Crítica de 'Bajo el mismo techo'
Foto: filmaffinity.com

Crítica de 'Bajo el mismo techo'

Jordi Sánchez y Silvia Abril protagonizan esta irregular comedia dirigida por Juana Macias.

jorgecaracuel
Jorge Caracuel

Ya era hora de que viéramos a Silvia Abril haciendo un papel protagonista en la gran pantalla, en esta ocasión junto a Jordi Sánchez. La encargada de dirigir a estos dos reyes de la comedia española es Juana Macias, directora de Embarazados, y quien también escribe el guion del film.

Bajo el mismo techo cuenta la historia de un matrimonio que acaba divorciándose. A pesar de esta separación oficial, ambos deben seguir compartiendo piso al no encontrar a un comprador de la vivienda donde tanto tiempo han vivido. Además, ninguno de ellos tiene la liquidez suficiente como para irse a un nuevo apartamento.

Cada vez, más pesada

El film empieza de manera correcta, presentando de forma pausada (pero correcta) a los personajes para que así el espectador entienda su contexto. Sin embargo, lo que al principio parece dinámico, acaba por volverse muy repetitivo.

La comedia protagonizada por Jordi Sánchez y Silvia Abril funcionaría más como cortometraje que como largometraje. No tiene el interés suficiente como para tardar una hora media en explicar todo lo que tiene que contar. Bajo el mismo techo se va haciendo, cada vez, más pesada. Su forma de estructurarse en capítulos no le ayuda nada; al contrario, le resta dinamismo y provoca que el espectador se impaciente.

Además, sigue una fórmula parecida a la usada, por ejemplo, por Santiago Segura en Sin rodeos, pero sin la misma suerte: el incorporar cameos de actores o personalidades famosas sin venir a cuento, como es el caso de Dulceida o de Álex de Lucas da la sensación de que están metidos con calzador. Al final, es otro factor más que le resta dinamismo y agilidad.

Por último, se quedan algunas historias en el aire que el espectador hubiera agradecido que se resolvieran, como qué es lo que pasa con la relación de Silvia Abril y Malena Alterio.

Valoración: 2,5/5

Lo mejor: Ver a Silvia Abril en un papel protagonista

Lo peor: Que la película decaiga a cada minuto

VAVEL Logo