Santa María del Campo, el descanso de la reina Juana
Monumento a la reina Juana en Santa María del Campo (imagen propia).

Santa María del Campo, el descanso de la reina Juana

Cuando fallece Felipe, llamado “el hermoso”, la Corte se alojaba en la ciudad de Burgos. Su esposa, la reina Juana I de Castilla, apodada “la loca”, queriendo satisfacer el deseo de su marido de ser enterrado en Granada, emprende en pleno diciembre un viaje por todo el territorio castellano jalonado de etapas de descanso, pues la reina se encontraba embarazada. No llegó más allá de Tordesillas, pero una de esas paradas de descanso tuvo lugar en Santa María del Campo (Burgos), una ciudad agradecida que dedicó un monumento a su memoria.

alma-leonor
AlmaLeonor López Pilar

Situada a apenas treinta minutos de Burgos, a una hora de Valladolid y a menos de dos horas y media de Madrid por la A-1, Santa María del Campo es una villa ideal para hacer una excursión y visitar la zona, pudiendo ampliar la visita hasta la localidad de Lerma, la próxima sede de las Edades del Hombre, llamada “Angeli”, este 2019.

Iglesia de la Ascensión de Nuestra Señora en Santa María del Campo (imagen propia)
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Santa María del Campo (imagen propia)

Una advertencia antes de seguir… en Santa María del Campo, por su situación a más de 800 metros en plena meseta castellana, la climatología puede traducirse en mucho frío e incluso nieve en los meses de invierno. ¡un frío que pela!

Iglesia de la Ascensión de Nuestra Señora en Santa María del Campo (imagen propia)
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (imagen propia)

Santa María del Campo gozó en el siglo XV del favor de los soberanos castellanos, como Juan II (1419-1454), que la nombra “cabeza de las Behetrías de Castilla” con todos los privilegios que eso conllevaba para sus habitantes (no estar sujetos a conde o abad, pudiendo elegir a su señor). Aún conserva alguna de las puertas de su antigua muralla: Puerta de la Fuente, de la Costana y el Arco de la Vega (o Negrillos). La reina Juana y su séquito eligieron, pues, este enclave sabiendo de su importancia. Se alojaron en lo que se hoy se llama “La casa del Cordón”, una casona rehabilitada en la que aún se puede apreciar el cordón franciscano y los medallones de los Barahona, primeros residentes en el edificio. Pero el principal atractivo de Santa María del Campo es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, un preciosísimo templo digno de llamarse “catedral”.

Portada Norte (imagen propia)
Portada Norte (imagen propia)

Data de los siglos XIII al XVI, que es cuando se levanta la ornamentada Portada Norte gótico-flamígera y la magnífica Torre plateresca de Diego de Siloé y Juan de Salas, que es la más grande de la provincia y, dicen, la más hermosa de Castilla.

Esculturas en la Portada Norte (imagen propia)
Esculturas en la Portada Norte (imagen propia)

En la Puerta Norte, que podría ser de la escuela de Simón de Colonia, se pueden observar muchísimos elementos ornamentales entre los que destacan varios leones y hasta un unicornio.

Unicornio en la Portada Norte (imagen propia)
Unicornio en la Portada Norte (imagen propia)

La Torre cuenta con varias esculturas renacentistas y platerescas en todos sus lados, varias gárgolas y una linterna ochavada del siglo XVIII construida cuando la anterior (del maestro Domingo de Ondátegui), terminó por derrumbarse tras sufrir los estragos del Terremoto de Lisboa de 1755.

Dintel de la puerta de la Torre (imagen propia)
Dintel de la puerta de la Torre (imagen propia)

En el dintel de la puerta de la Torre hay un techo lleno de angelotes y un conjunto escultórico de la Asunción de la Virgen que da nombre a la iglesia.

Torre de Iglesia de la Ascensión de Nuestra Señora (imagen propia)
Torre de Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (imagen propia)

Las visitas al interior se gestionan a través de los teléfonos 947174111  y 686857382, todos los días menos los lunes, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. Las obras artísticas del interior no desmerecen nada con respecto al exterior. Puede admirarse la sillería del coro del siglo XV, dos tapices que al parecer donó la reina Juana a la Iglesia tras su paso por la localidad, un púlpito mudéjar, tumbas tardo-góticas y varias tablas de Pedro Berruguete y Juan Sánchez, además de un conjunto escultórico en madera policromada alegórico de la Ascensión de Jesús a los cielos que fue expuesto este año pasado en la “Mons Dei”, la cita de las Edades del Hombre de Aguilar de Campoo.

Atrios externos de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora
Atrios externos de la Iglesia (imagen propia)

Todo el conjunto se completa con una escalinata que rodea el edificio religioso y varios atrios en diferentes niveles.

Atrios de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora (imagen propia)
Atrios de la Iglesia (imagen propia)

 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo