Ruptura de Valls con Ciudadanos
Manuel Valls ex primer ministro francés. Fuente: Cuenta Oficial de Facebook de Manuel Valls (@manuelvalls).

Ruptura de Valls con Ciudadanos

La "relación" entre Manuel Valls y el partido liderado por Albert Rivera ha sido bastante corta contra todo pronóstico, aunque algunos expertos apuntan a que estaba condenada al fracaso. 

ana-victoria-prados
Ana Victoria Prados Cordones

Los acercamientos entre Manuel Valls y Albert Rivera comenzaron en 2017, pero no fue hasta el año pasado cuando se confirmó su incorporación. Desde el primer momento, Valls marcó distancia con el partido naranja declarándose independiente.

Su proyecto para conseguir Barcelona pasaba por liderar una plataforma de independientes y que integrara a miembros de Ciudadanos. El resultado fue Barcelona pel canvi-Cs.

La relación empezó a debilitarse en las pasadas elecciones andaluzas (2-D) cuando los resultados revelaban la victoria de la derecha que terminaría formando un bloque para gobernar (Vox, Ciudadanos y PP). Este suceso no contentó al ex primer ministro francés.

Otro hecho fue la manifestación de Colón, Valls no iba a acudir a la cita, pero, tras la presión del partido liderado por Rivera, este acudió, pero no apareció en “la foto” con el resto de los líderes.

Poco a poco, la relación se fue enfriando. Durante la campaña electoral para las elecciones generales, Valls no participó en los actos de campaña de Ciudadanos y llegó incluso a demostrar descontento ante el cordón sanitario al PSOE. Para las municipales marcó más distancias aún.

Tras las últimas elecciones, el ex primer ministro francés declaraba “Cualquier alianza para conquistar la comunidad autónoma o una gran ciudad, y pienso en la capital de España, sería una ruptura total y definitiva con un partido”, expresando su opinión ante un posible pacto con Vox (para el que llegó a pedir un cordón sanitario en 2018).

Los resultados en las elecciones municipales en Barcelona, cuyas alternativas de Gobierno de Colau o Ernest Maragall (ERC) han terminado rompiendo una relación que cada vez estaba más frágil. Esto ha provocado que Ciudadanos se quede con cuatro concejales y Barcelona pel canvi con dos.

Resulta curioso que su unión empezó porque coincidían en la lucha contra el independentismo catalán y con esta relación se harían más fuertes para desbancar a Ada Colau de Barcelona. Pero, los resultados cosechados en las últimas elecciones en ese mismo lugar, unido a una serie de acontecimientos que poco a poco han ido enfriando esta corta unión, no han logrado apartar a Colau y encima, el propio partido naranja se ha desintegrado en dos bandos (Ciudadanos y Barcelona pel canvi).

VAVEL Logo