Crítica
de 'Remember Me'
Foto: filmaffinity.com

Crítica de 'Remember Me'

Martín Rosete dirige un emotivo film con Bruce Dern y Caroline Silhol.

jorgecaracuel
Jorge Caracuel

El alzhéimer siempre ha dado juego en la historia del cine, y este es uno de los principales temas de Remember Me, dirigida por el español Martín Rosete, lo que supone su segundo largometraje (tras Dinero), y con un cast de lujo encabezado por Bruce Dern y Caroline Silhol, y que también cuenta con Verónica Forqué.

Remember Me cuenta la historia de un amor imposible entre Claude, un hombre viudo de setenta años y Lilian, una mujer que tiene Alzhéimer y está ingresada en una residencia especializada. Con la ayuda de su amigo Shane, Claude decide fingir la enfermedad e ingresar en la misma residencia para poder estar junto a ella.

Lo más interesante de Remember Me no es la historia que cuenta, que al fin y al cabo puede estar un poco trillada, sino cómo se cuenta. El introducir el personaje de Tania, nieta de Claude, una adolescente problemática que se volcará con la historia de su abuelo, hacen que la cinta esté llena de sentimientos y, sobre todo, de una honestidad envidiable.

Caroline Silhol es pura honestidad en el film, y su papel de Lilian la eleva a lo más alto. Todo funciona gracias a los sentimientos que transmite y a su mirada, que sabe decir mucho sin tener que recurrir a lo verbal. Por otro lado, Bruce Dern está entrañable y tierno en la medida justa, sin sobrepasarse ni caer en el exceso. Su equilibrio es lo que hace que Remember Me sea más que correcta al no pecar de empalagosa. Además, sus toques cómicos reducen su gran peso dramático, por lo que el equilibrio es una de las principales virtudes del notable segundo largometraje del español Martín Rosete.

Valoración: 3,5/5.

Lo mejor: La asombrosa química entre Bruce Dern y Caroline Silhol, y la capacidad que tienen para transmitir con pequeños gestos.

Lo peor: En algunos momentos es más densa de lo que pretende.

VAVEL Logo