Rally Dakar: historia del rally raid más extremo
Thierry Sabine, el precursor del Rally Dakar (Fuente: comunidad.patiotuerca.com)

Año 1977. El piloto francés Thierry Sabine y su moto se perdieron en mitad de un desierto de Libia. Estaba corriendo un tramo que unía la ciudad Abidjan con Niza y cuando quiso darse cuenta se encontraba rodeado de dunas. Pese a que estuvo a punto de morir, Thierry Sabine, lejos de traumatizarse, sintió que había encontrado una nueva experiencia en la que competir. El 26 de diciembre de 1978, nació el Dakar.

Su loca aventura automovilística atrajo a pilotos de todo el mundo. Comenzó con dos categorías: coches y motos. Los camiones se hicieron un hueco muy pronto, de hecho, en la segunda edición. Hasta 1989 el recorrido giraba en torno a París-Argel-Dakar, pero desde entonces, el trayecto no ha dejado de variar. Su creador, quería revivir su extrema experiencia de la manera más fidedigna posible. Era reacio a crear un orden. Cualquiera podía participar, fueran o no pilotos profesionales. Sin embargo, el Dakar ya supone de por sí un desafío y la regulación no tardó en llegar.

Hoy, se cuida hasta el último detalle. Los medios de comunicación y la naturaleza de la prueba han convertido al Dakar en el centro de atención de millones de personas en todo el mundo y lo han convertido en el rally más conocido.

Países visitados

Fuente: taringa.net

En total, son 28 los países que se han atravesado con esta alocada aventura. El Dakar ha atravesado prácticamente todo el continente africano. Mali, Senegal, Mauritania, Marruecos, Níger, Argelia, Burkina Faso, Guinea, Libia, Angola, Chad, Costa de Marfil, Egipto, Túnez, Camerún, Gabón, Namibia, República Centroafricana, República del Congo, Sierra Leona y Sudáfrica forman parte de la historia de esta extrema competición. Europa también entra en la parrilla de países visitados con Francia, España y Portugal. Chile, Argentina, Bolivia y Perú son los enclaves del otro lado del charco.Está claro que el recorrido no ha dejado de cambiar. Tanto el inicio como el final de esta prueba han ido variando a lo largo de los años. Hasta 1994, se mantuvo la ruta original con el inicio en París y el final en Dakar. A partir de ese año, la línea de salida ha ido moviéndose por diferentes ciudades europeas. La meta también se fue desplazando por el continente africano por problemas políticos y de seguridad. Ejemplo de ello fue el cambio de recorrido que se produjo en 2008 por las amenazas de terroristas islámicos en el paso de la prueba por Mauritania. La edición de aquel año fue cancelada y para evitar otros problemas en el futuro, se hizo un cambio absoluto del recorrido.

Atrás quedaron Dakar y París. Se cruzó el charco, hasta el continente Sudamericano. El cambio ha resultado ser un aliciente para la participación de nuevos pilotos hispanohablantes y un cambio de paisaje radical. La competición ha atravesado la llanura pampeana, la Patagonia en Argentina, el desierto de Atacama en Chile, la cordillera de los Andes… El trayecto por Sudamérica abre todo un abanico de posibilidades y la organización continúa trabajando para extender la competición a muchos más países en próximas ediciones.

Los más aventureros

Los pilotos son los protagonistas del Dakar. Agallas, coraje y fortaleza son los tres pilares básicos sobre los que debe asentarse la mente de los aventureros que se atreven a formar parte de este rally raid. Son muchos los pilotos que han afrontado esta travesía, pasando, incluso, por las diferentes categorías (coche, moto, camión y cuadriciclo). De hecho, la historia del Dakar no puede escribirse sin hacer mención a uno de estos grandes pilotos: Stéphane Peterhansel. El francés compitió en motos en los 90 y ganó hasta en seis ocasiones. Decidido a sentir más adrenalina, se aventuró a probar en otra categoría. Ganó otros cuatro títulos a bordo de un coche.

En España, no nos faltan pilotos tan atrevidos y, por qué no decirlo, alocados como el francés. Joan ‘Nani’ Roma comenzó su andadura en el Dakar en 1996. En su sexta participación, se proclamó campeón, se convirtió en el primer español en lograrlo y lo hizo a bordo de una KTM. En el 2012, logró el subcampeonato cambiando de categoría a bordo de un Mini. Quién iba a decir que sería en la categoría de coches en la que lograra su segundo Dakar. Sin embargo, hay muchos más protagonistas.

