y el 19 de julio vio una de sus noches cancelada por riesgo de tormenta eléctrica.

El 'Golpe Bajo' al PortAmérica lo salvan The Sonics y Love of Lesbian
Larry Parypa a la guitarra. Foto: mtvhive.com.

Complicada la crítica a este festival tan disparatado. La metereología gallega apuntó a Val-Miñor para sus lloviznas interminetes y su frío norteño. Después de olas de calor (y las que están por llegar), el fin de semana en el que la música tomaba protagonismo sufrió los traspiés de una climatología desesperante.

Con unos cabeza de cartel (Love of Lesbian, Ferreiro, The Sonics, The Jayhawks, Calamaro, Vetusta Morla) al alcance de muy pocas organizaciones y un día potente (el viernes 18) lleno de grandes estrellas nacionales e internacionales, el festival PortAmérica vio cómo el primero de sus días se desinflaba con unos decepcionates Sidonie (un sonido horrible, realmente difícil de conseguir en conciertos al aire libre) y un Iván Ferreiro que obvió su repertorio para hacer un homenaja a Golpes Bajos, banda viguesa por excelencia liderada por el recientemente fallecido Germán Coppini. Con Luis García y Pablo Novoa (miembros originales de la banda), los hermanos Ferreiro tocaron todas las canciones de Golpes Bajos con un sonido espectacular y una calidad inmejorable. El problema fue que este “concierto especial” se acordó después de que muchos de los abonos fueran vendidos, sin saberse la 'sorpresa' preparada. Los allí presentes cayeron en la decepción y desde debajo del escenario se pudo oír Turnedo y Años 80 una y mil veces más, esperando que Iván y los suyos recapacitaran. No fue así (obviamente) y el concierto transcurrió en una tensión extrema y aguda. Golpes Bajos se merece un homenaje mucho mayor, mucho mejor organizado. Y los fans se merecen oír las canciones por las que pagaron.

Aún con el cuerpo cortado de día 17, el viernes dejó frioleras irrecuperables. Pasadas las 22:00, cuando Calle 13 salía a emocionar a Nigrán y Calamaro engrasaba la voz, la organización cancelaba los conciertos después de una jornada lluviosa por riesgo de tormenta eléctrica. Los raperos latinos apenas pudieron entrar en calor y Calamaro, Vetusta Morla y Niños Mutantes recogieron sus bártulos para abandonar el recinto. El día glorioso del festival, el del cartel impecable, se diluía entre lluvias gallegas.

Los festivaleros no consiguieron reponerse de este golpe, y muchos no volvieron al recinto ni al camping. La última jornada del PortAmérica se tambaleaba durante la mañana, intentando solucionar el barrizal que tenían por recinto. A duras penas y con una pequeña tregua de los incisivos chubascos, se salió a flote y se puso a punto la jornada. The Sonics levantaron la moral al público con un show impecable, divertido y bailón. Las malas vibraciones se fueron, y Love of Lesbian terminó de alegrar los corazones en la madrugada del sábado con un repertorio muy variado de su discografía.

Las brujas gallegas desmintieron su leyenda. No existen, o no se dejan ver. Nadie hubiese pensado que el festival hubiese sido tan frío y tan tenso. El año que viene, si las Meigas hacen algo, tal vez PortAmérica sonría como sus abonados merecen.