Guía VAVEL Eurovisión 2019: 10 curiosidades sobre el festival
Logo ofical // Fuente: eurovision.tv

Guía VAVEL Eurovisión 2019: 10 curiosidades sobre el festival

El Festival de la canción de Eurovisión es el programa de televisión más antiguo en el mundo que aún se retransmite. En 2015 recibió el Record Guinnes al concurso más longevo de la historia. Los próximos 14, 16 y 18 de mayo se celebra su 64º y en VAVEL hemos querido recopilar algunas curiosidades sobre el concurso.

silvi_rueda
Silvia Rueda Lozano

Eurovisión es mucho más que música.

Es espectáculo, mezclado con cultura, idiomas impronunciables para aquellos que no lo hablan y muchas emociones, sobre todo emociones. Tristeza, emoción, euforia (como la que tanto mencionaba Loreen en 2012), ganas de bailar, cantar y reír. Porque, Eurovisión, recrea lo que es la vida misma y la recoge en casi tres horas de espectáculo que pasan cada año a la historia. Sin contar el sinfín de ensayos que hay por detrás de cada actuación, otras historias que no salen a la luz pero que tienen la misma importancia.

Eurovisión está llena de historias. De historias, anécdotas y curiosidades. Este artículo va dedicado a ellas, a las más sonadas en la historia del festival, y, además, a aclarar algunas dudas típicas:

1.EL CONCURSO ESTÁ INSPIRADO EN UNA PRESELECCIÓN

Eurovision nace en como un programa de entretenimiento para unir a toda Europa después de haber sido dividida y afectada por la Segunda Guerra Mundial. Es creada por el suizo Marcel Bezençon, presidente de la Unión Europea de Radifusión allá por 1956, y se inspira en el Festival de San Remo de Italia para crearlo, que por aquella fecha cumplía cinco años en emisión.

Actualmente, San Remo es la preselección italiana de cada año para escoger un candidato: El ganador del programa tiene la oportunidad de ir a Eurovisión si realmente lo desea. De este concurso han salido cantantes de talla internacional como Toto Cotugno, Eros Ramazzotti, Umberto Tozzi, Emma Marrone, Marco Mengoni, Il Volo, Francesco Gabbani o Laura Pausini.

2. EL AÑO DE LOS CUATRO GANADORES

1969 pasó a la historia en el festival por una curiosa coincidencia: un cuádruple empate.

El reglamento por aquellos años no había considerado nunca que pudiera ocurrir ni tan siquiera un empate de dos países, por lo que, la UER, tuvo que aceptar que España, Francia, Reino Unido y Países Bajos eran las ganadoras de la 18º edición. Tal situación provocó un escándalo que algunos países tomaron como insulto y al año siguiente bajaron los participantes, por lo que, en 1970, se estableció la regla de que si dos o más países empatan, tendrán que volver a interpretarse una vez más y el jurado escogerá la canción ganadora.

Todo aquello ocurrió en España, concretamente en el Teatro Real Madrid. El año anterior, había ganado Massiel con su famoso La, la, la (canción compuesta originalmente en catalán por Joan Manuel Serrat pero que se tuvo que interpretar en castellano por cuestiones políticas. La canción contiene 138 la, la, la, por cierto.).

España, como ya se sabe, ganó al año siguiente con Salomé y su Vivo Cantando, pero, no volvió a acogerse en España el festival. Por sorteo, Países Bajos fue quién celebró el certamen de 1970.

3.SER O NO SER EUROPEO

Cuántos comentarios se escuchan del tipo “Israel por qué participa en Eurovisión si no es de Europa” “¿Australia? ¿Qué hace ahí?” en la noche de Eurovisión. Es normal que al principio descoloque, pero, todo tiene su explicación.

El nombre del festival no implica que los países participantes tengan que ser de Europa. El concurso es competencia de la UER (Unión Europea de Radifusión) no de la Unión Europea. Muchos países que no son de la UE pero son de Europa también participan. Es por ello que, países como Israel, Azerbaiyán, Georgia o incluso Marruecos han participado en el Festival, por ser miembros activos de la UER.

El tema de Australia viene por otra cuestión.

En 2014  la UER, decidió invitar a Australia para cantar al final de la gala, antes de las votaciones debido a los grandes datos de audiencia que obtenía el concurso en el país. Los australianos, desde hace años, sigue el concurso como una fiesta más en su país, por lo que, gustó tanto la idea, que, en 2015, la UER negoció con ellos para que entraran en el concurso. Así, en la 60º edición, Australia debutó como participante de Eurovisión. Aquel año, pasó directamente a la final, pero, en las siguientes ediciones, ha tenido que pasar por semifinales primero. Como curiosidad, Australia ha estado siempre en la final y ha conseguido entrar en el top 10 sus primeros tres años. La edición pasada quedó en el puesto 20.

4.SER O NO SER DEL PAÍS QUE REPRESENTAS

El reglamento de Eurovisión no habla en ningún momento de que el cantante tenga que tener la nacionalidad del país por el que participa. Así es como, cada año, algún cantante, no es del país que representa. Este año, por ejemplo, Serhat de San Marino es turco o Victor Crone de Estonia es realmente sueco.

El hecho de que esta regla no exista, ha dado lugar a dos anécdotas muy curiosas durante todo este tiempo:

Las candidaturas de Luxemburgo

Desde 1956 hasta 1993, Luxemburgo faltó a la cita solo en 1959. De todas sus participaciones, Luxemburgo ganó 5 veces, siendo solo superado por Suecia e Irlanda. Lo curioso es que, ninguno de sus ganadores, era natal de Luxemburgo. Jean-Claude Pascal (1961), France Gall (1965), Anne-Marie David (1973) y Corinne Hèrmes (1983) eran franceses y Vicky Leandros (1972) griega.

Realmente, Las ocasiones en que un luxemburgués participó por Luxemburgo son contadas. La gran mayoría de los artistas que participaron eran extranjeros, principalmente de Francia, aunque también hubo belgas, canadienses, alemanes, neerlandeses, griegos, estadounidenses, británicos e incluso las españolas Baccara.

Céline Dion, ganadora de Eurovisión

Son muchos los que se sorprenden cuando un eurofan cuenta que Céline Dion estuvo en Eurovisión. Y más se sorprenden cuando les dicen que ganó. Así es. Antes de saltar a la fama con la BSO de Titanic, la cantante canadiense fue a Eurovisión por Suiza en 1988 y ganó con la canción Ne partez pas sans moi, un hito en la historia del festival.

A parte de Céline Dion, hay muchos otros famosos cantantes a los que no se les relaciona en el certamen. Olivia Newton-John, la famosa Sandy en Grease, se presentó a Eurovisión por Reino Unido, su país de nacimiento, en 1974, quedando en 4ª posición. Bonnie Tyler, la famosa intérprete británica de Total Eclipse of Heart, estuvo en 2012. En España están de ejemplo Raphael (1967, puesto 7º) y  Julio Iglesias (1970, puesto 4º)

5.ABBA NACIÓ EN EUROVISIÓN

Sí. ABBA no es un invento de la saga Mamma Mía, ni ABBA saltó al estrellato con esa canción. ABBA se nació en Eurovisión y Waterloo, la que es considerada la mejor canción de la historia del festival, les abrió las puertas al mundo. Y, además, lo hizo a lo grande. Rompiendo los esquemas de lo que hasta entonces se conocía en Eurovisión.

El cuarteto formado por Benny Anderson, Anni-Frid Lingstad, Björn Ulvaeus y Agnetha Fälkstog, nació en 1972 en Suecia. En 1973 se presentó al Melodifestivalen (preselección sueca desde tiempos inmemorables) la pequeña Eurovisión para muchos) con el tema Ring, Ring¸ debutando en su país como grupo pero obteniendo un tercer puesto que nos les permitió ir al festival.

En 1974, ABBA decide revolucionar el mundo de la música y de Eurovisión, marcando un antes y un después en la historia musical.

Hasta entonces, en el festival sólo ganaban baladas dramáticas o románticas en el idioma nativo del cantante. ABBA, no sólo presenta un tema en inglés y de estilo pop, el estilo que empezaba a romper esquemas por aquellas fechas, sino que, encima, el tema es pegadizo y la puesta en escena totalmente colorida y discotequera.

El ABBA que todos conocen se presentaba ante Europa, y conquistaba todo con Waterloo. Detrás de aquello, surgirían temas como Mamma Mía o Dancing Queen, y vivirían años de fama absoluta hasta convertirse en el icono que son hoy.

6.EL MEJOR CANTANTE DE EUROVISION

El mejor cantante de Eurovision de todos los tiempos es Johnny Logan. Al menos de los primeros 50 años del certamen.

Johnny Logan es una leyenda en Eurovision, es un icono para eurofans y cantantes del festival y, sus dos mayores éxitos, perduran en el tiempo. El irlandés, en la década de los 80 y principio de los 90, revolucionó, como ABBA, el Festival. Su victoria en 1980 con la balada What’s another year le sirvió para dar el salto a la fama. No contento con aquello, siete años después volvió a los escenarios con Hold me now, una balada mejor, más poderosa, con más energía en el estribillo. Y volvió a ganar. Johnny Logan se convertía así en el primer cantante que ganaba dos veces el concurso.

Logan ha ganado dos veces como intérprete, lo que ya le convierte en una leyenda, pero, por si fuera poco, tiene una tercera victoria en su palmarés. En 1992 se presentó Linda Martin por Irlanda con el tema Why me?. Irlanda se embolsó una nueva victoria aquel año y con Johnny Logan como compositor de la obra.

