KTM sigue evolucionando la RC16 de MotoGP
Mika Kallio durante el test. Imagen KTM

El lugar de dichas pruebas era el Circuito Ricardo Tormo, en Valencia.  Allí la inclemencias del tiempo no se lo iban a poner nada fácil, durante el primer día con lluvia, el segundo con sol y durante el tercero nublado pero con fuerte viento. Cosa de la que sus pilotos probadores, Mika Kallio y Randy de Puniet, aprovecharon para exprimir al máximo trabajando, probando piezas nuevas, puntos débiles del prototipo y la gran dificultad este año para todos los pilotos de la categoría superior, la electrónica.

Mike Leitner, vicepresidente de la división Onroad, declaraba tras las sesiones de test en Cheste que el trabajo de ambos pilotos les iba a ser muy útil en futuros test, dando así un paso adelante: "Tengo que felicitar a ambos pilotos y a todo el equipo por la gestión y el buen trabajo hecho durante estos tres días tan diferentes y complicados. A pesar de todo esto, hemos sido capaces de llevar a cabo una gran cantidad de pruebas y trabajar en varias direcciones. Las sensaciones similares de Mika y Randy nos han ayudado a ir por el camino correcto para seguir trabajando para las próximas pruebas. El equipo ha progresado en el área electrónica y hemos sido capaces de entender mejor los neumáticos y de hacer una buena puesta a punto de la moto. Por lo que respecta al rendimiento, hemos sido capaces de dar un claro paso adelante en comparación con la prueba que tuvimos aquí en noviembre del año pasado."

El KTM MotoGP Racing Team al completo en Cheste. imagen KTM
El KTM MotoGP Racing Team al completo en Cheste. imagen KTM

Kallio destaca el trabajo en la parte delantera y con el equilibrio y siente más feeling con la RC16 respecto a anteriores test: "Tratándose de las sensaciones, descubrimos un par de cuestiones importantes el último día, donde se trabajó en la parte delantera y el equilibrio de la moto. Mientras tanto, también fue positiva la forma en la que está trabajando la electrónica. A pesar de que perdimos más de un día debido al mal tiempo, hemos sido capaces de completar los principales puntos de nuestro programa de trabajo. Me siento cada vez más cómodo sobre la moto y, aunque todavía estamos intentando adaptarnos, paso a paso estamos acercándonos al límite."

De Puniet por otro lado destaca la experiencia que ha adquirido y las diferentes piezas nuevas que ha conseguido probar: “Para mí ha sido un test muy importante. Estoy muy contento con la moto y hemos sido capaces de probar muchas piezas nuevas. Desafortunadamente, debido a las condiciones meteorológicas y a otras cosas que probamos, hice algunas vueltas menos que Mika. La experiencia que hemos acumulado nos ayudará a mejorar en el siguiente test”.

La próxima cita del equipo de KTM de MotoGP será a finales de abril, en los próximos test. Antes de dicha fecha el equipo trabajará con los nuevos avances y la información recogida para llegar a la próxima prueba más fuertes.

VAVEL Logo