Crítica de "Forest of Love": un descenso hacia la locura colectiva
Imagen obtenida del tráiler de la película en YouTube

El nuevo filme de Sion Sono, cineasta considerado por algunos críticos internacionales como uno de los mejores directores japoneses actuales y que es conocido por películas como The Suicide Club, Love Exposure Cold Fish,  se estrenó la semana pasada en la plataforma digital Netflix. Al contrario de lo que se pudiese esperar no es un largometraje que se estrenara primero en cines en Japón sino que es una cinta original de la plataforma. 

La película se llama The Forest of Love y es un thriller basado, por lo menos ligeramente, en hechos reales cuya sinopsis es la siguiente: "Shin es un joven que acaba de llegar a Tokyo, cuando conoce a Jay y a Fukami, dos aspirantes a cineasta que se proponen ayudarle a perder la virginidad y le presentan a Taeko, una joven bastante casquivana. Cuando Jay le propone a Taeko se acueste con Shin, esta se niega pero le ofrece  presentarle a Mitsuko, una antigua compañera de instituto. Sin que lo sepan los chicos Mitsuko y Taeko están traumatizadas debido a las muertes de sus mejores amigas del instituto y la chica de quien ambas estaban enamoradas, Eiko, y mientras que Taeko  trata de seguir llevando una vida de sexo y alcohol, Mitsuko se pasa la vida encerrada en su habitación. Sin embargo, esa mala experiencia no será nada comparado con lo que ellas y los tres chicos cuando el carismático Joe Murata entre en sus vidas."

La historia de la película se podría describir como un descenso a la locura repleta de escenas muy perturbadoras, por ejemplo de abuso físico y mental o descuartizamientos. Un descenso a la locura del que los personajes no podrán escapar y de la que el público no podrá apartar los ojos, especialmente porque algunas escenas son completamente hipnóticas.

La cinta no tiene un guión sin fallos, por ejemplo dos de los giros del final fallan un poco (uno no era demasiado convincente, mientras que el otro se puede predecir un poco antes de lo que el director, que también es el guionista, pretendía), pero lo cierto es que cumple su objetivo de entretener y provocar en el espectador una creciente sensación de incomodidad según van pasando los minutos de duración.

Los personajes principales de la película están muy bien escritos, todos tienen una personalidad única y una historia interesante. Está bastante bien seguirlos a lo largo del filme y Sono consigue que el público se interese por ellos, que se preocupe cuando piensa que les puede pasar algo malo o, en algún caso, que odien al personaje lo suficiente para desear su muerte.

Las actuaciones de los miembros del reparto son realmente buenas y resulta bastante difícil elegir una que resaltar, pero los trabajos de Kippei Shiina, quien interpreta al personaje de Joe Murata, y el de Eri Kitamaki, que interpreta a Mitsuko, son sin duda uno de los puntos fuertes de esta producción.

El trabajo detrás de las cámaras en esta película es fantástico. Por ejemplo no solo la escenografía  es bastante buena sino que cuando combina con ciertas piezas de la banda sonora consigue ese efecto hipnótico antes mencionado e incrementar las sensaciones del espectador ante ciertas escenas.

Es por todo esto que The Forest of Love se lleva una nota de 7/10. Probablemente no sea la mejor película de este director pero sin duda es una interesante adición al catálogo asiático de Netflix y merece la pena verla.

Ficha de la película

Director: Sion Sono

Guionista: Sion Sono

Reparto: Kippei Shiina; Shinnosuke Mitsushima; Kyoko Hinami; Eri Kitamaki

Duración: 151 minutos

País: Japón

Fecha de Estreno: 11 de octubre de 2019.

 

 

VAVEL Logo