Rally Dakar 2015: Nasser Al-Attiyah, el 'beduino' veloz
Rally Dakar 2015: Nasser Al-Attiyah, el 'beduino' veloz I Fuente: Elcomercio.pe

Puede que el dinero no dé la felicidad, pero al menos te ayuda a convertirte en un hombre rápido. Tan rápido como para ser piloto de WRC o para ganar en dos ocasiones el rally más duro del mundo. Y es que el apodo de Nasser Saleh Al-Attiyah, “el Príncipe”, no es un mote puesto a ciegas. El actual campeón del Dakar es familiar del emir de Catar, lo que le confiere el título de Príncipe, y por tanto, acceso a una vasta fortuna con la que financiar sus corredurías por los rallyes.

Pero tener facilidades para competir no te convierte de la noche a la mañana en un ganador. Eso se lo ha tenido que currar Al-Attiyah él solito, con una mano en el volante y la otra en el cambio de marchas, y los pies bailando al sol del embrague, el freno y el acelerador. Su dedicación por el deporte del motor le ha llevado a conseguir, además de participaciones en el WRC, 2 victorias en el Dakar y un segundo puesto en el año 2010, a tan solo 2:32 minutos del que fue ganador, Carlos Sainz.

Dakar 2015

En esta edición del Dakar 2015 hemos visto a un Al-Attiyah más maduro, con un pilotaje más refinado y sobre todo muy rápido que le ha llevado a dominar el Dakar desde la segunda etapa. El catarí se ha aferrado durante todas las jornadas al primer puesto de la general con uñas y dientes, defendiéndolo de los incansables ataques del que fuera su compañero de equipo en Volkswagen, Giniel De Villiers. De Villiers no le ha dejado respirar ni un solo momento, persiguiéndolo incansablemente desde el segundo puesto de la general, recortando distancias y llegando a estar a menos de media hora de Nasser.

Entre ellos, además de una lucha como pilotos se ha vivido una lucha de marcas, que pugnaban por convertirse en la marca más fiable. Toyota contra Mini. La victoria del Dakar se la ha llevado Mini, pero la marca japonesa ha dejado claro que está ahí dispuesta a pelear por la gloria.

FOTO: Zimbio

Polémica con Nani Roma

Una de las jornadas más “negras” que tuvo Al-Attiyah en el Dakar 2015 fue la 7ª etapa. El piloto catarí abría pista, pero tuvo infinidad de problemas con la navegación que lo retrasaron tanto como para que su perseguidor De Villiers, le sobrepasara. A esas alturas del Dakar, el tiempo entre pilotos en la general era de menos de 10 minutos, por lo que Nasser todavía no las tenía todas consigo para llevarse la victoria.

Además de De Villiers, Al-Atiyyah fue alcanzado por su compañero de equipo Nani Roma, que ayudó al líder del Dakar en varias ocasiones a retomar el camino correcto. Pero al final de la etapa, con todo el bacalao cortado, “El Príncipe” decidió adelantar a De Villiers de una manera poco deportiva con el fin de impedir que recortara minutos en la general. Adelantamiento que no gustó nada a Nani Roma: “Es la clase de Nasser Al-Attiyah, que se ha pasado todo el día perdido, se perdía muchas veces, le hemos puesto en la pista muchas veces y a 100 metros del final ha pasado como un loco entre el polvo a Giniel de Villiers. Es lo más antideportivo que he visto en mi vida.”

Futuro

De momento, Nasser Al-Attiyah saborea el triunfo obtenido en este Dakar. A priori, se puede sentenciar que “El Príncipe” seguirá corriendo el mundial de rallyes en la categoría de WRC2 con un Ford Fiesta RRC, pero no hay nada confirmado. Lo que sí es cierto es que el año que viene, el catarí volverá a correr en el rally más duro del mundo con el sueño de revalidar su título y defenderlo de los Toyota y de los Peugeot, que a pesar de que este año no han sido todo lo competitivos que se espera, en 2016 seguro volverán con los deberes bien hechos.

VAVEL Logo