Análisis del 28-A
Sánchez durante la pasada campaña electoral. Fuente: Vavel España.

Análisis del 28-A

La izquierda consigue frenar los ataques de la extrema derecha y ahora las miradas apuntan a Pedro Sánchez y su responsabilidad para formar gobierno. 

ana-victoria-prados
Ana Victoria Prados Cordones

Pues sí, llegaron las ansiadas elecciones. Llegaba el final de unas de las campañas más igualitarias y disputadas en la historia de nuestra política, lejos quedan ya aquellos tiempos donde el bipartidismo se turnaba los escaños.

La izquierda afrontaba la jornada con incertidumbre y miedo, ya que tras el impulso de la extrema derecha en Andalucía en el 2D tras casi cuarenta años de gobierno socialistas, había expectativas de que podría llegar a pasar lo mismo.

El bando de la derecha llegaba pletórica y con ganas de seguir mostrando su buen estado de forma con un claro objetivo “echar a Sánchez de la Moncloa”.

Pero ya no valían los sondeos, había llegado la hora de la verdad. Rozando casi el 76% de participación ciudadana, uno de los índices más altos de los últimos tiempos, la población decidió que el mapa de España debía volverse a pintar de rojo.

PSOE conseguía 123 escaños, un poco lejos de la mayoría absoluta, pero con negociaciones va a gobernar, PP (el gran perdedor de la noche, lograba tan solo 66 escaños), muy cerca de esos 66 escaños se encuentran los 57 de Ciudadanos. Como cuarta fuerza política encontramos a Unidas Podemos (42 escaños) y, por último, el principiante Vox que se estrena con 24 escaños.

Una de las comunidades donde llama más la atención la victoria del PSOE es en Andalucía, donde hace muy poco tiempo se formaba un gobierno de derechas (Ciudadanos, Vox y PP). El alto porcentaje en estas elecciones nos da a entender que la izquierda se ha movilizado para frenar el impacto de la extrema derecha.

El gran perdedor de la noche fue sin duda Pablo Casado (PP) que eran bastante optimista al empezar la jornada, pero toda la alegría se esfumó cuando empezó el escrutinio. Es evidente que el 28-A ha logrado fragmentar a la derecha y se encuentra en sus peores momentos; Ciudadanos, uno de los partidos con los que Sánchez puede pactar para lograr la mayoría, declaró ayer tras los resultados que se niega a pactar con él.

Santiago Abascal (Vox), cuyos sondeos eran bastantes optimistas, han logrado obtener 24 diputados, su mensaje ayer era claro; “esos 24 diputados van a hablar por los que nos han querido silenciar” (haciendo clara alusión al boicot sufrido en los debates), para algunos medios la no presencia en los medios de comunicación les ha fastidiado.

Pero el claro vencedor es Pedro Sánchez (PSOE) que ahora tiene la ardua tarea de formar gobierno. Ayer Pablo Iglesias (que no ha obtenido los resultados deseados, pero que se muestra positivo por poder formar “un gobierno de izquierdas”), felicitó públicamente a Sánchez por la victoria y le pidió que no pacte con Rivera (algo que también pudimos oír en la sede del PSOE en la voz de los militantes socialistas).

¿Con quién pactará Sánchez? ¿Habrá un gobierno de izquierdas junto a nacionalistas o independentistas? ¿Aceptará Rivera pactar con Sánchez? Estas son algunas de las preguntas que todos nos hacemos, pero que solo el tiempo será capaz de resolverlas.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo