'El juego de Gerald' dirigida por Mike Flanagan
Fuente: Vix.com

'El juego de Gerald' dirigida por Mike Flanagan

En el amplio catálogo de Netflix se encuentra este interesante thriller psicológico, adaptación de una obra de Stephen King.

andrea-zambrano
Andrea Zambrano

Dirigida por Mike Flanagan y escrita por el propio director junto a Jeff Howard a partir de la novela con el mismo título de Stephen King, El juego de Gerald (2017) se compone de una trama desafiante, tensa y perfectamente narrada.

Partiendo de una situación común y real como puede ser, la falta de complicidad en la cama de una pareja y sus problemas matrimoniales se va desgajando poco a poco hasta llegar a lo que verdaderamente importa y hay que enfrentarse tarde o temprano: los miedos, traumas y fantasmas del pasado.

Jessie (Carla Gugino) acepta ser esposada a una cama como parte del juego sexual que empieza su marido Gerald (Bruce Greenwood) en un intento por salvar su matrimonio y hacer de sus vidas algo más estimulante. El repentino infarto que sufre Gerald significará que Jessie tendrá que enfrentarse a la soledad, miedos y pesadillas para salir de la cama.

En cuanto al reparto, ambas interpretaciones son sobresalientes. En tanto que Greenwood en papel de Richard encarna al tipo de hombre que ha marcado el pasado y el presente de su mujer; un tipo sabiondo, manipulador y violento.

Por otra parte, aquí Carla Gugino se enfrenta a uno de los papeles más difíciles de su carrera, demostrando la calidad en su trabajo a través de un personaje asustado marcado por las heridas del pasado, pero valiente y firme al mismo tiempo.

El estado de suspense y la sensación de agobio se plantean gracias a la protagonista y las manifestaciones que crea en su cabeza de ella misma y Richard que van entrando y saliendo de escena para que no resulte monótono el desarrollo de la trama.

Junto a momentos de puro terror, combinados con una dosis de gore, y los continuos flashbacks hacia la infancia de Jessie para comprender sus temores, el espectador mantiene la tensión en todo momento. Iniciando un viaje cuyo final no parece que vaya a llegar.

El público encuentra aquí una adaptación bastante fiel a la novela. Nada que ver con las diversas adaptaciones que se sacan habitualmente y solo tienen de Stephen King la etiqueta de "thriller psicológico". 

Finalmente, quizás en la parte final de la película se hace uso de una técnica muy común en películas de terror. Cuando todo se ha resuelto, empieza a escucharse la voz en off de Jessie narrando su vida tras los dramáticos hechos. Sin embargo, este recurso es necesario ya que traducido a imágenes haría del filme algo eterno y sin sustancia. 

Una trama sencilla pero potente y unos personajes escasos pero esenciales, incluye a este filme en el listado de películas de películas obligatorias que ver en Netflix.

VAVEL Logo