Eurovision 2019: 41 canciones que luchan por el micrófono de
cristal
Algunos de los participantes que más suenan // Fuente: Twitter: CommonESCGirl

Eurovision 2019: 41 canciones que luchan por el micrófono de cristal

Tras la retirada de Bulgaria el año pasado por no conseguir las expectativas esperadas y la de Ucrania hace unas semanas debido a la polémica con la elección de su concursante, el pasado 10 de marzo se daba por finalizada la etapa de preselecciones nacionales con 41 países participantes este año. 

silvi_rueda
Silvia Rueda Lozano

Anteriormente en VAVEL se ha hablado de algunos de los participantes que estos meses de preselecciones han ido saliendo a luz. En este nuevo artículo, se trae a las últimas incorporaciones y las últimas canciones que han dado por completadas las 41 participaciones de este 2019.

ÚLTIMAS INCORPORACIONES A LA LISTA DE PARTICIPANTES

Hatari - Hatrið mun sigra

Tras ganar el Söngvakeppni el pasado 2 de marzo, el grupo de performance de tecno y punk rock Hatari se ha hecho con el billete para viajar a Tel Aviv.

Islandia ha dado este año un giro de 180º grados a su candidatura. Pasar del tierno y adorable Ari Oláfsson con una balada muy eurovisiva titulada Our Choice a un grupo que dice que su objetivo es la caída del capitalismo, es un cambio tremendamente importante a la par que impactante. Y ya no sólo eso. Our Choice hablaba era un llamamiento a la paz y a la ayuda en comunidad, mientras que, Hatrið mun sigra significa, traducido literalmente del islandés, “el odio prevalecerá”. El caso es que, estos jóvenes islandeses, ya vienen dando guerra, y no en sentido figurado.

Posiblemente, este cambio de estilo musical, se deba a que Islandia lleva cuatro años sin clasificarse a la final y que, el año pasado, quedó última en la clasificación general y en su semifinal.

Anna Odobescu – Stay

Los moldavos lo intentan este año con una balada de diva y ventilador, muy típica en el escenario eurovisivo. Anna Odobescu fue la ganadora el pasado 2 de marzo de la preselección O melodie pentru Europa, con Stay.

Moldavia deberá jugar tan bien las cartas de la escenografía como el año pasado si quiere conseguir un buen puesto en la final. Para Lisboa, mandaron al trío DoReDos, con una canción que echó para atrás a todos los eurofans. Muchos catalogaban esta canción de música de feria. Nadie esperaba que el trío consiguiera el puesto número 10 en la final de Eurovisión 2018. ¿Cuál fue su truco? Un juego de puertas e ilusiones ópticas que dejó a todos impresionados. Dele al play y disfrute de este ingenio:

KEiiNO – Spirit in the Sky

Noruega deja atrás a antiguas glorias para optar por un trío que ha revolucionado el Melodi Grand Prix  de este año. Se llaman KEiiNO y cantarán Spirit in the Sky, un tema de base pop que mezcla la electrónica, el dance y el yoik. La letra está inspirada en luchas históricas por la igualdad, independientemente del género, la orientación sexual y la identidad

La canción comienza con el dúo que forman el cantautor Tom Hugo y la cantante Alexandra Rotan, para, en el estribillo, bastante pegadizo, unirse el rapero sami y cantante de yoik Fred Buljo, quién al final tendrá su solo cantando en yoik, un tipo de canto especial utilizado por el pueblo sami de Laponia. En la banda sonora de Frozen, puede escucharse un fragmento de este tipo de canto tan conocido por los países nóridicos.

El año pasado, Noruega intentó hacerse por cuarta vez en su historia con el micrófono de cristal presentando a una de sus glorias: Alexander Rybak. Ganó en 2009 y obtuvo el récord de mayor puntuación de aquel sistema de votaciones interpretando Fairytale, una canción a violín compuesta por él mismo. Sin embargo, no fue así el año pasado. Rybak volvió a Eurovisión interpretando un tema dance con su particular violín titulado That’s how you write a song y obtuvo el puesto número 15 en el ranking final.

