Especial 8M: la mujer en el arte, mucho más que un modelo
fotos adquiridas en arte.laguia2000.com

Especial 8M: la mujer en el arte, mucho más que un modelo

Durante siglos, el hombre ha ocupado infinidad de salas en museos mundialmente conocidos, o las páginas de libros de Historia del Arte. Con el artículo de hoy, en homenaje del Día de la Mujer, veremos que esta desigualdad ha dejado muchas lagunas protagonizadas por grandes mujeres.

maria-perez-salado
María Pérez Salado

En el mundo artístico, la mujer siempre ha poseído un papel muy restringido a aspectos muy pasivos, como musas o modelos. Sin embargo, muchas mujeres llegaron a desarrollar muchas habilidades que quedaron a la sombra de los artistas masculinos. Pocas fueron las que se atrevieron a exponer sus obras públicamente, era algo impensable . No fue hasta la época moderna y contemporánea, que con el cambio de mentalidad, empezaron a surgir artistas femeninas, que destacaron por su originalidad y por retar al convencionalismo. 

Berthe Morisot (1841- 1895), fue la primera mujer que se unió al movimiento Impresionista. Como mujer de la alta burguesía, fue educada ámpliamente en ámbitos artísticos, pero fue a los 20 años, cuando entró en  la Escuela de Barbizon donde se involucró en círculos artísticos de prestigio. 

Desarrolló el Impresionismo francés, hasta el punto de llegar a exponer junto a Degas, Renoir o Monet. Su mejor obra, Detrás del desayuno, batió los récords de subasta en la casa de apuestas londinense Christie´s , por once millones de dólares.

Sonia Delaunay (1885- 1979), nació en Ucrania pero fue criada por su tío en San Petersburgo, donde recibió una educación cosmopolita. En 1903, viajó a Karlsruke, para impartir sus estudios de pintura, para luego continuar en París. Es una artista de vanguardia, en concreto el orfismo (corriente artística del arte abstracto que utiliza la luz y el color como medio de crear espacio y formas en un cuadro).  Fue la primera mujer a la que se le honró con una exposición en el Museo del Louvre.

Natalia Goncharova (1881- 1962), era también de la alta burguesía y estudió en la Escuela de arte, escultura y arquitectura de Moscú. Su estilo no deja de ser complejo, pues combinaba el arte icónico y el arte popular ruso con el futurismo y el cubismo; a pesar de esta mezcla, el público acogió muy bien sus obras.

Gracias a su exposición Le Coq d´or dió el salto a Europa como escenógrafa  y poco después de su muerte se reconocía su importancia dentro del panorama artístico ruso y europeo del S.XX, donde su obra Flores, estuvo valorada en 10,8 millones de dólares.

Frida Kahlo (1907-54) procedente de México, esta artistas combina de forma personal el estilo naif y folcrórico. La vida de la artista queda marcada y reflejada en sus obras por una serie de enfermedades que debilitaran mucho su salud, este estilo de vida tan intenso y de sufrimiento era el que ella quería transmitir. Estuvo casada con Diego Rivera, quien también agitó su vida. Aunque en vida ya era relevante, no fue hasta su muerte cuando sus obras tuvieron mayor relevancia.

Georgia O´Keeffe (1887-1986), estudió en la escuela de arte de Chicago y en Nueva York; además fue pionera en las artes visuales de Estados Unidos. Dedicó casi toda su vida al perfeccionamiento de su técnica, ya que en su obra, quería dar vida y expresión visual de las emociones en abstracciones con motivos de la naturaleza. Una de sus obras, Jimson Weed/White Flower No. 1 fue vendida en esta década por más de 44 millones de dólares.

Louise Bourgeois (1911-2010), con raíces francesas y norteamericanas, es considerada una de las artistas más importantes del arte contemporáneo donde su especialidad fue la escultura.  Vive en una época de vanguardias, ya que vive todo el siglo XX, con las cuales juega, mezclando así el surrealismo, el expresionismo y el posminimalismo. La obra más destacable de Bourgeois, es  Araña, en honor a su madre que era tejedora, que está valorada en 10,7 millones de dólares. Además era experta en transmitir las sensaciones más insólitas  y en cierto modo, las más difíciles de describir, a través de sus obras que están clasificadas como Arte Confesional. 

Esther Ferrer (1937), es una artista interdisciplinar nacida en San Sebastián cuya carrera gira en torno al arte de la performance. Crea un grupo de producción donde se incluyen objetos, fotografías y, perculiarmente, sistemas basados en series de números primos. El trabajo de Ferrer, se caracteriza por el minimalismo, el rigor, el humor, la diversión y el absurdo. Además este trabajo le fue premiado en 2008 con El Premio Nacional de Artes Plásticas de España y en 2014 con El Premio Velázquez de Artes Plásticas.

Ana Mendieta (1948-1985), de origen cubano pero residente en Estados Unidos. Su obra baila entre la performance y el Body Art,. dos tendencias poco convencionales con las que mostró varios rasgos de su personalidad; plasmando así un enfoque feminista. El hecho de su exilio, marcó mucho su obra, esa separación de sus raíces, y de su familia y el rechazo de su nuevo hogar al saber de donde procedía; hace que las obras de Mendieta sean un grito contra el racismo que ella y muchos más soportaban. También trató temas políticos, la violencia y la marginación. Por desgracia, su vida terminó demasiado pronto por las presuntas manos de su entonces marido, Carl Andre. Este final tan trágico supone, según otras fuentes: "un final fatídico y paradójico para lo que fue su vida, una constante lucha reivindicativa por la igualdad y la protección de la mujer". 

MEDIA: 4.7VOTES: 12
VAVEL Logo