La caída del PP
Pablo Casado, líder del Partido Popular. Fuente: Cuenta Oficial de Facebook de Pablo Casado (@pablo.casado.blanco). 

La caída del PP

El Partido Popular atraviesa su peor momento tras el fracaso en las dos pasadas convocatorias electorales. 

ana-victoria-prados
Ana Victoria Prados Cordones

El Partido Popular afrontaba la carrera hacia las dos fechas electorales en menos de un mes con mucho optimismo, con un mensaje de la “derecha tradicional”, pero ahí viene el problema.

La derecha ya no está solamente representada por el partido liderado por Pablo Casado, sino que ahora también encontramos a Vox (extrema derecha) y Ciudadanos. Por lo tanto, las personas identificadas con esta ideología tienen “más variedad”, lo que ha provocado que la derecha se fragmente, quedando como gran perjudicado el Partido Popular.

En las dos campañas para las elecciones Pablo Casado no era precisamente de los líderes mejores valorados. Y en los dos debates a cuatro que pudimos disfrutar en televisión previos al 28-A, muchos expertos apuntaban a que en ese momento el Partido Popular “ya estaba perdiendo las elecciones”.

Pero cuando se revelaron los datos de las primeras elecciones, empezaba la caída del PP. El mapa de España había dejado de ser azul para volver a convertirse en rojo (victoria del PSOE), las lágrimas de Casado reflejaban perfectamente que su partido no estaba atravesando por el mejor momento.

Casi sin tregua y sin apenas poder analizar y asumir los primeros resultados, afrontábamos las segundas elecciones (municipales, autonómicas y europeas) en la que se reiteró el buen estado del partido socialista y uno de los peores momentos del Partido Popular.

Lo único positivo en todo esto para Pablo Casado, es que uno de los sitios fuertes es lo que continúa su mandato es en el Gobierno de Andalucía gracias a un pacto con Vox y Ciudadanos desde el pasado 2 de diciembre.

Es evidente que el Partido Popular necesita darle un giro a su guión, hasta ahora utilizado, renovar filas, buscar nuevos objetivos para volver a donde estaba. Sus resultados cosechados son tan malos en algunos puntos, que no le dejan ni la opción de formar parte de la oposición.

Seguramente uno de los grandes culpables en que el partido de Pablo Casado no esté pasando su mejor momento sea desde su propia ideología con la irrupción de Vox, que ha fragmentado más aún a la derecha, el cual no ha cosechado los resultados esperados pero son optimistas de cara al futuro.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo