Serial 10 años de MotoGP: 2011, un año de despedidas
Serial 10 años de MotoGP: 2011, un año de despedidas

El 8 de abril, el Circuito de Losail situado en Catar, daba el comienzo a la temporada del 2011. Un día en el que nadie sabía todo lo que iba a deparar ese año. Por un lado el 2011 se convertiría en el año donde más caídas han sufrido los pilotos, concretamente 894. Por otro lado, ha sido un año de despedidas, discusiones, millones de momentos que vamos a recordar en esta última entrega de los 10 años de MotoGP. Un año que quedara en la memoria de todos.

Mejor carrera, GP Italia

El 3 de julio del 2011, se celebró la que se puede decir la mejor carrera del Mundial de MotoGP. En el circuito italiano, se vivieron los mejores adelantamientos de la temporada. Dani Pedrosa, el último ganador de ese Gran Premio la temporada anterior, partía de la octava posición, y junto a otros cuatro pilotos, Héctor Barberá, Colin Edwars, Álvaro Bautista y Valentino Rossi, luchaban por la sexta posición. Un grupo de pilotos que estuvo unido desde las primeras vueltas de las carrera. Todos con un mismo objetivo, ya que las primeras cinco posiciones estaban prácticamente adjudicadas. A pocas vueltas del final, Rossi se separó del grupo y se adjudicó la sexta posición. El resto de pilotos, Barberá, Pedrosa y Edwards ocuparon las siguientes posiciones respectivamente. Otra de las luchas era por el cuarto puesto, uno en el que permanecia Marco Simocelli. Tras varios adelantamientos entre ellos, dicha posición quedo relevada para Ben Spies.

En la cabeza de carrera, se situaba un Stoner que había partido desde la pole y permanecía en la primera posición desde el inicio del Gran Premio. Sin embargo en la recta final de la carrera, Jorge Lorenzo, el cual iba en segunda posición comenzó a recortar distancia con Stoner, así hasta llegar a las seis vueltas para que finalizara la carrera y fue ahí donde Jorge pudo adelantar a Casey. Pero no acabo ahí, en tercera posición se encontraba Dovizioso, el cual daba lo máximo para conseguir la mejor posición en su tierra, y así fue, finalmente se hizo con la segunda posición, dejando en último escalón del podio para el que iba a ser el futuro campeón de MotoGP 2011.

Un año en la sombra

Un año que parecía encaminarse hacia el triunfo para dos pilotos, se convirtió en todo lo contrario. Por un lado Dani Pedrosa era el favorito para adjudicarse el Mundial, sin embargo en el circuito de Le Mans, sufrió una caída con graves consecuencias. Aún casi recuperándose de la operación a la que fue sometido en su clavícula, se fracturó la clavícula derecha. Todo sucedió en una maniobra arriesgada de Marco Simoncelli, el cual a once vueltas para el final, realizó un adelantamiento complicado entrando a la chicane. Pedrosa tenía ganada la posición, sin embargo tras este intento de adelantamiento Pedrosa cayó al suelo fracturándose desgraciadamente la clavícula derecha, lo que provocó que no estuviera presente en las cuatro carreras siguientes.

Y hablando de lesiones, no fue el único español que sufrió estragos en el Mundial. Jorge Lorenzo, se encontraba en los entrenamientos del GP de Australia, cuando su moto se descontroló y cayó al suelo. Pero no fue eso todo lo que ocurrió sino que en la caída, además de darse un fuerte golpe en la espalda, Lorenzo se enganchó la mano izquierda con la maneta del embrague, sufriendo una abrasión en el dedo anular de esa mano. Ahí fue donde el Mundial se terminó para Jorge, quedando como subcampeón de la categoría.

Por último, encontramos a Valentino Rossi. El italiano se estrenaba en Ducati, pero también inauguraba una de las peores temporadas de su carrera donde con una moto complicada de pilotar finalizó el Mundial sin ninguna victoria y consiguiendo solamente un podio, una tercera posición en Le Mans.

El dilema de Japón

La segunda cita en esta temporada debería haber sido el GP de Japón, pero no fue así. El 11 de marzo del mismo año, se produjo en las costas del Pacífico un terremoto que desmbocó en olas de hasta 40 metros, provocando un gran desastre en Japón. Entre otros, este terremoto y posterior tsunami afectó a la central nuclear de Fukushima, provocando fugas radioactivas. Ello obligó a suspenderse el GP hasta el 6 de octubre, sin embargo cuando se acercaba dicha fecha, salió a la luz la desconfianza de los pilotos a la hora de realizar la carrera en Japón. Nadie quería ir.

A pesar de que desde Japón transmitía total confianza y seguridad, los pilotos no deseaban viajar hasta allí. Jorge Lorenzo y Casey Stoner mostraron ante los medios de comunicación su deseo de no celebrar el GP. Aunque las posturas eran muy negativas con el paso de los días parecían que las opiniones iban cambiando. El primero en pronunciarse fue Stoner, quien dijo en su momento que sí que acudiría a Japón y días más tarde Lorenzo se sumo a él y finalmente todos los pilotos acudieron a la carrera. Un GP donde Dani Pedrosa se llevó la victoria.

Capirossi se despide de la competición

Loris Capirossi, dos veces campeón del mundo de 125cc y de 250cc, veintinueve victorias y millones de experiencias por contar. El piloto italiano anunció entre lágrimas en el Gran Premio de San Marino, celebrado en el mes de septiembre, su retirada después de 22 años en la competición.

