ConciertOT en Cádiz: un fin de gira improvisado y agridulce
Concierto de OT 2018 en Cádiz // Image: Silvia Rueda Lozano

ConciertOT en Cádiz: un fin de gira improvisado y agridulce

El concierto de OT de Cádiz estuvo protagonizado por la triste noticia de que se convertía en el último de la gira tras la cancelación de los dos últimos. Los 'triunfitos', entre lágrimas y agradecimientos, dieron fin a su gira de verano por toda España. 

silvi_rueda
Silvia Rueda Lozano

21.30h. La noche empezaba a caer en Cádiz y los gritos surgían con los primeros golpes de batería y los primeros focos. El último concierto de Operación Triunfo 2018 estaba a punto de empezar. Móviles a sus puestos. Apunten. ¡Fuego!

La grupal de This is Me abría el show. Los 16 ya 'extriunfitos' salían sobre el escenario para empezar el que iba a ser el último concierto. La emoción era palpable sobre el escenario. Noelia, por ejemplo, fue incapaz de terminar su primera intervención sin llorar. Era la última vez, el último This is Me a coro, el último concierto juntos.

El Concierto OT de Cádiz tuvo el honor y la desgracia de convertirse en el cierre de Operación Triunfo 2018.

Un día antes, los 'triunfitos' dieron la noticia: Cádiz sería el último concierto de la gira. Las actuaciones en Pineda de Mar y Almería no habían cumplido las expectativas de ventas de entradas y, por ello, tuvieron que ser canceladas. Tampoco el de Cádiz podía presumir de un sold out por ser el último. Las gradas contaban con el 75% de los asientos ocupados (gran parte de ellos eran familiares de los concursantes), y la pista, apenas llegaba la gente a ocupar las tres cuartas partes del recinto.

La cancelación les dejó un sabor agridulce a los 16 concursantes, que, durante todo el concierto, no dejaron de recordar que era el fin. El fin de la gira de verano. Porque, aún parecía que, después de las noticias, quedaban resquicios de fe entre ellos en que, el concierto de Cádiz, no iba a ser el último.

Las primeras presentaciones las hicieron los anfitriones. Julia Medina y Dave tenían el honor (o la mala suerte) de terminar su gira en su tierra. No querían que el ánimo decayera, por eso, se convirtieron en un gran dúo que venía con intenciones de hacer de la noche, una de las mejores. Hicieron un discurso de agradecimiento a los fans, al programa y al equipo. Recordaron siempre que era “el último de la gira de verano”, y agradecieron el apoyo a familia y amigos presentes que estaban en las gradas para disfrutar del concierto de los paisanos.

Alfonso abrió las actuaciones solistas. El primer expulsado de la edición cambió el tema Pégate  de Ricky Martin que cantó en la Gala 0 por su primer single. Nadie Te va a Querer levantaba la pista entre saltos y trajo a los 'triunfitos' al fondo del escenario para bailar. Alfonso de OT, ya bautizado como Alfonso de La Cruz, había empezado la fiesta.

Tras él, llegó Joan Garrido con su sex-appeal versionando The Bed I made de Allen Stone y su inglés justillo. Y, luego, el dúo gaditano. Julia y Dave llegaron con la alegría de Vivir con su versión del tema de Estopa y Rozalén. Al final de la actuación, el público sacó globos rosas como símbolo del cáncer de mama, el tema principal de la canción.

Tras ellos pasaron María y Famous con su versión de 1,2,3, África y su God is a woman de marca blanca pero gran destreza vocal y Noelia y Alba con un Respect poco potente. Se notaban que los ánimos estaban calando entre unos 'triunfitos' emocionados.

Damion salía al escenario confesando que iba a ser la primera vez que hablaba en un concierto. Dio las gracias por él y por todos sus compañeros antes de comenzar con su versión de Give me love de Ed Sheeran. Las luces de los móviles de todos los presentes se encendieron para acoger la actuación más íntima de la noche. Comenzó desafinada, pero pudo salvarse poco a poco.

A Damion le siguieron, Natalia y Famous con Feel it Still. Al público se le notaba bajo de ánimos. Parecía que se había disipado la emoción. Pero, Sabela llegó para levantarlo. Con su familia en la grada, la gallega disfrutó cada momento de su actuación y eso se notaba. Curiosamente, lleva la salsa en sangre y su sublime interpretación de El Cuarto de Tula hizo que el ánimo volviera a su cauce. Profesionalidad de pies a cabeza. Cambió el final de la letra, dedicándosela a Cádiz, a sus fans y al concierto, y el público se volvió loco con ella.

La emoción y las lágrimas llegaron con Marta sobre el escenario. La malagueña no pudo contenerse. One More Try de George Michael se tiñó de emoción, pero, la joven, entre lágrimas, supo dar lo mejor de su voz. Al final, confesó que todos los 'triunfitos' estaban llorando tras el escenario.

El dueto de Sabela y Alfonso estuvo musicalmente muy flojo. Échame la culpa estuvo desacompasada y con poca fuerza. Parecía música de chiringuito. Y ellos le ponían ganas. El hecho de que fuera una canción tan conocida hizo que no cayera demasiado.

Siguieron los duetos con Marilia y Joan que dieron el toque musical con Another day of sun y Miki y Carlos que trajeron el buen rollo y la poca vergüenza con su interpretación de El ataque de las chicas cocodrilo. Marilia trajo la dulzura con Hasta La Raíz. Y todos, todos los que pisaban el escenario, recordaban lo agradecidos que se sentían de estar allí.

Dave le dio el toque gaditano a la fiesta. Después de cambiar su tema de OT por su single Que suerte la mía,  que fue todo un éxito en el muelle, salió junto a Julia Medina con las camisetas personalizadas que el Cádiz C.F les había regalado a los triunfitos. El sanluqueño hizo que todos cantaran el himno del Cádiz que dedicaron al difunto Juan Carlos Aragón.

La elegancia llegó de la mano de Alba Reche y su interpretación de She Used to be Mine. El amor de Damion y África se vio por última vez en su actuación de Perfect. El gallego de Sabela sonó por última vez en la otra punta del mapa bajo las notas de Benditas Feridas.  Y Alba y Natalia, con sus nuevos peinados tan idénticos, interpretaron Toxic.

La noche de Cádiz envolvió a una Julia Medina impecable con su 90 minutos y el público entró en parada cardíaca cuando parecía que los rumores se iban a hacer reales aquella noche. El público gritaba “que se besen” tras ver un dúo cariñoso entre Julia y Carlos Right. No ocurrió. Pero el público se quedó conforme con la declaración de él: "Estoy enamorado de Cádiz, y cada día más".

La locura llegó de la rockera Maria, que terminó su actuación de Voy en un coche tumbada sobre el público. Miki cambió su tema en catalán de la gira por Celébrate, su primer single tras la aventura de Eurovisión, y trajo la energía al escenario. Arriba, abajo, al centro, a los lados… Una actuación digna de una clase de crossfit. Y Natalia cambió otra de sus actuaciones en el programa por su polémico single Tarántula.

Y la recta final estuvo protagonizada por dos actuaciones sublimes del ganador, Famous, por las 'mamarrachas' y su Este amor ya no se te toca, el dúo entre Famous y Marta, la Llorona de Alba Reche... Así hasta la grupal de Somos. La más importante de la noche y la más emotiva. Era el final de la etapa. Había llegado la hora de terminar Operación Triunfo 2018.

Pero la gente necesitaba La Venda antes de marcharse. Lo que ere sonaba por todo el recinto. Y Miki, con la camiseta del Cádiz, terminó de ponerle punto y final a un show que Sabela había descrito perfectamente: “Este es un concierto agridulce. Lo dulce lo ponéis vosotros, el público, y lo agrio, la noticia de saber que este será el último”.

El concierto de Operación Triunfo 2018 en Cádiz se convirtió en el último en la última hora. La falta de venta de entradas y los precios les sentenciaron. Pero, no por ello, los 'triunfitos' y sus fans más leales dejaron que la música se disipara.

MEDIA: 5VOTES: 12
VAVEL Logo