Entrevista. Álvaro Bautista: "Superbikes no es una opción de futuro"
Foto: Marc González - VAVEL

Álvaro Bautista es valentía. La del piloto que, cansado de encontrarse con el muro infranqueable de una moto satelite incapaz de pelear por ganar, busca la ilusión de un proyecto a ciegas en Aprilia, a sabiendas de que no dará resultados a corto plazo. El piloto manchego abre sus puertas antes de la carrera de Montmeló, hablando sobre su moto, la nueva reglamentación, y su futuro, todavía por decidir.

Pregunta: Antes de fichar por Aprilia, estuviste tres años en el equipo satélite de Honda, con buenos resultados: tres podios, mucha regularidad, aunque en 2014 te costara un poco más. ¿Qué te llevó a cambiar Honda por Aprilia?

Respuesta: Después de estar tres años en Honda satélite, donde los resultados fueron bastante regulares, aunque tuviera algo de problemas en el último año, pero echaba de menos el trabajo que hacía en Suzuki. Echaba de menos tener una moto oficial, donde te dan todo lo que pides. En un equipo satélite, te dan lo que la fábrica quiere, te guste o no, y vaya como vaya. Cuando salió Aprilia, sabía que era arriesgada, puesto que llevaba muchos años fuera de MotoGP, pero siempre han hecho buenas motos, como en SBK, ¿por qué no en MotoGP?

P: Actualmente, ¿qué le falta a esta moto para estar entre los mejores? ¿Dónde está el déficit?

R: Le falta un poco de todo. Lo más difícil de hacer y lo más fácil de ganar es el motor, porque ganas muchísimo en la recta. A nivel de chasis, no es una moto con claros puntos positivos o negativos, es bastante igualada. Tenemos que mejorar en todos los aspectos.

"Tenemos que mejorar en todo: nos falta competitividad en el motor y en el chasis"

P: Para lo que queda de año, ¿cuál es el objetivo que te puedes marcar?

R: Mejorar la moto, básicamente. A principio de temporada dije que me gustaría estar en la segunda parte del año siempre en el top-10, aunque luego habrá veces que se pueda conseguir y otras que no, pero por lo menos estar cerca de esas posiciones.

Foto: Marc González - VAVEL
Foto: Marc González - VAVEL

P: Esta es una marca que entró en el Mundial en 2015, a la vez que Suzuki. ¿Es frustrante que ellos luchen por podios y vosotros no?

R: Es un caso totalmente diferente. Suzuki llevaba tres años sin competir pero realizando muchos test fuera de Grandes Premios. Tienen un trabajo muy adelantado, mientras que Aprilia entró con una moto ‘laboratorio’, que realmente no se podía decir que eso fuese una MotoGP, sino una mezcla de SBK con un poco más de motor. Era un año de transición para luego en 2016 tener una moto más competitiva. El trabajo de 2015 se debería haber hecho anteriormente, aunque, claro, es mucho más rápido evolucionar dentro de las carreras.

"Ganar en Superbikes está muy bien, pero en el mundo de la moto, MotoGP lo es todo"

P: Sorprende que una marca como Aprilia abandonase SBK, donde era la dominadora, para embarcarse a ciegas en MotoGP.

R: Dentro de la fábrica también ha habido muchos cambios. Dall’Igna se fue a Ducati y, personalmente, no sé lo que habrá pasado en ese tiempo. Lo que sí tienen claro en Aprilia es que en el mundo de la moto lo máximo es MotoGP. Ganar en SBK está muy bien, pero lo que todo el mundo mira es MotoGP. Aprilia es una marca con muchas ambiciones y que ha ganado campeonatos en 125 y 250, siendo la mejor moto de esas categorías. Dentro del Grupo Piaggio lo que se quiere es dominar y ganar también en MotoGP.

P: Se está hablando mucho que para 2017 Sam Lowes podría subir a Aprilia. ¿Cuáles son las opciones de futuro que barajas?

