Jordi Torres ficha por BMW
Foto: World SBK

Grandes noticias para el motociclismo español esta semana. Al fichaje de Xavi Forès por el equipo privado de Ducati se une la llegada de Jordi Torres, ganador de una carrera en 2015, al equipo Althea Racing, con una BMW, para la próxima temporada. El piloto barcelonés había temido por su continuidad en Superbikes, pero su buena temporada como 'rookie' ha dado sus frutos y se ha ganado un manillar para 2016.

Tras conocerse que Althea Racing, la estructura con la que Carlos Checa fue campeón en 2011, no continuaba con Ducati y se asociaba con BMW, era sabido que buscaban un piloto 'top' para intentar conseguir resultados el próximo año. Jordi Torres ha sido el elegido para liderar esta nave, acompañado del alemán Markus Reiterberger. Ambos debutarán la próxima semana en el último test de 2015 que se disputará en el trazado andaluz de Jerez.

Foto: Mirco Lazzari/Getty Images

El catalán explicó sus sensaciones sobre su nueva andadura en Superbikes en el reciente Salón de Milán, celebrado esta misma semana: "La opción de correr con un equipo profesional como Althea Racing y con una marca tan importante como BMW me motiva. Me motiva porque sabemos que hay trabajo por hacer, tanto para el equipo como para mí mismo, pero también sabemos que la BMW es una moto competitiva y que hay mucho margen de mejora con ella", asegura el español, de 28 años y quinto en el pasado Mundial de SBK.

Torres no quiere marcarse un objetivo concreto para 2016 y prefiere ir paso a paso: "El objetivo será hacer un gran paso adelante con la BMW y el equipo y establecer una colaboración fluida y exitosa. A partir de ese punto, buscaremos la manera más adecuada de llevar esta moto al éxito", comenta el de Rubí, que afirma que su meta siempre fue "quedarme en el Mundial de Superbikes". Así pues, logro conseguido para el '81'.

Foto: Robert Cianflone/Getty Images

Eso sí, ahora tendrá que tener mayores responsabilidades que las que tenía en Aprilia como 'rookie'. "Tendré un peso sobre mí, es un trabajo importante. En Aprilia ya sabíamos que la moto era buena, no tenía la carga de tener que desarrollar nada. Si la tenía alguien, era mi compañero de equipo Haslam, no yo, ya que estaba en mi primer año en SBK. Ahora me toca ese papel. Es mi turno para llevar a cabo esa evolución, y lo veo como algo positivo. Me hará madurar como piloto, aprenderé muchas cosas nueva y además es un proyecto nuevo para mí”, afirma el nuevo piloto de BMW.

Como se menciona anteriormente, el comienzo de su andadura será en los próximos tests de Jerez, que tendrán lugar la siguiente semana. "Tengo muchas ganas de aprender la moto, pero lo que quiero más que nada es para asegurar que el llego a conocer el equipo y que todos trabajamos bien juntos", comenta el catalán, que añade que quiere "ser capaces de trabajar unos con otros tan fácilmente como sea posible. Sé que estas cosas pueden tardar un poco al principio, pero es una cuestión de tiempo más que cualquier otra cosa. Para que la armonía del equipo y trabajar bien juntos siempre ayuda mucho".

VAVEL Logo