Con tan solo 4 años comenzó su afición por las motos, y con tan solo 14 comenzó a competir en carreras. Fue en 1990 cuando entró en el Mundial de 125 cc, ahí consiguió su primer título y al año siguiente conseguiría el mismo por segunda vez. Su retirada era un secreto, aunque muchos veían venir su anuncio. Ha sido, durante su trayectoria considerado como uno de los mejores pilotos italianos de la historia.

El circuito de Valencia sería el último escenario que vería a Capirossi sobre su moto, en este caso en el equipo Pramac Racing. Se despedía con uno de los gestos más bonitos que podía realizar. En su moto, en vez de llevar el número 65 que le ha acompañado toda la vida, estaría el dorsal con el número 58, en memoria de Marco Simocelli.

A pesar de su retirada, no se va muy lejos de las pistas ya que ha anunciado que será asesor de seguridad del Mundial de MotoGP. Un gran piloto como él, de una manera u otra seguirá ligado al mundo al que pertenece.

Me pido el primero

Casey Stoner, bicampeón del mundo. Se puede decir que ese año, el 2011, fue el mejor de toda su carrera. En esa temporada logró 10 victorias en 17 carreras, con 12 poles, batiendo así el record de las mismas, en su primer año en el equipo Repsol Honda Team.

Todo comenzaba en Catar, logró la pole, la vuelta rápida y la victoria. El piloto australiano comenzaba fuerte y desde el primer momento. En la sexta carrera, ya había conseguido cuatro victorias y se consolidaba como líder del Mundial de MotoGP en solitario, además en el Gran Premio de Gran Bretaña consiguió la victoria con más de 15 segundos de ventaja sobre el segundo. Subiendo en los distintos escalones del podio, llegó a estar en el Gran Premio de Indianápolis con 44 puntos de ventaja sobre el segundo en el Mundial. Lo tenía todo a su favor para conseguir el Mundial. En el Gran Premio de Aragón, tras sufrir un importante bajón en San Marino, logró la victoria número 100 para su equipo, el Repsol Honda Team.

Y por fin, llegó el Gran Premio de Australia, el lugar que sería espectador de la consolidación de su Mundial. Necesitaba sacar 10 puntos a Jorge Lorenzo para ganar el Mundial 2011 de MotoGP. Y así fue. Jorge Lorenzo sufría una caída en el Warm Up que se celebra horas antes de la carrera. El piloto de Yamaha se cayó en plena curva, más o menos cuando iba a unos 200 km/h. Tras tocar suelo, la mano izquierda se le quedó enganchada y fue arrastrado por pista. Como consecuencia, Lorenzo perdió parte del dedo anular de la mano que se quedo sujeta en su Yamaha. Tras este accidente, el médico le declaró no apto para correr la carrera en Australia.

Vía libre para Stoner, el cual ganó la carrera y se convirtió en este circuito, en el Campeón del Mundo de MotoGP 2011.

Sempre in pista. Ciao Sic

23 de Octubre del 2012, muere Marco Simoncelli. Esta es la otra cara de la despedida, la más trágica y más triste. Perdió la vida en el Gran Premio de Malasia, justo donde se había proclamado Campeón del Mundo de 250cc en el año 2008. Los médicos estuvieron reanimándole durante 45 minutos, pero nada se podía hacer ya, para salvarle la vida.

Era la segunda vuelta del GP de Malasia, Marco Simoncelli iba en cuarta posición cuando en la curva 11, perdió el control de la moto y se fue al suelo, y no se soltó de ella, pensando que así se salvaría. Pero no fue así. Al cogerse a la moto, esta giró sobre sí misma arrastrando a Marco al centro de la pista y fue cuando sus compañeros Edwards y Rossi le pasaron por encima inevitablemente.

A partir de ahí, la carrera se canceló, en boxes, el padre de Simoncelli y su novia salieron corriendo a pista, los médicos intentaron resucitar a Marco, pero nada sirvió.

El impacto de la moto, que pasó por encima de él, le arrancó el casco dejándole al descubierto. Un helicóptero le traslado al hospital de Sepang, pero, según indicó el director de los servicios médicos del circuito Michele Macchiagodena, Marco "entró en parada cardiorrespiratoria como consecuencia del fuerte impacto que recibió en la cabeza, cuello y pecho, por lo que se procedió a su intubación y a la realización de maniobras de recuperación durante más de 45 minutos, pero todas ellas resultaron vanas y a las 16.56 horas se le declaró oficialmente muerto".

Marco Simoncelli murió donde fue campeón. Nadie quería un final de temporada así y mucho menos, una despedida como esa, pero todos recuerdan la sonrisa de Marco Simocelli, su talento y su valentía en pista.

Capirossi en su despedida, en el último Gran Premio celebrado en Cheste, se acordó de su amigo Simoncelli y en la última carrera participó con el dorsal de Sic, con el número 58. No hubo fiesta de despedida, no había humor ni ganas, solamente el recuerdo de Loris hacia su amigo Marco.

En el Circuito Ricardo Tormo en Valencia se le hizo un perfecto homenaje a Marco Simoncelli, con una vuelta cojunta de los pilotos de las tres categorías, 125cc, Moto2 y MotoGP, todos ellos con el dorsal 58. La moto de Marco era llevada por el ex piloto Kevin Schwantz y a la vez se desplegó una enorme pancarta en el podio con la imagen del piloto italiano y por último se hizo un minuto de ruido, pedido especialmente por Paolo Simoncelli, el padre de Marco.

Un año, 2011 con muchas historia por contar, unas preciosas, otras que, quizás no se quieran contar, pero todo forma parte del motoclismo, que en esa temporada escribió unas palabras más en la historia del Mundial de MotoGP.

Piloto Moto Puntos
Casey Stoner Honda 350
Jorge Lorenzo Yamaha 260
Andrea Dovizioso Honda 228
VAVEL Logo