El piloto finlandés Ari Vatanen, entre ellos. Fue el rey de la categoría de coches, con la que ganó cuatro títulos (1987, 1989, 1990, 1991). Sin embargo, Peterhansel no tardó en aparecer para arrebatarle el trono y en el año 2013 consiguió superar por uno los títulos obtenidos por el finlandés (2004, 2005, 2007, 2012, 2013). En el caso español, no se puede ignorar a Carlos Sainz. Hasta la victoria de la pasada edición de ‘Nani’ Roma, era el único español que había conseguido ganar en la categoría de autos (2010). La historia de las motos en este rally raid también se escribe con Peterhansel. Ganó seis de las diez ediciones que se compitieron en los años noventa (1991, 1992, 1993, 1995, 1997, 1998). Su perseguidor más inmediato es Cyril Neveu con cinco victorias. Por detrás de él, Marc Coma y Cyril Després.

En la categoría de camiones cambia el guion. Vladimir Chagin y Karel Loprais son los protagonistas indiscutibles. El primero, piloto ruso, ha ganado un total de siete títulos (2000, 2002, 2003, 2004, 2006, 2010 y 2011) que le colocan de forma inamovible, hasta el momento, en la cabeza de la lista y en el principal perseguidor de Peterhansel en victorias generales. El checo Karel Loprais arrasó en los noventa ganando el rally hasta en seis ocasiones (1989, 1994, 1995, 1998, 1999 y 2001). Esta categoría no es la fuerte para los españoles, pero aun así, merece la pena mencionar el tercer puesto conseguido por Salvador Cañellas en 1986 con un camión Pegaso.La categoría más joven, la de cuadriciclos, está copada por dos argentinos, los hermanos Petronelli. Entre los dos suman un total de cuatro victorias en el Dakar lo que les sitúa como los líderes indiscutibles. Si bien es cierto que esta categoría acaba de nacer (2009) y aún tiene muchos protagonistas que quieren escribir su nombre en la historia de este rally raid a bordo de un cuadriciclo.

Vladimir Chagin (Fuente: buenosaires54.com)

También hay récords de edad. El piloto más joven que ha participado en el Dakar tenía 19 años y 7 meses y el más veterano, 73 años y 3 meses. Hay más de 53 nacionalidades en este rally siendo la francesa la que goza de más presencia con un 16% del total.

Las cifras del Dakar

Ser el rally más extremo del mundo tiene su parte de emoción pero también su parte de riesgo. 24 participantes han fallecido durante el desarrollo de la competición desde que comenzó en 1979. La mayoría de las muertes se produjeron por accidentes, caídas o atropellos. También ha habido que lamentar muertes de personas ajenas a la competición. Periodistas, fotógrafos, espectadores o ciudadanos de diferentes localidades del recorrido del Dakar. De ahí, que la seguridad sea crucial.

La expectación es máxima. Entre técnicos, consultores, periodistas, reporteros y fotógrafos hay más de 1.800 personas acreditadas. 190 países retransmiten el desarrollo de la prueba y las televisiones dedicarán más de 1.200 horas a emitir imágenes del Dakar. La audiencia bate récords, aunque sin duda los 1.000 espectadores alcanzados en 2012 se llevan la palma hasta el momento. Diariamente, la organización requiere el uso de más de 200 vehículos (40 coches, 11 helicópteros, 12 aviones, 55 camiones, 5 autobuses…). Se necesita el apoyo de personal cualificado (médicos, asistentes, mecánicos) que en total suponen unas 1060 personas trabajando para que la competición se celebre sin problemas.El Dakar también tiene una parte humanitaria muy importante que nadie debe olvidar. 610.000 dólares se destinaron por la organización de esta prueba durante cuatro años a la fundación Techo para que construyera alojamientos en el continente sudamericano. Desde hace diez años, también se destinan 800.000 euros a proyectos enmarcados en las llamadas ‘Acciones Dakar’. Una parte de estos fondos se ha destinado a desarrollar buenas prácticas medioambientales en la parte oriental de Senegal.

VAVEL Logo