Entrevista. Diego Vallejo: "No estamos para prohibir ningún tipo de coche"
Entrevista a Diego Vallejo: “No estamos para prohibir ningún tipo de coche”

Feliz y disfrutando del momento. Así define Diego Vallejo su estado actual después de proclamarse junto a su hermano Sergio, campeón del Campeonato Español de Rallyes de Asfalto. Una recompensa bien merecida para una temporada marcada por la polémica prohibición de su Porsche GT3 de la categoría GT en el CERA a principio de temporada. A pesar de ello, la victoria esta temporada tiene un sabor diferente, que al “Team Vallejo” le está sabiendo a gloria. A la pregunta de ¿con qué temporada te quedas, con la de 2009 (en la que también fueron campeones) o con esta? Diego responde que sin duda ésta ha sido la más satisfactoria, donde con la victoria han demostrado que merecen ser campeones y que el triunfo de 2009 no fue casualidad.

Pregunta: ¿El título entre hermanos, sabrá mejor no?

Respuesta: La verdad es que sí. Entre la familia casi, porque están bastante involucrados todos. Somos un equipo muy amateur y estamos todos unidos, y aunque intentemos hacerlo profesionalmente, no dejamos de ser nosotros los que hacemos todo entre todos. En los cursos de copilotaje que imparto, la gente se sorprende al ver a Sergio conduciendo la furgoneta, bajando él mismo el coche del remolque… Como uno más. Y sabe bien hacerlo todo uno mismo. Ya le dije a Sergio cuando ganamos en el Rally CAM, que no solo ganó como piloto, sino que también ganó como mecánico.

P: ¿Qué tal le sienta ser campeón de España de copilotos?

R: Bien bien, es un algo que cuando era niño no me atrevía a soñar. Yo siempre tuve mucha pasión, y siempre sueñas con poder llegar a hacer algo. Cuanto tenía 12 años o así, que mi hermano empezaba a correr, me junté con unos amigos y hablando me dijeron que era un “flipado de los coches”, y yo les dije que iba a ganar un rally del Campeonato de España. ¡Y no me quisieron creer! Les dije: “Nos apostamos una cena, pero con marisco eh!”, y hasta escribimos un papel. Ahora lo recordamos con cariño, pero, ¡todavía no me la han pagado! (risas)

P: Este título ha sido la recompensa a una temporada marcada por la polémica con su montura. ¿Cómo se sintió con todo el ruido que montó la Federación?

R: Fue un rollo, al principio de temporada lo vivimos con mucha tensión, teníamos sponsors nuevos y era complicado explicarles la situación, qué era lo que pasaba, por qué habiendo hecho todo bien y en plazo algo falló. Y para un sponsor que acaba de llegar al campeonato era difícil entender esta situación, pero vieron que había tanto “miedo” entre los pilotos y decidieron que había que hacerlo como fuera. Nosotros teníamos asegurada media temporada con ellos, pero gracias en parte al tema negativo de las homologaciones, firmamos por una temporada entera con ellos. Hizo que se involucrara más con nosotros.

P: ¿Y con qué temporada se queda, con ésta o con la de 2009?

R: Bueno, la del 2009 fue muy especial porque fue la primera. Fue como romper una barrera, porque Sergio consiguió ser el primer piloto gallego en ganar la competición. Anteriormente lo fue Luis Moya de copiloto con Sainz, pero mi hermano consiguió en 2009 serlo de pilotos. Personalmente esta temporada me ha sabido mejor porque fue hecho todo entre los de casa, y ha sido una demostración de que no fue casualidad la victoria en 2009. Hemos demostrado que sí merecemos ser campeones, y que no importan los medios. Todo está hecho entre “4 amigos y 4 familiares”, con mucha pasión eso sí, y mucho conocimiento. Sergio es un gran entendido de los rallies, y sabemos invertir bien los pocos recursos que tenemos. Con pocos recursos pero mucho conocimiento.  

P: Pregunta obligada. ¿Qué ha sido lo peor de la temporada?

R: Pues el mal ambiente que se creó entre el sponsor, el preparador y nosotros. Al final somos 4, y si nos llevamos mal entre nosotros pues peor. Nosotros tratamos de mantener buen ambiente en todo momento. Pero el cariño de la familia y la afición, superó con creces a lo malo. Nos ayudó a pasarlo mejor, y la experiencia también ayudó a olvidarlo y seguir adelante.

P: Y el coche, ¿es tan espectacular y competitivo como lo 'pinta' la federación?

R: No, para nada. De hecho el querer homologar un Porsche GT3 2010 fue porque habíamos vendido el anterior y porque no encontramos otro 2008 en buenas condiciones. Cuando lees el reglamento no hay ningún apartado que diga que no puede participar determinado modelo de coche en GT. Eso lo puede ver cualquiera en el reglamento. Las restricciones van siempre unidas a un hándicap de relación peso/potencia, y nosotros al tener más potencia llevamos más peso. Y la gente parece que se olvida de ese tema. Pero el coche únicamente tiene algo más de potencia en bajas, y la potencia viene lastrada por 40kg más de peso que la versión 2008, que 40 kg en un coche de competición es bastante. De hecho, la versión 2010 tiene la trasera más ancha, y en zonas viradas no es tan ágil.

Pero creo que supimos dar con la tecla en el apartado mecánico y de reglajes, cambiando la suspensión y los reglajes para que el coche estuviera a gusto de Sergio y tengo que confesar, que incluso con un 2008 hubiéramos sido campeones, siendo igual de competitivos. Lo demostramos a lo largo de las carreras que el 2010 no es una nave espacial como decían algunos.

Y algo que mucha gente obvia es el hecho de que no hemos hecho ni un solo tramo en lluvia, excepto en Canarias. Algún tramo en mojado, pero no con lluvia. Eso sí que ha sido cuestión de suerte, porque el día después de Santander, me quedé allí a pasar el día y calló un diluvio. El día después de Madrid lo mismo. Es algo que no se puede prever, y nosotros hicimos una elección de coche y otros otra. El año que viene igual nos llueve en todos los rallies y la gente empezará a hablar de lo competitivo que es un R5, que parece una nave espacial. Necesitamos más claridad en los reglamentos y que no cambien a mitad de año.

P: Su hermano es un poco crítico con la situación del CERA. ¿Cómo ve el Nacional ahora y en el futuro?

R: Yo creo que lo que se necesita es apoyar a la gente joven y darles premios, porque si no es imposible correr. Hay algunos que abogan por una normativa FIA y creen que es la panacea. Yo he hecho el mundial de rallies y conozco bien la reglamentación del mundial de rallies y te puedo decir que se equivocan apoyando esa normativa. La FIA lo que está haciendo es unirse mucho a las marcas y al final el más perjudicado son los pilotos. Yo creo que hay que potenciar el producto nacional, los preparadores nacionales, recuperar aquellos preparadores como SMC o Piedrafita, demostrando que tenemos tecnología para hacer nosotros los coches, hacerlos competitivos y gastando una quinta parte de lo que te hace gastar la FIA. Sin ir más lejos, para homologar un Porsche a la normativa FIA rGT, estamos hablando de 9000€ solamente la homologación.

Lo que había que potenciar es por ejemplo a los chavales que deciden montarse un coche para correr, ya no solo donde un preparador especializado o concesionario, si no en el taller de su pueblo, entre amigos y así. Por ejemplo montar un R2, haciendo un estudio bueno de piezas que puedas cambiar, sacar de otros coches, presentando un proyecto serio a la federación… Creo que deberían de homologarlo sin necesidad de tener que poner un sello que te aumente exageradamente el precio de las piezas. Creo que es básico para que el campeonato retome su auge. Y no estamos para prohibir ningún tipo de coche, cuando vemos que en Francia corren todo tipo de coches.

Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de los coches que eran de circuito, que salieron de las copas como los Clio o algún Seat, y que ahora están pasándose a rally. Pilotos como Álvaro Muñiz o Fran Cima por ejemplo son pilotos que llevan estos coches, que son muy competitivos y buena prueba de ello fue que Fran Cima ganó a los Suzuki oficiales en el Rally de Madrid. Estos coches se pueden adquirir de segunda mano por unos 25.000€, y que vale perfectamente para rallies. Pero si quieres comprar un Suzuki S1600 oficial, ya estamos hablando de entre 80.000-100.000€ por llevar el sello de la FIA.

Te puedo dar varios nombres de pilotos que están en lo más alto y que son de familia humilde. Nosotros sin ir más lejos, no éramos millonarios de pequeños. Cuando Sergio empezó a correr, entrenaba con coches rescatados del desguace. Incluso la primera furgoneta que tuvimos era una furgoneta que perteneció a una panadería, y como no teníamos dinero la usamos con los rótulos que tenía. A veces las señoras se acercaban donde Sergio y le pedían una barra de pan (risas a partes iguales entre Diego y yo).

P: ¿Y cómo ve a los chavales hoy en día?

R: Hay algún ejemplo que te podría poner de chavales que tienen coches de calle que valen 20.000€ y dicen que no tienen dinero para competir. Algunos lo quieren todo hecho y para poder salir adelante en este mundo hace falta mucho esfuerzo y pasión por lo que haces. Hace poco le comenté a Sergio cuando íbamos a correr algún rally y acabábamos durmiendo en algún área de servicio dentro del coche. Hacíamos la indecible por correr. Algunas veces viene algún chaval que dice “ojalá me dieran una oportunidad”, pero nadie va a venir a la puerta de tu casa para ofrecerte una oportunidad.

P: Siempre se habla de los pilotos pero poco de los copilotos. ¿Cómo ve el nivel de copilotaje en España, y concretamente en los cursos que usted imparte?

R: Hay gente muy buena como Cándido Carrera, David Vazquez, Pablo Marcos, Enrique Velasco… Son todos copilotos que pasaron por mis cursos, y yo estoy orgulloso de eso. El año pasado, en el podio del Rallye CAM, los 3 copilotos que había habían sido ex alumnos míos. Todo esto de los cursos vino porque en el año 93 Alex Romaní acudió a Lugo a impartir un curso. Yo ya llevaba 4 años corriendo y creía que lo sabía todo, pero al ir al curso me quedé “alucinado” y me di cuenta de que no sabía nada. Más tarde hablé con Alex y le pedí para hacer algún curso yo mismo. Fue muy amable conmigo, me prestó material, me explicó ciertas cosas y la verdad que siempre ha sido para mí una referencia como copiloto. Y el primer curso que me impartí fue en el año 95. Y poco a poco he ido creando cursos, ofreciendo una beca para gente con poca experiencia o ninguna, para ofrecerles la posibilidad de correr con pilotos, donde les pago las carreras y los gastos.

P: Hemos hablado del pasado, del presente… ¿pero qué planes tiene el 'Team Vallejo' para el futuro?

R: Pues por ahora disfrutar del título que ha costado mucho y debemos disfrutar de él. Yo soy una persona que siempre digo que hay que celebrar las cosas y disfrutar del momento, porque luego pasa. Disfrutar y pensar en el año que viene, que supongo repetiremos porque ya tenemos el equipo más o menos asentado y el coche lo conocemos bastante bien. Sí es verdad que el año que viene no vamos a tener tanta presión por ganar el título como este año, pero vamos a intentar pasarlo bien y si no ganamos nos vamos a divertir igual, disfrutando del público y nuestra gente. Nos encantaría volver a recuperar el ambiente sano entre los participantes y afición. Por ejemplo en el rally de Madrid yo era muy feliz en el podio. Estábamos todos entre amigos. Da gusto ser rivales en la pista pero amigos fuera y “sin malos rollos”. 

VAVEL Logo