Crítica de Alita: Ángel de Combate
Foto: Cartel oficial de la película

Crítica de Alita: Ángel de Combate

Es una época muy emocionante para este tipo de producciones, la tecnología que el cine posee hoy en día permite trasladar propiedades épicas enteras de la página a la pantalla grande.

tonygavilanes
Tony Gavilanes

Hace varios años que el director, escritor y productor James Cameron adquirió los derechos de esta propiedad, un manga japonés de casi 20 tomos. James Cameron adapto el manga junto con el director Robert Rodriguez en un guión para la pantalla grande utilizando los 4 primeros libros de la serie en esta cinta.

La película está ambientada en un futuro distante donde la humanidad ha alcanzado la habilidad de reconstruirse a sí misma con partes cibernéticas. Nos hablan de una guerra que tuvo lugar 300 años antes de los eventos que nos muestran en pantalla, una batalla entre la tierra y aparentemente el planeta marte, una serie de androides desarrollados por la milicia marciana específicamente para el combate desaparecieron en esta épica batalla.

El Dr. Ido (Christoph Waltz) reconocido cirujano he ingeniero experto en biomecánica trabaja reparando ciborgs y atiende a cualquiera que necesite partes nuevas. En una búsqueda en el tiradero local encuentra partes de un androide antiguo que fue desechado, el doctor le reconstruye y le ayuda a volver a la vida otorgándole el nombre de su difunta hija "Alita" (Rosa Salazar). Poco a poco la androide adolescente recuerda pequeños fragmentos de su vida pasada y descubre que es más de lo que creía, una avanzada arma de combate militar.

El trabajo de James Cameron siempre se ha caracterizado por la innovación en sus producciones, ya sea a través de técnicas nuevas de filmación o desarrollo de revolucionarias herramientas de efectos especiales y ese precisamente es el caso con esta película, todo en la cinta esta espectacularmente bien construido para verse sumamente real, desde los cuerpos de los androides hasta el mundo a su alrededor, las batallas son épicas y el tono de combate es muy parecido al de un anime, éste elemento fusionado con la tecnología CGI (imagen generada por computadora) le da un aspecto diferente a toda la producción y realza la estética del film.

El director Robert Rodríguez quién es característico por sus producciones de bajo presupuesto ahora tiene la tarea de desarrollar esta historia con todas las herramientas a su disposición, su trabajo como dirigente y su atención a los detalles le hacen el candidato perfecto para dirigir la producción de James Cameron.

No solo es una historia basta en elementos con potencial de desarrollo, también cuenta con una narrativa diferente y efectos visuales sorprendentes, además es un recopilado de poder actoral. Tres ganadores del Oscar, incluyendo a Waltz, son reclutados para dar vida a los personajes y aunque en algunos casos no tienen mucho que ofrecer en pantalla, su sola aparición le da un toque extra de talento y glamur a la película entera. Jennifer Connelly (Dr. Chiren), Mahershala Ali (Vector), Ed Skrein (Zapan) y Jackie Earle Haley (Grewishka) son algunos de los fantásticos actores que esta cinta pone frente a nosotros, adicional a esto hay algunos divertidos cameos extras de grandes actores de renombre que probablemente sean utilizados más adelante.

Lo cierto es que el mundo de "Alita" es tan interesante y lo construyen de tan excelente manera que de inmediato interesa al espectador dejándolo con la sensación de querer saber más aunque la producción nos deje con más preguntas que respuestas. Uno de los errores más comunes en este tipo de producciones gigantescas es querer tratar de anticipar una respuesta positiva por el público y construir alrededor de esa idea como es elaborar secuelas o trilogías. Esta película se apoya tanto en el hecho de que existirá una cinta más, que no nos cuentan la historia completa, en su lugar nos ofrecen un desarrollo más profundo de los personajes y de algunas sub-tramas para favorecer el drama, como es una figura romántica. Esto puede ser un arma de doble filo porque si bien la cinta esta bien desarrollada y nos otorga lo suficiente de varios personajes, deja mucha de la historia fuera.

Es una película bien construida pero se siente incompleta, dura poco más de 2 horas y estás prácticamente no se sienten, pero cuando la cinta termina, la ansiedad de querer seguir viendo más o saber más de lo que sucede en este mundo ocasiona sentimientos encontrados. Ojalá la cinta arroje buenos números para asegurar una secuela pues en verdad merece tener una franquicia bajo su nombre.

Mientras tanto esta cinta es un agasajo de historia y efectos visuales con batallas épicas que nadie debe perderse, vayan a ver esta cinta de ciencia ficción y fantasía que va más allá de lo que ya conocemos, sus toques de anime le otorgan una inspiración distinta con tonos obscuros en la trama y arcos dramáticos desconcertantes muy al estilo "Akira" de 1988 o "Ghost un The Shell" (1995)

Valoración: 4/5

Lo mejor: Grades efectos visuales y una construcción del mudo distópico muy adecuada.

Lo Peor: La cinta nos deja con mas preguntas que respuesta, la trama se siente incompleta y no existe una conclusión inminente.

VAVEL Logo