Conan Osíris - Telemóveis

Portugal da, de nuevo, la nota este año, nunca mejor dicho. Han arriesgado en su propuesta, dándole un toque único al festival. Ya lo dieron hace dos años con el cantautor Salvador Sobral y su famoso Amar Pelos Dois, mandando una canción atemporal e íntima, muy poco vista en el festival hasta aquel momento. Así fue que Sobral le otorgó a su país su primera victoria tras más de cuarenta participaciones.

Pero este año es diferente. No es intimista, ni simple. Es extravagante y arriesgada.

El pasado 3 de marzo, Conan Osíris (de nombre original, Tiago Miranda) ganó el Festival da Cançao revolucionando Portugal con su propuesta.

Se titula Telemóvies (Teléfonos móviles) y es toda una tendencia en las plataformas musicales en su país. Es una canción que mezcla el Worldbeat, el Minimal techno y el Fado, a la par que la puesta en escena sorprende y asusta. Es mejor ver el vídeo, porque las imágenes hablan por sí solas.

Portugal, país anfitrión en el festival del año pasado, quedó en última posición con la canción O Jardim interpretada por Cláudia Pascoal e Isaura.

Oto Nemsadze – Sul tsin iare

Georgia ha optado otro año más por una canción en su idioma propio. Oto Nemsadze será el encargado, tras ganar el Georgian Idol, de representar a su país con una balada llena de fuerza y potencia vocal titulada Sul tsin iare (Sigo adelante).

El año pasado, Georgia no se clasificó a la final con el grupo Iriao y su canción etnho-jazz titulada For You.

Nevena Božović – Kruna

Serbia fue uno de los países que dieron la nota extraña el año pasado, pero no les fue nada de mal, llegando incluso a obtener un puesto que nadie se esperaba de ellos, pero, parece ser que este año han decidido cambiar por una balada típica.

Kruna (Corona) es la canción escogida en el Beovizija que interpretará en serbio/inglés la cantante Nevena Božović, quién tiene ya un recorrido en Eurovisión labrado. Primero participó en Eurojunior en 2007, quedando en tercer lugar, y años más tarde, en el 2013, en Eurovisión, como integrante del grupo Moje.

El grupo serbio ‎Sanja Ilić‎ & ‎Balkanika fue el que intepretó Nova Deca y quedó en el puesto 19 en la final.

Katerine Duska – Better Love

Después de la gran decepción griega del año pasado (segunda vez que no se clasificaba en su historia), vuelve este año con un tema totalmente distinto. Katerine Duska, mediante elección interna, será la que interprete un tema completamente actual y propio de las listas de éxitos. Se titula Better Love, y es totalmente distinto a todos los géneros que Grecia ha llevado al festival. Este tema puede recordar a otros éxitos de grupos como Florence + The Machine.

Katerine, catalogada como cantante de indie pop y soul, no era nada conocida en Grecia hasta ahora, ya que, aunque es hija de griegos, ha vivido en Montreal toda su vida. La cantante, ha hablado así de su tema: «Quería escribir una canción tierna con un espíritu de lucha sobre una palabra que usamos profundamente, pero que rara vez le damos un significado. Realmente es la manera de amar, a quien tú amas».

Grecia se llevó el año pasado el batacazo de su historia. Yianna Terzi no pasó a la final con su tema Oniro mou, el cual estuvo en las casas de apuestas rondando un top 10 en la final hasta la misma noche de la semifinal.

Serhat – Say Na Na Na

San Marino tira de otro de sus cantantes con pasado en el festival para participar este año. Serhat, quién realmente es de Turquía, fue elegido de forma interna para representar a San Marino con la canción Say Na Na Na, un tema que ha impresionado a los eurofans y que todos alaban la producción, tanto del videoclip como del tema.

Serhat ya representó a San Marino en 2016 con el tema I didn’t know¸ de estilo disco que impresionó por la originalidad pero que no pasó de la final. Este año, el productor y cantante turco vuelve a intentarlo con un estribillo pegadizo y parece ser que esta vez sí ha calado más.

San Marino, que tan sólo ha participado ocho veces en el festival y que, cuatro de ellas, han sido con Valentina Monetta, la cantante con más participaciones en el concurso, no consiguió pasar a la final el año pasado. Participaron un dúo formado por Jessika y Jenifer Brenning y una canción titulada Who we are.

Luca Hänni – She got me

Parece ser que Suiza ha dado con la clave este año para clasificarse. El país anfitrión y ganador del primer certamen de Eurovisión en 1956 ha escogido al joven cantante Luca Hänni para representar al país. Cantará She got me, de estilo completamente pop y actual.

Luca es conocido en su país por ganar en 2012 el Deutschland sucht den Superstar, la versión alemana del concurso musical Super Idol. Ahora, el suizo es uno de los favoritos en las casas de apuesta. Su videoclip ha superado el millón de visitas.

Suiza, que tiene un historial bastante triste (lleva desde 2013 sin pasar a la final) y ha ganado tan sólo dos veces, el año pasado se quedó rozando las puertas de la final. El dúo ZibbZ y su reivindicativa canción Stones fueron los que más posibilidades tuvieron de pasar en los últimos años.

Duncan Laurence – Arcade

Países Bajos sacó su candidatura, y las casas de apuestas se revolucionaron. Tras ser elegido internamente el pasado enero, Duncan Laurence reveló el videoclip de Arcade el pasado 7 de marzo y, desde el primer momento, desbancó a Italia y Mahmood de la primera plaza. Y no parece que quiera moverse de ahí.

Arcade es un que puede recordar a obras de cantantes como James Arthur. En esta ocasión, Duncan ha sido el compositor de este tema, y según cuenta para Eurovision.tv, se inspiró en la muerte de un ser querido cuando era joven. “Es una historia sobre la búsqueda del amor de tu vida. La esperanza por lo inalcanzable”.

Países Bajos, que lleva desde el principio del certamen y ha ganado 4 veces en su historia (la última en 1975), quedó el año pasado en el puesto 18 con el cantante de country Waylon y su Outlaw in ‘Em.

Zena – Like It

Bielorrusia prueba este año con una Anne-Marie nacional. Se llama Zena e intepretará Like It tras haber sido escogida en el Nacional'nogo Otbora. La cantante, de tan sólo 16 años, tiene mayor vinculación con el Eurojunior, pero esta vez ha dado el salto al festival grande.

Bielorrusia, que tan sólo se ha clasificado 5 veces desde que empezó en 2004, intentó clasificarse el año pasado con el cantante Alekseev y el tema Forever, pero no pudo ser.

Sarah McTernan – 22

Tras superar el año pasado la maldición (cinco años sin pasar a la final), Irlanda, el país con más victorias, vuelve con esperanzas de seguir adelante con su nueva racha. Para ello ha escogido a Sarah McTernan, quién interpretará 22 tras un proceso de selección interno de 430 canciones. Sarah no podía creerse que ella fuera la escogida por la RTÉ.

Sarah es conocida en su país por su tercer puesto en La Voz irlandesa en 2015, consiguiendo que los cuatro coaches se giraran para escogerla. Ahora, viajará a Tel Aviv con un tema alegre y muy de estilo de cantantes como Meghan Trainor.

En Lisboa el año pasado, Ryan O’Shaugnessy consiguió con su tema Together romper la maldición irlandesa y pasar a la final consiguiendo el puesto número 16.

Chingiz – Truth

Azerbaiyán viene a intentar remontar su caída del año pasado. Para ello han escogido a Chingiz, que interpretará un tema pop de influencias de flamenco y música tradicional turca titulado Truth.

Chingiz es toda una celebridad en su país desde que ganó el programa Idol en 2007, y llega a Tel Aviv para luchar por un buen puesto en la final.

Azerbaiyán ha estado en la última década en los puestos más altos de Eurovisión hasta el año pasado, en el que no consiguió clasificarse la cantante Aisel con su tema X My Heart.

Tulia – Fire of Love

Polonia tira de uno de sus mayores éxitos en su país. El grupo se llama Tulia y tienen como particularidad su estilo de música (mezcla folk tradicional con voces blancas y una producción actual) y sus vestimentas, el traje regional polaco.

El grupo femenino interpretará Fire of Love (Pali się).

El año pasado, Polonia no consiguió pasar a la final ni mucho éxito al presentar a Gromee y Lukas Meijer interpretando Light me up.

Tamara Todevska – Proud

Macedonia del Norte, que este año estrena nuevo nombre tras el cambio, presenta a una cantante que ya intentó en 2008 pasar a la final pero se quedó a la puertas. Tamara Todevska interpretará Proud, una balada triste de las de diva y ventilador.

Macedonia no tuvo nada de suerte el año pasado con el grupo de pop rock alternativo Eye Cue y su tema Lost and Found.

John Lundvik – Too Late for love

Aquí está la revolución sueca. Tras ganar el famosísimo Melodifestivalen, John Lundvik se ha hecho con el ticket para volar a Tel Aviv con uno de los temas más movidos y con un toque góspel titulado Too Late for Love.

Lundvik, con una gran carrera en Suecia, no sólo viajará a Tel Aviv en persona con su tema en Suecia. John es uno de los compositores de la canción de Reino Unido. Así que, participará por partida doble.

Suecia consiguió el año pasado un noveno puesto de forma bastante impresionante. Acostumbrados los eurofans a todos los temazos suecos (uno de los países con más victorias y con canciones y grupos mundialmente conocidos), los votos del jurado iban colocando el año pasado a Benjamin Ingrosso y su Dance You off en un segundo puesto, pero, con el voto del televoto, tan sólo obtuvo 21 puntos, cayendo hasta la novena posición.

Michela – Chameleon

Malta vuelve con la intención de pisar este año la final. Desde su salida, Chameleon es uno de los videoclips que ya ha superado el millón de visitas en el canal oficial de Eurovisión y Michela es toda una revolución. Su tema es totalmente pop y actual, con un videoclip que es una explosión de color.

Malta intentó el año pasado pasar a la final con el tema Taboo, compuesto por uno de los grandes compositores de Eurovisión, y la cantante Christabelle, pero no pudo ser.

Srbuk – Walking Out

Armenia ha optado este año por una canción en inglés y de sonido totalmente actual. Srbuk interpretará Walking Out, un tema lleno de fuerza vocal. La cantante es muy conocida en su país por su participación en numerosos concursos y los puestos conseguidos.

El año pasado, Armenia se quedó lejos de pasar a la final. Mandó al cantante nacional Sevak Khanagyan  que interpretó Qami

Kobi Marimi – Home

El país anfitrión presenta una balada a piano y a un cantante de voz grave y potente para defender el título que ganó el año pasado en Lisboa. Kobi Marimi, del que ya se habló en este portal cuando fue escogido, interpretará Home.

Israel ganó el año pasado por cuarta vez en su historia con la cantante Netta Barzilai y su ya conocido mundialmente Toy.

Estas han sido las últimas incorporaciones. Algunos ya estaban elegidos pero en anteriores artículos de VAVEL no se había hablado de ellos, y, otros, ya habían sido nombrados para hasta hace una semana, sus canciones no habían salido a la luz. Es el caso de:

Chipre (Tamta – Replay)

Finlandia (Darude feat Sebastian Rejman – Look Away)

Rusia (Sergey Lazarev – Scream)

Bélgica (Eliot – Wake Up)

Austria (PÆNDA – Limits)

Ya está todo preparado para dar comienzo a las últimas 10 semanas antes de la gran final del Festival de Eurovisión 2019. Son las últimas semanas de mayor trabajo, producción, entrevistas, escenografías y de las pre-parties en diferentes países (en Madrid será el próximo 19 y 20 de abril).

Eurovisión 2019 está llegando, y pronto tendremos a un nuevo ganador.

MEDIA: 4VOTES: 1
VAVEL Logo