Mercedes-Benz GLC Coupé: al X4 le ha salido competencia
Mercedes-Benz GLC Coupé 'AMG Line' (Imagen: Mercedes-Benz)

Seguido del GLE Coupé, llega al mercado el nuevo SUV de estilo pseudo-coupé de Mercedes-Benz, para situarse justo un segmento por debajo de este, y rivalizar directamente con el BMW X4. También será seguro una alternativa para quien valore la compra de un Porsche Macan y la funcionalidad no sea un aspecto fundamental.

Como su nombre hace suponer, el GLC Coupé parte de la base del GLC pero, con unas dimensiones de 4,73 metros de longitud y 1,60 metros de altura, es ocho centímetros más largo y cuatro centímetros más bajo. Sin embargo la distancia entre ejes se mantiene inalterada en 2,87 metros y, aunque la marca no lo especifica, se entiende que la anchura también.

Mercedes-Benz GLC Coupé 'AMG Line' (Imagen: Mercedes-Benz)

Mecánicamente no habrá diferencia respecto al GLC convencional y se ofrecerá de entrada con la versión 250 de 211 caballos en gasolina y las versiones 220d de 170 caballos y 250d de 204 caballos en diésel. También estará disponible más adelante el 350e híbrido enchufable de 320 caballos, capaz de recorrer hasta 30 km en modo eléctrico, y los correspondientes V6 y V8 de AMG con 367 y 470 caballos respectivamente.

Todas estas versiones irán asociadas al sistema de tracción total 4Matic y, salvo en el híbrido, a la caja de cambios automática por convertidor de par ‘9G-Tronic’ de nueve velocidades. El 350e utilizará la '7G-Tronic' optimizada para este tipo de mecánica.

Mercedes-Benz GLC Coupé 'AMG Line' (Imagen: Mercedes-Benz)

El conductor del GLC Coupé podrá elegir entre los modos ‘Eco’, ‘Comfort’, ‘Sport’, ‘Sport+’ e ‘Individual’ gracias al sistema ‘Dynamic Select’, para adaptar el comportamiento del vehículo a sus preferencias en cada momento. Uno de los parámetros que varía es el de la suspensión, siempre y cuando se opte por la activa ‘Air Body Control’ con amortiguación neumática, endureciéndose y reduciendo su altura para una conducción más dinámica o ayudando a absorber mejor las imperfecciones de la carretera para una mayor comodidad a bordo.

A cambio de la estética pierde maletero y altura en las plazas traseras

Como cabía esperar, el carácter dinámico se ha acentuado respecto al GLC, y la dirección cuenta con un ratio menor que la hace más directa. Además, con los modos ‘Sport’ y ‘Sport+’ esta se vuelve aún más precisa.

Mercedes-Benz GLC Coupé (Imagen: Mercedes-Benz)

Estéticamente no hay sorpresas, ya que copia del GLE Coupé su línea y los rasgos de la trasera, mientras que mantiene el frontal del GLC. Mercedes mezcla así, de nuevo, el concepto de SUV con el de coupé, dibujando una pronunciada caída de techo que da lugar a un pequeño tercer volumen y que rompe con la imagen clásica de todoterreno.

El peaje a pagar por la estética de este GLC Coupé, además del meramente económico, está en la reducción de la altura de las plazas traseras y del espacio del maletero, que disminuye hasta los 491 litros. Por lo demás el habitáculo es el mismo que el del GLC normal, con una consola central flotante que fluye hasta el túnel central y sobre la que se sitúa sin integrar una pantalla de 5,5 pulgadas con la que manejar todo el infoentretenimiento.

Interior Mercedes-Benz GLC Coupé 'AMG Line' (Imagen: Mercedes-Benz)

El cliente podrá optar por un acabado exterior e interior más deportivo con el paquete ‘AMG Line’ o, si lo prefiere, por un interior más elegante con el acabado ‘Exclusive’. No faltará en este modelo la habitual edición especial de lanzamiento ‘Editión 1’ que incluye un alto nivel de equipamiento y que va asociado al acabado exterior ‘AMG Line’ con llantas de 20 pulgadas.

Después de su presentación en el Salón de Nueva York, que tiene lugar durante estos días, se espera que el Mercedes GLC Coupé llegue a los concesionarios en los próximos meses de otoño con una tarifa de partida superior a los 48.050 € del GLC.

VAVEL Logo