Crítica de 'El hijo'
Foto: Sony Pictures

Uno de los grandes estrenos en cuanto a terror de este 2019 es sin duda, El hijo, una propuesta muy original, que toma como referente la mitología de superhéroes como Superman y se plantea qué ocurriría si estos héroes se dedicaran a hacer el mal en vez del bien. Además, está producida por James Gunn, director de Guardianes de la Galaxia; y escrita por sus hermanos Brian Gunn y Mark Gunn.

La experiencia al salir de ver esta película es realmente satisfactoria. Es un producto bastante sencillo en su planteamiento, pero no impide que sea tremendamente efectivo. Además, cuenta con un reparto bastante eficiente, destacando Jackson A. Dunn (Vengadores: Endgame), como Brandon Breyer, conocido como ‘el hijo’; y Elizabeth Banks (Los juegos del hambre), como la madre de este niño. Ambos están realmente bien en sus respectivos papeles.

Aunque este sea el primer proyecto de largometraje del director David Yarovesky, presenta una dirección muy sólida, y con algunas ideas y movimientos de cámara muy originales y efectivos.

También es importante destacar la gran violencia explícita que posee la película, que llega a ser algo realmente arriesgado, pero muy divertido de ver en una propuesta como esta, y que además solo hace que reforzar aún más su lado de serie B. Porque al final es eso, una serie B que mezcla terror y gore con la mitología superheroica que tanto está de moda en la actualidad. Y esto consigue ser más que efectivo para el espectador que busca pasar un buen (o mal) rato en el cine.

En conclusión, nos encontramos ante el que puede ser un inicio de una saga de serie B muy satisfactoria y divertida de ver para aquellos que aman la mitología superheroica y que quieren ver un nuevo punto de vista de esta. Lo bueno de esta propuesta es que no necesita demasiado para funcionar, y para que el público disfrute con una idea sencilla, pero bien ejecutada.