El cine de terror: un género en caída libre
Foto: filmaffinity.com

El cine de terror: un género en caída libre

Las películas de la actualidad no son capaces de transmitir las mismas emociones que sus predecesoras.

erick-almache
Erick Almache

Con la celebración de Halloween, el mes de octubre es el indicado para que las productoras de cine saquen a la luz nuevos proyectos relacionados con el género de terror y así aprovechar el repentino y efímero interés de los espectadores en en este tipo de cine.

El problema de esta situación es que las cintas de terror han experimentado un bajón de calidad considerable, ya sea por propuestas poco atractivas o remakes insulsos que no llaman la atención.

En cuanto a las nuevas propuestas se aprecia un desesperado intento de las productoras de levantar el interés del espectador en un género cuya principal arma es su capacidad de sorpresa, cosa que no parecen entender dado su abusivo uso de historias simplistas, personajes aburridos y sustos fáciles.

El ejemplo más reciente de ello posiblemente sea la película Slender Man una cinta carente de alma incapaz de provocar verdadero miedo y mucho menos satisfacción en los espectadores, lo cual es una clara prueba de que no toda novedad es siempre recomendable.

El caso de los remakes es un tanto más preocupante, mientras que las nuevas cintas tienen un margen de mejora para poder corregir los errores en el futuro, los reinicios de la actualidad en el cine no hacen más que caer en los mismos errores del pasado o devaluar el trabajo de cintas pasadas. En esta situación uno se pregunta cómo es posible que se haya pasado de  la gran saga de Wes Craven en Pesadilla en Elm Street en los años 80, a un remake falto de carisma en el año 2010

Cómo es posible que el muñeco diabólico más famoso del cine haya dejado de lado su faceta terrorífica para ser un simple bufón cuyas películas ni si quiera se emiten en las salas de cine. Pero más importante aún, cómo es posible que un género tan atractivo como el slasher haya decaído hasta el punto manchar el legado de los grandes iconos del terror.

Sin duda el cine de terror ha entrado en un camino aún más sombrío que el de sus historias, por lo que cabe preguntarse si es algo que persistirá en el futuro o tomará un camino que devuelva a estas películas a sus etapas de éxito.

VAVEL Logo