R: En principio, Lowes tenía que haber entrado este año, pero como a mediados de 2015 entró Bradl e hizo un gran final de temporada, dejaron a Lowes para 2017. La verdad es que no he pensado si voy a seguir aquí o no, me limito a hacer mi trabajo y luego ya veremos lo qué ocurre. Lo que sí es cierto es que este año el mercado se ha adelantado muchísimo, porque ya en la primera carrera se estaban cerrando cosas. El problema es que tenemos que ir esperando los huecos que dejan los equipos oficiales. Mi mánager tiene varios frentes abiertos, pero sinceramente no pienso en el año que viene todavía.

P: ¿Superbikes es una opción?

R: No, en ningún caso.

P: Has sido piloto oficial en Suzuki y Aprilia, pero los mejores resultados llegaron en Honda con la moto satélite. ¿Por qué los pilotos os obsesionáis con ser pilotos oficiales, cuando en un equipo satélite se es muy regular?

"En una moto oficial te aseguras tener lo mejor de esa fábrica, y eso es lo que nos llama la atención a los pilotos"R: Depende. Depende de la moto, del año… Por ejemplo, en Yamaha no suele haber mucha diferencia entre la moto oficial y la satélite, quizás con Michelin y la nueva electrónica este año Smith y Espargaró lo están notando más. Yo cuando fui a Honda fue justo cuando se hizo el cambio a 1000cc y en ese momento no había habido mucha evolución y por eso había una gran igualdad entre equipos oficiales y satélites. La moto era prácticamente igual a la de Márquez o Pedrosa. Hoy en día, con la electrónica todo es distinto. Estamos observando que la Honda sólo funciona en manos de Márquez. A Pedrosa le cuesta ir rápido y Cructhlow cuando intenta ir al límite se cae. La única marca que, actualmente, tiene una buena moto satélite, es Ducati, aunque la filosofía del equipo italiano es diferente. En un equipo oficial te aseguras de que tienes lo mejor de esa fábrica. Puede ser mejor o peor que otras fábricas, pero te aseguras que tienes lo mejor de esa marca.

P: ¿Cuál ha sido la principal diferencia de pilotaje, con esta moto, con los nuevos neumáticos y la nueva electrónica?

R: En nuestro caso, al tener la moto totalmente nueva, es más complicado entender las nuevas reglas. Con los nuevos neumáticos no puedes forzar tanto el tren delantero y tienes que adoptar una conducción mucho más fina. Con la electrónica no hay tanta diferencia: en cuanto la tienes a punto es similar a la del año pasado. El problema es que en 2015 le decías a los ingenieros: “me pasa esto y quiero esto otro”, y ellos sabían solucionarlo rápidamente. Ahora aciertan a veces, otras veces se equivocan, les cuesta un poco más. En resumen, la electrónica es más fácil de usar, pero es más complicado a la hora de solucionar problemas y encontrar el ‘setting’ perfecto.

Foto: Marc González - VAVEL

P: Hablando de tu trayectoria deportiva, ¿qué valorarás con mejor recuerdo: el título de 125cc o los tres podios en MotoGP contra la mejor generación de pilotos de la historia?

R: Es difícil. Yo creo que me quedaré con todo. Esto empezó como un ‘hobby’, puesto que mi padre adoraba las motos, yo montaba con él por diversión y al final todo fue creciendo hasta hacer de esto mi vida y mi trabajo. Ha sido un sueño, así que todo será positivo.

P: ¿Cómo se ve Bautista cuando cuelgue el mono? ¿Estará vinculado a algún proyecto en el Mundial?

R: No lo sé, pero es bastante probable. Esto es como una droga, no te puedes desenganchar tan fácilmente. Cuando llegue el momento de la retirada, seguramente esté involucrado en algo, siendo mánager de algún piloto, siendo director deportivo de algún equipo… Aún así, ¡espero que me queden muchos años para que llegue ese momento!

VAVEL Logo