Entrevista. Mariano J. Camacho: "Con 'Sonetos del Fútbol' recitamos el brillo de las estrellas del pasado en tiempo presente"
El autor de libro, Mariano J Camacho, junto al mar en la Bahía Cádiz. Al fondo el Puente de la Constitución de 1812

Entrevista. Mariano J. Camacho: "Con 'Sonetos del Fútbol' recitamos el brillo de las estrellas del pasado en tiempo presente"

En un día soleado “de manzanas doradas en Cádiz” pero de “fino frío poniente” calador de huesos, dibujamos este particular boceto. Sonido y ambiente, típicos de la estación por la que atravesamos y del lugar donde se da respuesta a este encuentro. Luego de haber soltado piernas con un paseo a orillas del mar gaditano y su brisa, encontró el momento para aislarse, dar rienda suelta a su sabiduría y dedicarnos su tiempo, valioso escritor.

mariomagro
Mario Magro Sánchez

Creador de verso ‘mágico’, como González; valiente en el desafío, como Mathias Sindelar; superviviente de la vida, como Valentino Mazzola; místico en su filosofía, como Obdulio Varela y mito literato, como Bobby Charlton. Fueron 125 los personajes que entraron en liza, en un campo de batalla idílico, sumidos en el verso a verso donde la pluma y el papel se erigieron líderes de la contienda vivencial, derrocando a cobardes y sumisos sin aprecio cultural. 125 historias protagonizadas por el encanto del olor a cuero y hierba, acicaladas con la métrica fina, precisa y estética de Camacho Ortega.

Y fue así, cómo Mariano Jesús rasgó su corazón a VAVEL.com para relatar en algo más que una charla entre dos, la historia que esconde su última obra editada. Entresijos de vivencias, gallinejas de recuerdos pasados. Un garante resumen de las crónicas de nuestros mayores, del ayer, vivaces en la memoria escrita para el mañana y ligada en endecasílabo. De arte mayor, como la tierra que le vio nacer, a compás de su emblemático Carnaval. Una oda al verso del once, como aquel que portaron los ilustres Gento, Romario, Mágico, Giggs, Robben o Drogba; y cuya magia diferencial desprendida con el esférico en sus pies les sirvió para ganarse una localidad en la tribuna de “Sonetos del Fútbol”. 

Leyenda viva emanada desde el sur de España, hogaño, desde la Barriada de La Paz: “A tan solo cinco minutos de una Bahía dolorosamente azul y a diez de una playa de arena blanca grandiosamente hermosa”, atestiguó. De rima consonante y mantra en las duplas de sus cuartetos y tercetos. Es en este preciso instante cuando da comienzo un apolíneo paseo sobre el fútbol compuesto de manera poética. A golpe de catorce versos, omnes, de esos “versos sueltos esféricos que jamás olvidaremos”.

"Cada vez que me ponía a rimar, era como acudir a uno de esos entrenamientos en los que solo se escucha el vertiginoso sonido del toque de la pelota"

Pregunta: ¿Cómo ha sido el ejercicio de documentación, recopilación de información sobre los futbolistas a los que dedica sus versos? ¿Cuánto tiempo le ha llevado su ejecución final?

Respuesta: El ejercicio de documentación comenzó hace años, cuando en la web Fútbol Factory elaboré unas 1.000 biografías de jugadores históricos. Por ello cuando abordé la confección de los versos fue relativamente sencillo, iba recopilando datos biográficos que ya recordaba. Y como recordar es volver a vivir, el balón comenzó a rodar por los versos endecasílabos. Además ese ejercicio de documentación siempre lo concebí como un trabajo de recuperación de la memoria hablada, de la crónica de nuestros mayores, sin los que difícilmente habríamos podido describir poética y futbolísticamente a algunos de los jugadores que jamás hemos tenido la oportunidad de contemplar, disfrutar.

La ejecución final fue en el espacio de pocos meses, el periodo de tiempo necesario para conjugar métrica e historia con inspiración. Ha sido como la culminación de un largo periodo de aprendizaje, tanto vivencial como cultural. 

P: ¿Existieron momentos duros en los que se le pasó por la cabeza arrojar la toalla por algún motivo? De ser así, ¿quién o quiénes han sido su mayor apoyo cuando lo ha necesitado?

R: Seguro, no es fácil lanzarse a la publicación de una obra recurriendo a la épica, sin ningún tipo de ayuda comercial ni económica. La poesía tiene un mercado complicado, mucho más en fútbol y en un escritor que no goza del peso de la popularidad y la fama. Lo que sucede es que la elaboración de los sonetos fue un ejercicio de pasión y disfrute. El ‘silencio’ de las editoriales quedó ocupado por el sonido del balón. Cada vez que me ponía a rimar, era como acudir a uno de esos entrenamientos en los que solo se escucha el vertiginoso sonido del toque de la pelota. En esos versos se puede escuchar ese sonido tremendamente especial, también el olor a cuero y a hierba. No hay espacio para el hastío, la lectura es vertiginosa, la historia nos atrapa con los colores sepia del pasado y el fútbol nos transporta hasta el HD de Messi y Cristiano.

Hubo momentos difíciles, debo otorgar un porcentaje de agradecimiento a El Enganche que en su momento apostó por mí. También a Jorge Clarotti un argentino para el que el fútbol contó un cuento con la voz de Alejandro Apo, pero muy especialmente a VAVEL, a Javier Robles, José Antonio Vega y muchos compañeros más que creyeron en mi forma de concebir y describir el fútbol. 

Fundamental también ha sido el apoyo de Manuel Ladrón de Guevara, que creyó en esos versos y el de mi hermano Miguel Ángel Camacho, un ilustrador y creativo genial sin el que el libro jamás habría visto la luz.

P: ¿Qué momentos del día aprovechaba para escribir? ¿Alrededor de cuánto tiempo estuvo “Sonetos del Fútbol” rondando su mente hasta que finalmente comenzó a escribirlo?

R: Momentos de aislamiento y concentración personal, página en blanco, mente en blanco. Luego comenzaron a fluir todos los pensamientos surgidos, vivencias experimentadas e imágenes contempladas durante el transcurso del día y la noche, esas son las musas. Por tanto el libro se escribió durante todo el día. En cuanto al tiempo que estuvo rondando por mi cabeza, debo decir que desde hace años, desde que vi a Mágico González despertar sus musas sobre el césped, desde que leí a Eduardo Galeano o escuché a Roberto Fontanarrosa confluir arte y fútbol en un relato…

"No hay espacio para el hastío, la lectura es vertiginosa, la historia nos atrapa con los colores sepia del pasado y el fútbol nos transporta hasta el HD de Messi y Cristiano"

P: ¿En qué sitios lo escribía? ¿Alguno en especial que le produjese un clima determinado o inspiración, por recóndito o inusual que sea?

R: El libro se gestó en Primavera, en momentos de paseo en bicicleta en los parques de Cádiz, muy cerca de la brisa marina, del añil de la Alameda, de una cascada, de una fuente con agua de piedra y unos niños con paraguas. A luz de un Sol que pinta cuadros luminosos sobre un lienzo trimilenario y el marco cromático de la Bahía gaditana. Los versos fueron floreciendo en un banco que por momentos fue tribuna en la que se imaginaron jugadas. Luego en casa se convirtieron en sonetos.

P: De los 125 sonetos, si tuviese que elegir uno por las siguientes características, ¿con cuál de ellos se quedaría? ¿Y por qué?

- 1. Por su dificultad a la hora de escribirlo, búsqueda de información, recopilación de datos, etc:

R: El de Fritz Walter, cuenta la historia de un genio del fútbol alemán que se salvó del gulag, de un campo de concentración por hacer un control de una pelota embarrada en mitad de una guerra. También el de Mathias Sindelar que desafió al Fhürer, el de Valentino Mazzola o el de Bobby Charlton, ambos vinculados a una tragedia aérea histórica con resultados del destino muy diferentes para un caso y otro. El primero con una supervivencia física milagrosa y el segundo con una supervivencia mitológica.  

- 2. Por el significado que entrañe o se sienta identificado/reflejado con algo en él:

R: El de George Best, comienza con Imagine pero acaba siendo tremendamente humano, tremendamente imperfecto, tremendamente genial. Todos queremos ser un poco Beatles pero el mundo y nosotros estamos hechos tanto de luz como de materia oscura. 

- 3. Por el cariño que guardes a ese futbolista/mito en concreto:

R: El de Mágico González, ningún otro futbolista me hizo sentir tan vivamente que la magia existe y que la genialidad es un evento azaroso que no tiene en cuenta raza, sexo, lugar, condición social o tiempo. 

- 4. Por el que más orgullo te sientas de haber escrito, el que leerías día sí y día también:

R: El de Obdulio Varela porque en ese soneto se respira fútbol en torno a una figura absolutamente legendaria y, a uno de los sucesos más alegres y traumáticos de la historia de este deporte. Metáfora viva de la derrota y la victoria que forma parte de la viva rima del brazalete, la que sirve para ganar con los versos en la punta de los botines. Dicen que todos los uruguayos llevan un Obdulio Varela dentro, pienso que todos deberíamos hacer nuestra esa filosofía, pues podremos ganar o perder pero nunca nos dejaremos nada en el intento, en el camino. 

"El libro se gestó en Primavera, en momentos de paseo en bicicleta en los parques de Cádiz, muy cerca de la brisa marina, del añil de la Alameda, de una cascada, de una fuente con agua de piedra y unos niños con paraguas" 

P: ¿En qué aspectos se ha basado principalmente a la hora de escoger unos futbolistas u otros, cómo ha sido ese proceso de selección previo?

R: El primer concepto es la transcendencia del jugador en el peso de la historia del fútbol, también la capacidad creativa de los mismos, pues desde que un futbolistas comenzó a crear, a hacer algo diferente, comenzó a rimar con la pelota. Esto también forma de la personalidad de los jugadores, otro aspecto esencial en la selección de los mismos. Sonetos del Fútbol es la historia contada cronológicamente y, más que por logros o títulos fueron seleccionados por su capacidad para ser diferentes, para aportar evolución al juego. En definitiva para hacer confluir el deporte con el arte y la cultura, estar cada vez más cercanos a la literatura, en este caso a la poesía. 

P: Tenga más o menos éxito/reconocimiento su obra, ¿se plantearías hacer una 2ª edición incluyendo nuevos protagonistas?

R: Sin duda, este ha sido un punto de llegada pero es principalmente un punto de partida. Este es solo el comienzo, la historia del fútbol es muy dilatada y espero que siempre exista lugar en el fútbol para los creadores de jugadas, para los emprendedores de sueños, goles y regates. Llegarán más obras, más sonetos de fútbol y muchas otras cosas más…

P: ¿Qué le hizo decantarse por Manuel Ladrón de Guevara a la hora de escribir el prólogo del libro? ¿Qué relación guarda con dicho periodista deportivo?

R: El buen criterio, la profesionalidad de un periodista con muchísimos años de experiencia en Canal Sur. Su buen juicio por la historia del fútbol plasmada magníficamente en su Blog “A mí el Pelotón”. Siempre lo sentí más cercano, lleva años acompañando su narración a momentos y jugadas inolvidables que contemplé en el salón de casa.

P: Escogió la vía de la autopublicación, ayudado en las ilustraciones por su hermano Miguel Ángel. ¿Le faltó apoyo por parte de las editoriales o cree que en un futuro puedan dárselo? ¿Qué motivó que se inclinase finalmente por autopublicar?

R: En el momento actual en el que vivimos es prácticamente un imposible conseguir el apoyo de una editorial, de una poderosa inversión. Es una realidad tan cruel como demostrada que de las tiradas de publicación de las ediciones de libros, casi la mitad son devueltas. Siempre ha sido muy complicado, la gente debe recuperar el hábito y el interés por la lectura. Somos tremendamente efímeros, siempre digo que nuestra historia es un cuento breve que leeré y viviré mil veces. 

"Sonetos del Fútbol no es un adorno. Es la necesidad de un grito en el cielo, de escapar de un mundo en el que vivimos a golpes pero en el que unos pocos nos empeñamos a hacerlo verso a verso" 

Somos millones de escritores con millones de historias y sueños, pero solo unos pocos triunfarán por talento, otros en cambio gozan del favor del mass media y no necesitan ni escribir una línea para publicar un libro. La primera novela de Stephen King ‘Carrie’, fue rechazada por numerosas editoriales porque no les interesaba ciencia ficción que tratara de utopías negativas. Yo soy tan testarudo como paciente y sé que la poesía en el fútbol no vende, pero no puedo permitir que nadie me adelante en atreverse a hacerlo.

Autopublicando tu obra no tendrá prácticamente difusión o marketing, pero no se quedará en un cajón o simplemente como un anhelo personal. En este caso los versos sobrevivirán, estoy seguro que algún día alguien les dará valor. Es un mensaje en una botella que llegará al otro lado del continente sobre todo por su contenido.

P: ¿Ha sido este uno de los mayores retos en su vida? ¿Recomienda a los apasionados por la escritura y lectura, la experiencia de que se lancen a escribir una obra?

R: Sinceramente pienso que no, los mayores retos de nuestras vidas no avisan y hay que afrontarlos con la fuerza del corazón. Sí ha podido ser uno de los grandes sueños, por ello recomiendo a todo aquel que sea un apasionado de algo se atreva, sea emprendedor. Es la única forma de mover los cimientos del monopolio, de dar salida al talento. La pequeña frustración que puede generar que la obra no funcione, queda absolutamente compensada por la experiencia y realización que se adquiere al ver el libro en tus manos.

P: Como decía Gabriel Celaya en su poema, “la poesía es un arma cargada de futuro”, ¿considera que también lo es de pasado? ¿Es “Sonetos del Fútbol” el ejemplo perfecto de poesía ligada al fútbol de ayer?

R: Sin duda el maestro Celaya la consideraba un arma cargada de futuro porque los versos no tienen tiempo, los versos simplemente sobreviven. Es poesía necesaria como el pan de cada día, del día de hoy del de ayer y del mañana. En este caso para contemplarla con ojos de ayer, para recuperar la memoria, para volver a vivir. La poesía es como la luz del universo, la que vemos hoy es la que se escribió ayer y será la que se escriba mañana la que volverán a ver como pasado. No sé si “Sonetos del Fútbol” será el ejemplo perfecto, de lo que estoy seguro es que con ella contemplamos y recitamos el brillo de las estrellas del pasado en tiempo presente. 

P: Como resultado final, ¿qué ha significado, significa y significará para ti 'Sonetos del Fútbol'?

R: Como decía Celaya y cantaba Serrat, la poesía no es un lujo cultural, es una forma de decir que somos quien somos. Y “Sonetos del Fútbol” soy yo y mis vivencias. No es un adorno, es la necesidad de un grito en el cielo, de escapar de un mundo en el que vivimos a golpes, pero en el que unos pocos nos empeñamos a hacerlo verso a verso. Significará un sueño cumplido y un regalo para aquellos que logren ver la valentía de hacer una obra poética completa sobre fútbol.

Test personal: Mariano J. Camacho Ortega - @cartasefericas

¿Qué le hace feliz?

Ver el Sol de Cádiz cada mañana

Su mejor virtud

La solidaridad

Su peor defecto

Ser humano, con todo lo negativo que ello conlleva

Su mayor temor

La enfermedad

Un ídolo

Groucho Marx

¿Qué cualidad valora más en una persona?

El sentido del humor

Una comida

Eso, al menos una comida.

Una bebida

Coca Cola

Un libro

"El lobo estepario"

Una película

"La vida es bella"

Una canción

"Imagine"

Un deporte

Fútbol

Un estadio de fútbol

Anfield

Un hobby

Pasear en bici

Un jugador de fútbol para recordar

Maradona

Un jugador de fútbol para olvidar

Ninguno

Un lugar para vivir

Cádiz

Un lugar para visitar

Egipto

Un sueño

Despertarme cada día 

VAVEL Logo