Críticas a la tercera temporada de Stranger Things
Millie Bobby Brown, protagonista de la serie. Fuente: Hobbyconsolas.com

Críticas a la tercera temporada de Stranger Things

Tan solo una semana después del estreno de su tercera temporada, esta ficción de Netflix ha conseguido levantar pasiones en el público.

lauramegiassantos
Laura Megías Santos

Tras dos años de descanso, los hermanos Duffer, creadores de la serie, vuelven a traernos una temporada fresca como el verano, pero renovada.

Stranger Things 3 regresa para enseñarnos las aventuras de este grupo de amigos, obligándoles a enfrentarse al Demogorgon en un escenario ochentero perfectamente conseguido. Esto último en concreto, ha girado en este estreno en torno al verano de 1985, diseñándolo con esas piscinas llenas de niños y padres, el gran centro comercial repleto de tiendas de helados, salas de cine en las que se proyecta 'Regreso al futuro' y canciones consagradas de la década. Así, y gracias al gran presupuesto con el que ha podido contar la creación, se consigue una perfecta ambientación como uno de los puntos a destacar de la ficción.

De igual manera, en esta nueva temporada se presenta a nuestros protagonistas como unos adolescentes preocupados por temas más maduros como las relaciones afectivas y sus efectos al grupo de amigos de siempre. Will (interpretado por Noah Schnapp) será el encargado de personificar el anclaje en el pasado del personaje, soñando todavía con esos juegos de mesa. Sin embargo Lucas (interpretado por Caleb McLaughlin) y Mike (interpretado por Finn Wolfhard) darán vida a esos niños que con el paso de los años comienzan a interesarse por sus relaciones con chicas. Dustin (Gaten Matarazzo), por su parte, se separará del grupo para adentrarse en otras aventuras en compañía de personajes ya conocidos como Steve (Joey Keery) y otros nuevos como Robin (Maya Hawke).

Así, diversos medios de comunicación han emitido ya sus respectivas opiniones acerca del estreno:

Ben Travers, de Indiewire: "La temporada 3 de 'Stranger Things' ofrece un nuevo capítulo encantador, más profundo de lo esperado y, en última instancia, agradable. Los ocho episodios pasan volando, evitando la hinchazón que plaga en otros originales de Netflix (...) Incluso con anuncios llamativos de Coca-Cola y Burger King, el aspecto de la temporada es bastante estelar. Los fans estarán contentos, los escépticos detectarán problemas, pero es difícil luchar contra la sensación de que esta mega franquicia aún sabe cómo divertirse".

Kevin Yeoman, en Screenrant: "Se acabaron los ajustes de temporadas anteriores, y en su lugar aparece una historia gratificante, cinematográfica y fluida, que ofrece numerosos arcos satisfactorios con personajes comprometidos en escenarios entretenidos que juegan con sus diferentes fortalezas. Sobre todo, 'Stranger Things 3' hace retroceder el generador de nostalgia de la serie. En su lugar, encuentra todo el combustible que necesita en la propia historia del show (...) Como resultado, la serie finalmente se convierte en el tipo de espectáculo de aventuras extravagante y extremadamente ambicioso que habría dominado los cines durante los años 80, en lugar de una serie de televisión simplemente obsesionada con las películas de esa década".

En la revista Time, Judy Berman: "Como los pilares de la ciencia ficción y el terror familiar de los años 80 que saquean descaradamente -o, ehm, celebran-, estos ocho episodios nuevos yuxtaponen arcos de 'coming-of-age' y las consecuencias de la vida y la muerte, relaciones reales y monstruos fantásticos, lo dulce y lo burdo. Combatir fuerzas sobrenaturales resulta ser el catalizador perfecto para varios ritos de paso de adolescentes. El trabajo en equipo es primordial. Los niños (particularmente la extravagante y procapitalista hermana de 10 años de Lucas, Erica, interpretada por Priah Ferguson) dicen cosas adorables. El final es agridulce".

No todo han sido reacciones completamente positivas. En el Telegraph, Ed Power: "La única nostalgia que sentirás al ver 'Stranger Things 3' (Netflix) es por la novedad y el gran entusiasmo de la primera temporada de 2016 (y, en menor medida, por su copia de 2017). Desde 'El Retorno del Jedi' hasta el final 'Regreso al futuro', la regla de oro de las franquicias palomiteras de los años ochenta fue que la entrega número tres siempre era la más floja. Así se demuestra de nuevo aquí, ya que los Duffer reciclan su ya usada bolsa de referencias retro con un efecto cada vez más decepcionante".

Por último, Brandon Kats de Observer: "¿A dónde va 'Stranger Things' desde aquí? Por supuesto, hay una escena postcréditos para atraer al público hacia lo que se espera que sea la cuarta y última temporada del programa. Pero, ¿cuántos cataclismos puede enfrentar un grupo de niños de una pequeña ciudad antes de que empiece a sentirse como algo viejo? La temporada 3 equilibra las risas con la encantadora nostalgia de los simpáticos personajes que luchan contra los horrores que se avecinan. Sin embargo, parece que está apuntalando su pasado para justificar su presente. Lo mejor que Netflix podría hacer para maximizar el beneficio de su marca es renunciar ahora mientras aún están en la cresta de la ola".

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo