Renunciar cuando estás en la cima
Renunciar cuando estás en la cima | Fuente: Nico Rosberg

67 años de Fórmula Uno, miles de pilotos que han tenido la oportunidad de, al menos, poder disputar un Gran Premio mientras que otros se quedaban estancados en categorías inferiores o se iban a otras competiciones a probar éxito siendo consciente de que la posibilidad de estar en la categoría reina del automovilismo era más que improbable.

33, ese es el número de pilotos que han tenido la fortuna de alcanzar la gloria, desde Giuseppe Farina hasta Nico Rosberg; pasando por Niki Lauda, Ayrton Senna, Fernando Alonso, Lewis Hamilton... otros, por otro lado, eran testigos de los logros de sus rivales y los demás pasan sin pena ni gloria. Mientras, algunos tras lograr la corona en una o varias ocasiones, deciden retirarse en la cumbre si hacer la defensa del título.  

Mike Hawthorn, el ‘sucesor’ de Fangio y Ascari

El inglés estuvo siete temporadas en la categoría reina del automovilismo y hasta su segundo año no consiguió subir a lo más alto del podio, que ocurrió en el Gran Premio de Francia. Además, en 1953 volvió a conseguir otra victoria más, esta vez en España, en el último certamen del campeonato.

Mike Hawthorn vivió en persona los dominios de Alberto Ascari primero por partida doble, ambas coronas logradas con el equipo Ferrari, y de Juan Manuel Fangio que lo obtuvo en cuatro ocasiones, dos con Mercedes, otro con los de Maranello y el último con Maserati.

No fue capaz de batir a ninguno de los dos pilotos hasta 1958, logrando su primer y único mundial

El británico era el elegido para suceder al italiano y al argentino. De hecho, en 1958 llega a la cima ganando únicamente en una ocasión, en el Gran Premio de Francia, siendo la última carrera que gana en su trayectoria. Además la diferencia entre Hawthorn y Stirling Moss fue de un sólo punto, siendo la fiabilidad un punto clave en la decisión del campeonato ya que el piloto de Vanwall quedó en cuatro ocasiones primero pero abandonó hasta cinco veces.

Fuente: alchetron.com/
Fuente: alchetron.com

Poco después de ganar el mundial, Mike Hawthorn anunció su retirada de la categoría reina del automovilismo y unos meses después, en enero de 1959 fallecía a sus 29 años en un accidente de tráfico.

Jackie Stewart, tres mundiales en cinco años

El escocés llegó a la Fórmula Uno en 1965 con la escudería BRM y ya en su primera temporada subió a lo más alto del podio en el Gran Premio de Italia que le ayudó para terminar en tercera posición en el mundial de pilotos sólo por delante de Jim Clark y Graham Hill.

Las ocasiones en la que Stewart ganó el campeonato o fue segundo, la menor separación de puntos que hubo fue en 1968

Tres años después quedó en segunda posición del británico del equipo Lotus con una diferencia de doce puntos. A pesar de ello, el por entonces piloto de Matra ganó tres carreras, igual que el ganador del campeonato, pero sumó dos retiradas y dos carreras que no realizó, de ahí la probable distancia entre ambos.

Hubo que esperar hasta 1969 para que Jackie Stewart se llevase su primera corona con seis victorias de once posibles, un segundo puesto un cuarto y tres abandonos, lo que significó un total de 63 unidades, casi el doble que su inmediato perseguidor Jacky Icks que obtuvo 37.

Fuente: Taringa
Fuente: Taringa

El escocés hizo las maletas en 1970 a Tyrrel y al año siguiente ya obtuvo su segundo campeonato con una diferencia más que evidente sobre el segundo clasificado que fue Ronnie Peterson, 62 puntos por parte del piloto con el dorsal 8 por 33 que consiguió el sueco. Seis victorias, un segundo y un quinto puesto avalan el dominio de Stewart durante ese año.

Una temporada después, se tuvo que ver las caras con Emerson Fittipaldi que le superó con 16 puntos de ventaja y ganando cinco de los doce certámenes que había por cuatro del bicampeón del mundo. Pero lo que hace que el brasileño consiga la corona es que sube al podio en ocho ocasiones mientras que el escocés sólo puede subirse en cinco ocasiones.

1973 supuso el último año de Jackie Stewart como piloto de Fórmula Uno. Además, la situación fue con el mismo rival pero inverso a lo que ocurrió el año anterior ya que con cinco victorias y ocho podios, superó al piloto carioca con la misma diferencia de puntos que lo hizo él al finalizar el pasado campeonato, 16. Ya con el mundial decidido, el escocés no quiso correr el último Gran Premio que se disputó en Estados Unidos porque su compañero de equipo, François Cevert, había fallecido y eso fue lo que causó su retirada.

Fuente: f1-history.deviantart.com
Fuente: f1-history.deviantart.com

Alain Prost, llegada a Williams y campeonato

El francés estuvo en la categoría reina del automovilismo durante trece temporadas y consiguió cuatro campeonatos del mundo, consagrándose como el tercer piloto con más títulos junto con Sebastian Vettel sólo por detrás de Juan Manuel Fangio con cinco y Michael Schumacher con siete.

Sólo tuvo que esperar a su segundo año para conseguir su primera victoria y hacerlo en el Gran Premio de su país, además de hacerlo posteriormente en Holanda e Italia. Lo más característico de aquel 1981 es que el por entonces piloto de Renault de 15 certámenes que se disputaron en seis ocasiones estuvo en el podio pero en las nueve restantes abandonó. A pesar de ello, finalizó en quinta posición en el campeonato de pilotos con 43 puntos.

1984 significa la llegada de Alain Prost a Mclaren Tag con Niki Lauda de compañero de equipo con un dominio abrumador en el que consiguieron 12 victorias de 16 posibles, decidiéndose el campeonato entre ambos pilotos por solamente medio punto, que fue lo que decantó la balanza para el lado del austríaco y obtener su tercera y última corona.

Un año de adaptación en el equipo de Woking le sirvió a Prost para después ganar dos títulos

Los dos años siguientes suponen el comienzo de la gloria para Il Professore. El primer mundial llegó de manera contundente con cinco victorias y once podios, destacando que sólo quedó fuera de los tres primeros en una ocasión y cosechó un triplete de abandonos, además de una descalificación en el Gran Premio de San Marino. En la tercera campaña como piloto de los de Woking revalidó el título pero esta vez no fue tan dominante ya que lo ganó por tan sólo dos puntos. Lo que no sabía era la tormenta que se estaba avecinando en los próximos dos años.

Fuente: ESPN
Fuente: ESPN

Una de las mayores rivalidades y la más conocida

El fichaje de Ayrton Senna a Mclaren Honda significa una guerra dentro y fuera de la pista para el francés. Además, en 1988, los pupilos de Ron Dennis tuvieron una temporada sumamente imperial consiguiendo 15 victorias de las 16 carreras de la temporada, sólo Gerhard Berger y Ferrari consiguieron subir a lo más alto del podio en el Gran Premio de Italia. Con ocho victorias y un total de 90 puntos, el carioca se proclamaba campeón del mundo, el primero de los tres que iba a lograr.

Aunque el dominio no iba a ser tan clamoroso, el año siguiente iba a ser el más duro y tenso para los dos, principalmente al final de año donde se produjo una de las mayores polémicas de la historia de la Fórmula Uno y de las más conocidas.

La ruptura es inminente a final de año y el francés se va de Mclaren

El campeonato volvía a estar en juego entre Alain Prost y el brasileño que todavía tenía opciones matemáticas de retenerlo pero, en el Gran Premio de Japón, Senna trató de adelantar a su compañero de equipo a la desesperada en el triángulo Cassio, provocando una colisión en la que el galo abandonó pero el sudamericano exigía que le empujasen para poder continuar la carrera. A pesar de la remontada y ganar la carrera, el por entonces defensor del título fue descalificado por saltarse la chicane. Al término del año, el galo hace las maletas y pone rumbo a Ferrari.

