Villanos, los grandes tapados del cine 
Foto: Naver

Villanos, los grandes tapados del cine 

La inclusión de antagonistas se ve desmerecida de manera injusta en muchas ocasiones.

erick-almache
Erick Almache

En toda obra con argumento, los focos se centran siempre en la trama y el protagonista de la misma. La construcción apropiada de un personaje interesante y el desarrollo de una historia atractiva, son las bazas fundamentales en las que se apoya cualquier cinta. Sin embargo, la excesiva atención que reciben estos elementos, hace que en ocasiones se deje de lado otro concepto que merece la misma atención, el villano.

El villano ha sido a lo largo de la historia del cine la parte más infravalorada de la trama. El público, deseoso de  encontrarse con una historia llena de giros y acciones que consumen el camino del protagonista, deja de lado el peso que tiene un buen villano para llevar a cabo esos objetivos.

La labor del antagonista va más allá de ser un simple obstáculo para el protagonista, es por ello que resulta necesario desvelar algunas de las claves que debe reunir un buen villano. Ante todo, el villano debe tener una motivación, una razón que le lleve a actuar de las maneras más despiadadas. Han sido incontables las ocasiones en las que se han visto villanos carentes de un trasfondo sólido que explique sus acciones, dando como resultado personajes planos y carentes de de interés. Por otro lado, un villano también se mide en base a la gravedad de sus acciones, pues de nada sirve un enemigo que no ponga en dificultades al protagonista, precisamente la dimensión del conflicto generado por el villano, es lo que hace que su resolución resulte más meritoria y por ende, más satisfactoria.

Por último, una cualidad crucial, es que el villano de la historia posea rasgos con los que el espectador se pueda identificar, da igual que se trate del malo, lo que se necesita como observador es encontrar algo que haga mirarse en el espejo del villano para identificarse con él y para valorarlo como parte fundamental de la historia.

Tras haber nombrado las cualidades presentes en los villanos, resulta casi vergonzoso que una labor tan meritoria se vea reducida hasta el subsuelo, por una falta de rigor a veces presente en los fans del cine.

VAVEL Logo