El "Efecto Podemos" se desmorona
Pablo Iglesias junto a sus compañeros en un acto electoral. Fuente: Cuenta Oficial de Facebook de Pablo Iglesias (@IglesiasTurrionPablo).

El "Efecto Podemos" se desmorona

Esta es una de las conclusiones que se pueden sacar tras los resultados cosechados en las dos últimas elecciones, sobre todo, en el reciente 26-M, donde ha perdido algunos de los principales ayuntamientos. 

ana-victoria-prados
Ana Victoria Prados Cordones

El partido liderado por Pablo Iglesias (Podemos) comenzó su andadura el 16 de enero de 2014, desde entonces, su importancia ha ido en ritmo ascendente. Llegó a colarse en algunos ayuntamientos muy importantes, como es el caso de Madrid con Manuela Carmena.

Pero los problemas y los malentendidos entre los miembros del propio partido, empezaron a crear desconfianza entre los propios militantes del partido de Pablo Iglesias, y se llegó a fragmentar diferenciándose claramente varios bandos.

A pesar de ser uno de los más beneficiados tras los debates electorales previos a las elecciones del pasado 28-A, ahí empezaría su ritmo descendente que culminaría estas elecciones del pasado fin de semana, donde cosechó uno de sus peores resultados.

Los principales ayuntamientos que ha perdido son Barcelona, Madrid (quizás uno de los más relevantes, de manera inesperada, lo más probable es que Manuela Carmena no pueda volver al ayuntamiento de Madrid), Valencia, Zaragoza, La Coruña, etc. 

La única esperanza actualmente de Podemos, es la revalidación en el ayuntamiento de Cádiz a cargo de José María González (Kichi). Pero el problema es que el candidato de Adelante Cádiz cada vez está más desvinculado de la dirección nacional de Podemos (se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta).

Analizando, el resurgimiento de la izquierda socialista (PSOE) que se encuentra en su mejor momento, algo que se pudo comprobar en las generales y que se ha refutado aún más en la cita electoral del pasado 26-M, ha podido influenciar en esta caída de Podemos. O incluso que muchos de los que se sentían identificados con el bando de la izquierda se han "radicalizado", y han decidido pasarse al bando de la derecha "donde hay más variedad".

Lo que sí es evidente, es que el partido de Pablo Iglesias va a tener que empezar a cambiar su estrategia, ya que su discurso ha cambiado de "exigir un puesto en el Gobierno con Pedro Sánchez", a ofrecer "apoyo" al nuevo futuro presidente del Gobierno.

Para hacerse una idea de la caída de la fuerza morada, hay que mencionar que en los municipios con un censo en torno a los 100 habitantes, ha perdido de media el 30% de los sufragios con respecto al resultado de 2015 (fueron sus primeras elecciones).

El partido de Pablo Iglesias no se encuentra en su mejor momento, y se verá si su colaboración para investir a Pedro Sánchez servirá para volver a impulsar la fuerza morada. 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo