Con la cruz a cuestas, a cuarenta días de la gloria
Cartel anunciador de la Semana Santa de Moriles 2019. Fuente: Ayto de Moriles.

Con la cruz a cuestas, a cuarenta días de la gloria

Comienza la Cuaresma  y con esta la cuenta atrás para la semana Mayor del pueblo de Moriles. Santeros, penitentes, directivos, figuras, organizadores… En definitiva, su gente, ultima los preparativos que hacen que el esplendor de estos siete días salga a relucir como cada año. 

carlosgomezz00
Carlos Gómez

Los días pasan, decimos adiós a lo hogareño de la Navidad y a la máscara de carnaval para saludar con alegría a lo que todos en este pueblo sabemos que se avecina. Moriles recibe y sabe lo que se viene, las frentes de la gente lucen una cruz hecha con ceniza… Llega el miércoles de ceniza y con él comienza la Cuaresma.

Con la cruz a cuestas como un Nazareno. Una cruz que pesa, que hace sudar, y que por momentos, provoca que nos replanteemos todo de nuevo: "no puedo más"; idea que desaparece cuando, por enésima vez, en nuestra cabeza aflora un impetuoso “SÍ” como respuesta a la pregunta: “¿Vale la pena?”. Respuesta que nos hace imaginar el día, el momento. Respuesta que trae lágrimas, recuerdos y sensaciones que ninguna otra época del año es capaz de suscitar. Y uno lo repite en voz alta: “vale la pena”,  se levanta y sigue adelante; y esta vez el dolor es dulce, gustoso e incluso placentero. Y avanza, con la cruz a cuestas, como un Nazareno.

Y lo que viene, nada más y nada menos es esa preciosa previa o preliminar al “espectáculo final”. Las decenas de Hermandades preparan su día grande: las palmas para el domingo, la cruz en perfecto estado, “izquierda alante”, las velas para el trono, “tallen a los santeros”, arreglar al cristo, la banda, las flores de la virgen, el estandarte, el manijero, el palio, las túnicas, los rostrillos, los plumeros…  

Voces, desacuerdo, discusiones en casa, quebraderos de cabeza, noches frías de ensayo… Quedan atrás y se hacen más llevaderas cuando visualizamos los días que se avecinan, cuando imaginamos en primera persona lo que llevamos viviendo desde pequeñitos. Esa cruz se vuelve indolora cuando una mezcla de sentimientos que recuerdan a felicidad ocupan nuestra mente. El terreno a caminar se allana cuando observamos, entre otras cosas, a las personas que han dedicado tanto tiempo a lo que nosotros también hacemos; a las que nos inculcaron todo lo bonito que tiene esta época del año, y por ellas seguimos. Para ayudar a los que están y recordar a los que no.

La Cuaresma inaugura su sucesión de eventos el pasado viernes 8 de marzo, día de la mujer, con el acto de presentación del cartel y pregón anunciador de la Semana Santa 2019. De repente, por las calles del pueblo, se ven asomar plumeros y un reluciente dorado ilumina las caras de los morilenses. El Imperio se acerca luciendo, para sorpresa de la gente, sus mejores galas, preparado para dar a conocer el cartel que él mismo ha protagonizado.

Pedro Romero de la Rubia, presentador del actor y autor del cartel, da comienzo a este, y sin tapujos ni ataduras, la faldilla roja cae y el cartel sale a la luz como un niño recién nacido, con ganas, incertidumbre y mucho trabajo detrás de tal maravilla. “Traicionado por 30 Denarios de plata”. El cartel representa el momento en el que Judas recibe el precio por el que ha vendido a Jesús a los romanos, dinero que le entrega Caifás, capitán del ejército. Este, escoltado por sus soldados, parte en busca de Jesús para llevarlo ante Poncio Pilato, encargado de juzgar al Mesías. La idea es única, original y particular de esta cofradía; la imagen, simplemente una maravilla; el ambiente, acorde con la situación de deslealtad que se vive. Precioso. Enhorabuena al autor y al Imperio Romano de Moriles.

Después de las palabras de la señora alcaldesa del pueblo, Paqui Carmona Alcántara, del presidente de la centenaria Corporación del Imperio Romano de Moriles, Juan Rafael Doblas Pérez y de nuevo, Pedro Romero de la Rubia, tendría lugar el pregón de Semana Santa, siempre realizado en este día, primer sábado de cuaresma y junto a la presentación de dicho cartel.

José María Alcántara Burguillos da la bienvenida a una Semana Santa más con un pregón escueto, sin florituras ni reverencias. Un recordatorio a los que están, a los que estuvieron, un repaso a la trayectoria de su Hermandad (el Imperio), agradecimiento a seres queridos y una bonita y original clase de historia, que abarca desde la creación de la ciudad de Roma hasta la actualidad. Bravo.

El Imperio Romano, con sus marchas renovadas, da dinamismo, como cada año, a un acto que concluye con la intervención del presidente de la Agrupación de Cofradías de Moriles, Juan Muñoz Jiménez  y el reparto de un ejemplar del nuevo cartel a un representante de cada hermandad. Los Romanos vuelven a su cuartel y dejan a Moriles con ganas tremendas de verlos desfilar el próximo Jueves Santo por sus calles.

Terminó el primer acto oficial de esta Cuaresma en Moriles. Las cofradías y sus gentes siguen preparando el deseado momento. Triduos, besamanos y demás cultos ponen luz a una etapa única en el pueblo en la que cada viernes  los cuarteles abren sus puertas y las charlas, historias y anécdotas  de Semana Santa no cesan.

El momento cúspide, el final del trayecto o la llegada a la meta es propicia de una sensación indescriptible, pero esto solo es posible si detrás hay un tiempo de dedicación y sacrificio, un camino y unos preparativos en los cuáles, en realidad, es donde se aprende todo y donde se adquieren estas vivencias que en el futuro serán contadas entre hermanos otro viernes de Cuaresma.

Y es que eso es lo bonito de esto. Que detrás de todo siempre está la palabra hermano, y entre hermanos las historias a lo largo del tiempo van a ser eternas.

Comienza este camino. A cuarenta días de la gloria.

MEDIA: 4.8VOTES: 17
VAVEL Logo