Europa enfría al escepticismo
Frans Timmermans, candidato socialista a la CE, y Josep Borrell. EFE

Europa enfría al escepticismo

La subida de los liberales y los verdes contribuye a reforzar el mensaje de Europa tras la bajada de los conservadores y socialistas. El PSOE, primera fuerza del grupo socialista europeo

inigozzamalloa
Iñigo Zabala Zamalloa

Europa respira. Ni la ultraderecha, ni las fuerzas euroescépticas, ni los populistas serán fuertes en Bruselas. Conservadores, verdes, liberales y socialdemócratas seguirán respaldando, reforzando y consolidando una Unión Europea fuerte, vetando y aislando a las fuerzas más escépticas. 

Y todo ello, es sobretodo gracias a España. Con una de las tasas de participación más altas -respondiendo a la coincidencia de comicios-, la única fuerza política que cuestiona los principales valores de la UE, ha obtenido tan solo tres escaños (ganará uno más si Reino Unido abandona la UE).

España vuelve a frenar a la ultraderecha

Vox, que presumiblemente se sentará en el Parlamento Europeo junto con la extrema derecha europea, no ha pasado del 6 % de los votos, lejos, muy lejos de los resultados que han alcanzado otras fuerzas de similares características. En Reino Unido, el partido del Brexit cuyo líder, Nigel Farage, tiene como único objetivo la salida inmediata de la UE, ha arrasado. En Francia, la nueva marca de Le Pen para Europa se ha impuesto al partido de Macron. En Italia, la fuerza de ultraderecha de Salvini también ha obtenido unos grandes resultados, confirmando la primera posición que obtuvieron en las generales del año pasado. Por suerte, España no es Francia, Italia o Reino Unido. 

La bajada de la ultraderecha también es notable en Holanda -donde los socialistas de Timmermans se han impuesto de forma sorprendente-, en Austria o en Alemania. Socialistas y conservadores también han visto reducido su apoyo y por primera vez,  su suma no pasa del 50%. El descenso del bipartidismo europeo responde al auge de los liberales- segunda fuerza en Francia, Reino Unido, primera en Bélgica y Finlandia- y el de los verdes ( segunda fuerza en Alemania, tercera en Francia y Reino Unido). Ambos grupos han capturado el voto que socialistas y conservadores han perdido, frenando así a una ultraderecha que no ha tenido los resultados que esperaban. 

España ha votado mayoritariamente a una lista encabezada por un político con mayúsculas que lo ha sido casi todo en Bruselas y que representa fielmente los valores que la Unión Europea tiene que consolidar, reforzar y difundir. Josep Borrell ha logrado, tras 15 años, liderar una victoria de los socialistas españoles.

Con su amplia victoria -un 33%- el PSOE es la primera fuerza de los socialistas europeos, convirtiéndose en el principal partido político socialdemócrata. Lejos quedan aquellos temores de la desaparición, la "pasokización" o el "sorpasso". Los socialistas son hoy en día el principal bastión, la principal fuerza progresista en Bruselas. Y con ello, Europa puede respirar más tranquila. 

MEDIA: 4VOTES: 1
VAVEL Logo