7.EL QUE MÁS HA PISADO EUROVISIÓN

Valentina Monetta, la leyenda eurovisiva. Nunca otro cantante ha pisado Eurovision tantas veces ni ha conseguido tantos récords. La sanmarinense ha sido la que más veces ha representado a su país desde que está en el festival hace menos de quince años (2012, 2013, 2014 y  2017).

Por si fuera poco, Monetta ostenta otros tres récords que nadie más ha superado aún:

Es la cuarta representante en la historia que ha participado tres años seguidos, después de la suiza Lys Assia (1956-1958), la neerlandesa Corry Brokken (1956-1958) y el austriaco Udo Jürgens (1964-1966).

Además, en 2017 consiguió ser la representante que en más ocasiones ha participado en toda su historia, con cuatro participaciones en tan solo 6 años.

Por último, es la única representante sanmarinense que ha logrado meter a la pequeña república en la Final del certamen en 2014, con la canción "Maybe (Forse)”. Quedó en antepenúltimo lugar (24º puesto), con 14 puntos, pero hizo historia para su país.

La televisión de San Marino ya ha reconocido a Valentina como "la mujer más famosa de San Marino" y los eurofans como "la mayor leyenda eurovisiva".

8. EL MAYOR GANADOR Y EL MAYOR PERDEDOR

El país que más veces ha ganado Eurovisión ha sido Irlanda, con siete victorias en el palmarés. Por detrás, le sigue Suecia, con seis. Como ya se contaba en una curiosidad anterior, se deduce que, de las siete victorias, dos (y tres contando con la composición), son de Johnny Logan (1980, 1987 y Linda Martin en 1992). Antes de aquellas, Irlanda ya había ganado en 1970 con la joven Dana  y su All kinds of everytings.

Después de la era Logan, tras Linda Martin en 1992, Irlanda se embolsó dos victorias más seguidas (Niam Kavanagh con In your eyes  en 1993 y Paul Harrington y Charles McGettigan con Rock ‘n’ Roll Kids en 1994). El certamen de aquel año, el de Rock ‘n’ Roll Kids, fue el único que no se celebró en Dublín, sino en un pueblo 1.500 personas al oeste del condado de Cork.

Dos años después, en 1996, Irlanda obtuvo el récord y su última victoria hasta la fecha con Eimear Quinn y su canción The Voice.

En los últimos cinco años, Irlanda sólo ha conseguido clasificarse una vez, el año pasado con Ryan O’Shaughnessy y su canción Together, quedando el 16º.

9.LA EDAD EN EUROVISIÓN

La regla de que hay que ser mayor de 16 años para participar en el concurso nace en 1990, cuatro años después de que una niña ganara el concurso. Años antes, ya Francia en 1969 presentó a un niño, y una década después le siguió España con un coro de niños y Dinamarca con un corista infantil.

En 1986, ganó Sandra Kim, de Bélgica, con J’aime la vie. Tenía 13 años cuando aquello, y, aunque se habla de que la televisión belga pudo mentir en su edad, diciendo que tenía 17, cuando obtuvo el premio, se descubrió que era una niña. No se censuró ni se le vetó el premio, pero, desde entonces, se decidió tomar medidas. Actualmente, existe el Eurojunior, un concurso para niños del mismo estilo que Eurovisión.

Así como hay edad mínima para participar, no hay edad máxima. Es por eso que, las representantes más mayores que han participado en Eurovisión lo hicieron recientemente. El grupo ruso Buranovskiye Babushki se presentó en 2012 en Bakú para representar a su país. Este grupo entrañable presentó una canción titulada Party for everybody, un tema que llegó a obtener el medalla de plata aquel año.

10.LA MAYOR PUNTUACIÓN

Hasta hace unos años, con el penúltimo sistema de votación, el récord lo ostentaba Noruega (el país que más veces ha perdido), pero, desde el cambio en 2016, Portugal, el país que hasta la fecha había tenido peor suerte en la historia del Eurovisión (40 años tuvieron que esperar ganar), se hizo con el récord.

En 2009, el noruego (nacido bielorruso) Alexander Rybak obtenía el mayor récord de puntos hasta el momento con 387 puntos (16 países de la final le otorgaron la máxima puntuación). Su tema Fairytale, compuesto e interpretado por el joven, supuso un antes y un después en su vida y en Eurovisión. Nada más ganar el Melodi Grand Prix noruego se convirtió en el máximo favorito para ganar Eurovisión, y, así lo hizo. Él y su violín forman ya parte de la historia del Festival. Curiosamente, el año pasado, volvió a presentarse con un tema totalmente diferente pero siempre con su violín. Obtuvo el puesto 15º con su That’s how you write a song. Intentó hacerse un Johnny Logan pero no lo consiguió.

En 2017, un año después de que el sistema de votaciones cambiara, para darle más importancia al voto de los espectadores, Salvador Sobral conseguía la primera victoria para el país luso en el certamen, y, además arrasaba en puntos. Obtuvo 758 puntos, arrebatándole el récord al noruego.

 

 

 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo