Pasaje de Vida: un thriller político auténtico
Imagen de CineWorld: Chino Darín (Miguel), atrás Marco Antonio Caponi (Pacho) y Carla Quevedo (Diana)

Pasaje de Vida: un thriller político auténtico

La producción argentino-española se estrenará el 28 de mayo en tierras platenses. “Chino” Darín protagoniza –junto a un notable elenco- el film de Diego Corsini, que cuenta la vida de sus padres cuando militaban en la Argentina de los ‘70. "Pasaje de Vida" es un largometraje cargado de sensaciones y recursos fílmicos novedosos, que fluctúa entre el pasado y el presente de una historia de amor original. Presentamos los avances de la película.

santifigueredo
Santiago Figueredo

Las historias planean por el mundo con actores anónimos y frases repetidas. Las palabras sordas no trascienden las fronteras de una familia, un grupo de amigos o simplemente entre compañeros de trabajo. Sin embargo, cuando el narrador le imprime su sello característico o cuando los protagonistas se convierten en figuras por sus proezas, aquellos cuentos desconocidos se elevan al plano de lo épico para transformarse en leyendas. En el arte sucede lo mismo: cientos de miles de artistas buscan pegar “el salto" hacia la posteridad, la fama o el reconocimiento. El cine es la máxima destreza de crear imágenes en movimiento y Pasaje de Vida refleja admirablemente las virtudes del séptimo arte.

Basada en hechos reales, la producción argentino-española es dirigida por el talentoso Diego Corsini, quien nos transporta hacia la década del ’70 en una máquina del tiempo situada en Argentina, pero que retorna continuamente a la España de hoy. El film es "un thriller político que narra una historia de amor", definición preferida por su director. El elenco se adaptó rápidamente a las necesidades del creador e interpretó cada papel con soberbio profesionalismo. “Chino” Darín, Miguel Ángel Solá, Carla Quevedo, Marco Antonio Caponi y Javier Godino son los referentes principales de una trama apasionante. 

Diego Corsini (director) y Mario Pasik
Diego Corsini (director) y Mario Pasik

Corsini rememoró pasajes de su propia vida para escribir –junto a Francisco Araujo- un guion magnífico. El director retrata lo que le sucedió a Mario (Javier Godino) cuando descubrió que su padre Miguel (Miguel Ángel Solá) sufría una enfermedad cerebral que lo tiene atrapado en el tiempo. En el pasado, Miguel (Chino Darín) conoce a Diana (Carla Quevedo), su compañera de militancia, y tras varios días de lucha, se ven obligados a migrar hacia España con el golpe militar del '76 consumado. Los años pasaron y Mario corre el velo de la historia de su familia, oculta por el dolor de un papá exiliado y encerrado con sus vivencias. Sin embargo, el desenlace inesperado y lacrimógeno de la película le otorgarán un matiz emotivo que trasciende a cualquier relato. 

El largometraje someterá al público a todo tipo de sensaciones, con recursos técnicos sorprendentes. El comienzo abducirá al espectador por el túnel del tiempo hasta sentirse parte de la historia. Habrá hechos dramáticos cargados de sensibilidad, escenas románticas, otras violentas y también instantes que despertarán algunas risas; todos logrados con un realismo virtuoso, producto del clima de trabajo que el elenco y la producción generaron con gran profesionalismo e incipiente valor humano. 

Javier Godino y Silvia Abascal
Javier Godino y Silvia Abascal

Así, el resultado no es un film meramente político, sino una película que refleja la vida de Miguel y Diana (los padres de Mario) en los años setenta en Argentina. El trabajo comenzó cuando Corsini conoció la historia real de sus padres. Sin embargo, la ficción juega un rol preponderante en la narración posterior, ya que afloró el ingenio del creador para entregar un producto único; fundado en la conflictiva relación con su padre, tras un pasado desconocido y un desenlace impensado.

El reparto se completa con Mario Pasik, Charo López, Silvia Abascal, Diego Alonso, Manuel Callau, Alejandro Awada, Carolina Barbosa, Beatriz Dellacasa y Andrea Frigerio, en su debut cinematográfico. Los actores jóvenes y los más experimentados supieron confluir para alcanzar el producto que Corsini pretendía.

Las interpretaciones son la columna vertebral del film. Chino Darín podría quebrar su carrera con este trabajo para introducirse en un camino al éxito sin retorno. Carla Quevedo demuestra que la estirpe actoral femenina continúa dominando la escena latinoamericana. Marco Antonio Caponi será, sin dudas, el personaje más querido por el público y el mejor calificado por la crítica. Javier Godino luce un papel con tanta naturalidad que se confunde con el mismísimo Corsini en la verdadera narración que él encarnó con su padre. En tanto, Miguel Ángel Solá encabeza a la "vieja guardia" y es quien direcciona los pasajes emotivos del film con un dramatismo estremecedor. 

Más allá de las críticas o un éxito probable, Pasaje de Vida trasciende por cómo está relatada, cómo fue filmada y lo que transmite al conocerla. El guion se construyó con una historia auténtica y fue superada por la novela; carece de influencia político-ideológica, pero es rigurosamente histórica. Esto enaltece la trama y, por supuesto, a los personajes.

La película fue filmada en locaciones de Buenos Aires y en Segovia, con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina (INCAA) y el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales de España (ICAA). El estreno en Argentina tiene fecha y será el 28 de mayo.

VAVEL Logo