‘Cristal Oscuro: La era de la Resistencia’ es mucho más
que una serie de marionetas
Imagen Promocional | Netflix

‘Cristal Oscuro: La era de la Resistencia’ es mucho más que una serie de marionetas

La precuela de la película de 1982 recupera lo mejor de la original y ofrece una ficción muy entretenida y muy bien hecha.

guillermo-garcia-maroto
Guillermo García Maroto

Hace unas semanas aparecía en el catálogo de Netflix una serie que apenas había tenido repercusión y promoción en las redes sociales, pero que de repente ocupaba la primera plana del servicio OTT. La serie de la que hablamos es ‘Cristal Oscuro: La Era de la Resistencia’.

Tras muchos años sin arrancar debido a problemas en la fase de preproducción, la serie basada en la idea de Jim Henson llegaba a Netflix y, al fin se hizo realidad.

‘Cristal Oscuro’ está ambientada en el mundo fantástico de Thra, muchos años después de los acontecimientos que suceden en la película. Los inmortales Skeksis, unas horrorosas criaturas venidas desde otro lugar, gobiernan sobre los Gelfling sin que estos sepan la terrible verdad que se esconde detrás de su reinado: Y es que su vida eterna nace del Cristal que mantiene en equilibrio. Sin embargo, el poder del cristal parece estar muriendo. Cuando los protagonistas Rian, Brea y Deet lo descubren, trataran de recuperar un planeta que les pertenece.

Clip de la serie | Netflix
Clip de la serie | Netflix

Con esta sinopsis puede parecer que estamos ante una historia de lo más manida. Sin embargo, el hecho de que todo esté conformado por marionetas reales y no por animación digital es lo que le da el plus que la ha convertido en una de las mejores series del año. En un mundo en el que los efectos digitales imperan en todas las series y superproducciones, se agradece que se recuperen viejas costumbres que parece que han sido apartadas de nuestra televisión en pos de formatos más baratos, pero menos emocionantes. Porque hay que decirlo: que ‘Cristal Oscuro’ utilice marionetas es, sin duda, un valor añadido. Puede ser que para el público general sea un factor que reste más que sume, pero si le dan una oportunidad seguro que no se arrepentirán.

A todo este esfuerzo sobrenatural del área de producción hay que añadir la bonita historia que han construido Jefrey Addiss y Will Mathews. El guion contiene todas las características que se atribuyen al género de aventuras: el nacimiento del héroe, una búsqueda para conseguir sus objetivos, la existencia de un enigma y persecuciones, entre otras. Todos los tópicos están ahí. Sin embargo, no es algo negativo. Todo lo contrario. Se apoya muy bien en ellos y construye un mundo muy completo y entretenido para el espectador. Recuerda mucho a historias amables que hemos visto mil veces en el cine como El Señor de los Anillos, y la verdad es todo un halago poder compararlo con la obra de Tolkien y la saga de Peter Jackson.

Además, es imposible no empatizar con los personajes. Tenemos a la inocente Deet, la valiente Brea y el revolucionario Rian. Los guionistas son se limitan a construir bien al trío protagonista, sino que el mundo de los secundarios está lleno de personajes adorable que incluso muchas veces robaran la atención de los protagonistas. Hay que destacar sobre todo al paladín Hup, a Madre Oghra y a los Skeksis como Chamberlain (que aunque precisamente adorable no es, es muy interesante seguir sus maquiavélicos pasos).

En definitiva, ‘Cristal Oscuro’ es un producto entretenidísimo que recuerda al cine de antes. Al que está hecho con mimo, con creatividad desbordada y con la única pretensión de que pasemos un rato agradable.

 

VAVEL Logo
CHAT