'Vosotros sois mi película': una obra reflejada de forma errónea que no compensa el 'troleo' realizado en Sitges 
JoaquinPA, Wismichu, KAJAL NAPALM y Miare's Project, antes del estreno de 'Bocadillo' | Foto: atresplayer.com

'Vosotros sois mi película': una obra reflejada de forma errónea que no compensa el 'troleo' realizado en Sitges 

El documental tan esperado de Wismichu, recientemente estrenado de forma gratuita en Flooxer, no aporta mucho más de lo que ya enseñó el 'troleo' de 'Bocadillo'.

mircuot-seint
Adrián Ramos

Después de haber sido estrenada en el Festival de Málaga y proyectarse en varias salas de cine de España, Vosotros sois mi película, el documental de Ismael Prego (Wismichu), por fin ha visto la luz en Flooxer este domingo 31 de abril. El documental dirigido por el popular cineasta Carlo Padial enseña cómo se gestó el troleo efectuado en el Festival de Sitges.

Vosotros sois mi película era un estreno muy esperado por todos los públicos: desde los fans de Wismichu hasta los más cinéfilos. Desde aquel épico día 12 de octubre en el que Sitges y las redes se impactaron por la broma del youtuber, todos esperaban conocer que había detrás de Bocadillo, el sketch repetido en bucle durante más de una hora. Era imposible que un personaje público como este y Padial se jugasen su carrera por un simple troleo.

Wismichu, en el estreno de 'Bocadillo' en el Festival de Sitges | Foto: atresplayer.com
Wismichu, en el estreno de 'Bocadillo' en el Festival de Sitges | Foto: atresplayer.com

Sin embargo, el documental nos muestra fundamentalmente dos enseñanzas que ya habíamos aprendido después del troleo: la primera es que no podemos fiarnos de todo lo que vemos en internet, y la segunda, que las grandes industrias —en este caso la del cine— prefieren negociar con personajes públicos, sin importar si su producto es realmente de calidad o no.

Vosotros sois mi película no es más que una narración de cómo se llevó a cabo la broma en Sitges, empezando por cómo se ideó hasta que se efectuó, y que transmite la sensación de que se podría haber reflejado de una forma bastante más acertada con los medios de los que disponían, teniendo en cuenta sobre todo las altas expectativas que se habían creado al rededor de ella.

Podemos ver como tras publicarse el cartel y el tráiler de Bocadillo varios medios de comunicación ya se hacen eco de la noticia y pactan entrevistas con él. El documental lo aprovecha para vendernos que la prensa solo se interesa por personajes que mueven masas y no por pequeños directores sin experiencia alguna que quieren entrar en el mundo cine. Aunque esto sea cierto, la realidad es que los medios, para atraer a la mayor audiencia posible, deben hacerse eco de temas de interés general; y el hecho de que un youtuber que tiene más de ocho millones de seguidores haga una película es, obviamente, una noticia que provoca cierto interés a cualquiera, sobre todo a sus fans.

El tema de "no te creas nada de lo que ves en Internet" es un asunto muy recurrente y conocido por todos, por lo que la Carlo Padial tenía la gran oportunidad de abordarlo de una manera distinta y desconocida hasta el momento, pero lo cierto es que transmite exactamente el significado que justo después de lo ocurrido en Sitges.

Wismichu celebrando con sus amigos y su familia el estreno de la película | Foto: atresplayer.com
Wismichu celebrando con sus amigos y su familia el estreno de la película | Foto: atresplayer.com

Otro de los intereses era ver cómo es la vida de un youtuber. Al principio del documental Wismichu revela que nunca le ha gustado la fama. Cuenta que él era un simple crío que trabajaba en el Primark, y que de repente, un día, todo el mundo empieza a conocerlo por sus vídeos en YouTube. Pero lo cierto es que ese, sumado a una conversación que mantiene con María Rubio (Miare's Project), es prácticamente el único dato que se conoce de la vida de Prego como youtuber, a pesar de que acapara todo el reportaje.

A esto se le puede sumar el hecho de que sus amigos —también youtubers—, Joaquín Albero (JoaquínPA), Miare y David Cajal (KAJAL NAPALM), que forman parte del reparto de la película falsa y del propio documental, apenas tienen nada de protagonismo. De hecho, se puede ver como la propia Miare, después de que Wismichu dijera preocupado en referencia al público de la sala de Sitges de El Retiro que "esta gente no se merece lo que le vamos a hacer", le espeta en tono jocoso que "no hables en plural", para luego añadir que "nosotros también somos víctimas", dejando claro que el protagonista de todo es él.

El momento más interesante de la película es posiblemente cuando una gran compañía de cine, cuya identidad se desconoce porque está censurada, le ofrece a Wismichu proyectar su película en salas de España sin conocer el producto, a cambio de que este debe presentarse en cada proyección. El youtuber, en un papel de duro, le espeta a los representantes que la película tiene la suficiente calidad para que el público vaya sin la necesidad de que él acuda a los cines. 

Carlos de Diego, guionista del documental | Foto: atresplayer.com
Carlos de Diego, guionista del documental | Foto: atresplayer.com

Cabe destacar la aparición de Carlos de Diego, también guionista del documental, que es el único que interpreta un papel. Carlos de Diego hace de un reportero de vídeo ingenuo y pesado que aporta un tono de comicidad. Se puede ver como molesta a Wismichu mientras este está ofreciendo una entrevista a un medio, pidiéndole un selfi junto a sus hijos en dos ocasiones porque el primero no sale bien, lo que provoca el hartazgo de los presentes, o como aparece cuando todos se encuentran reunidos celebrando el estreno del filme, sin que nadie sepa cómo ha llegado hasta allí.

En conclusión, Vosotros sois mi película es una obra ciertamente entretenida que se queda en tierra de nadie tras no saber aportar mucho más de lo que ya enseñó 'Bocadillo'. Un documental que no compensa el troleo previo y que muy posiblemente no limpia la imagen del youtuber como quería lograr Ismael.

MEDIA: 3.7VOTES: 3
VAVEL Logo