Fuente: CNN
Fuente: CNN

Pero el hecho de estar en escuderías diferentes no hizo que la hostilidad aminorase porque ambos se volvieron a encontrar en el Gran Premio de Japón de 1990 y esta vez chocaron en la primera curva, Senna ganó el mundial ese año y lo ocurrido se lo tomó como una venganza por lo de la temporada anterior.

Tras un campeonato con tres segundos puestos como mejor resultado y un año sabático, Alain Prost volvía a la Fórmula Uno de la mano de Williams Renault. La vuelta del propulsor francés para aliarse con los de Grove supuso también la llegada de Il Professore a sus filas. Un año consistente con siete victorias le dieron la cuarta y última corona que sentenció en Estoril. En ese mismo Gran Premio anunciaba su retirada a pesar de que tener un año más de contrato con la escudería.

Fuente: Taringa
Fuente: Taringa

“Alain vuelve, te echo de menos, lo sabes”, esa fue la frase que dijo Ayrton Senna, antiguo compañero y archienemigo de Prost, por radio al equipo Williams en el Gran Premio de San Marino de 1994, el francés escuchó dicha frase ya que estaba presente en el circuito de Ímola de comentarista de televisión. Poco después, de todos es bien conocido la historia, el brasileño perdía la vida en la curva Tamburello mientras lideraba la carrera. El día anterior ya lo hizo Roland Ratzenberger durante la clasificación, siendo seguramente el fin de semana más negro de la historia de la Fórmula Uno.

Nico Rosberg, media trayectoria dada a Mercedes

Tras cuatro temporadas en Williams, el germano fue el primero en creer en el proyecto de los de Brackley desde su primer año en 2010, donde la vuelta de Michael Schumacher fue un boom para todo el paddock, pero en sus tres últimos campeonatos como piloto de Fórmula Uno se vio claramente superado por su compatriota.

Antes de empezar la etapa de los motores V6, su mejor puesto en el campeonato fue en 2013, quedando sexto

Después de varios podios, en el Gran Premio de China del 2012 llegó la primera de las más de veinte victorias que ha conseguido en su carrera en la categoría reina del automovilismo y tras un 2013 muy positivo donde logró dos victorias y culminar el campeonato en sexta posición acompañado de la segunda plaza en el campeonato de constructores solamente por detrás de Red Bull, algo gordo se veía venir en el equipo de la estrella.

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

La era híbrida comenzó con victoria para Nico Rosberg con una ventaja de casi medio minuto sobre el segundo clasificado que fue Kevin Magnussen. Se avecinaba el principio de un nuevo dominio en la Fórmula Uno, posiblemente uno de los mayores de la historia.

Y así fue, pero él no iba a ser el que fuera a comandar la escudería de Brackley, sino su compañero de equipo Lewis Hamilton que, a pesar de las once victorias que obtuvo durante el 2014, el campeonato se decidió bajo la noche de Abu Dhabi debido a la puntuación doble que se impuso por primera y última vez. El británico se coronó bicampeón del mundo de la mejor manera posible, subiendo a lo más alto del podio; mientras, el germano vivió el peor calvario de su trayectoria con una carrera para olvidar en la que ni terminó en los puntos.

Un año demoledor para Lewis Hamilton hasta que consiguió el mundial en Austin

2015 no iba a ser un camino de rosas para el piloto que portaba el dorsal seis. El antiguo piloto de Mclaren estuvo intratable hasta el fin de semana en el que consiguió su tercer campeonato, en el Gran Premio de Estados Unidos el 25 de octubre. Hasta la fecha, el inglés sólo había estado en una ocasión fuera de los tres primeros y fue en Hungría, donde terminó en sexta posición. El alemán, a parte de en esa carrera, no saboreó el champán en Singapur, Italia y Rusia, las dos últimas por abandonos.

Desde que Lewis Hamilton logró la victoria en Austin, Nico Rosberg resolvió los tres últimos certámenes en forma de victoria para asegurar la segunda plaza en el mundial de pilotos y completar el segundo doblete en la clasificación, además de garantizar un campeonato de constructores que, tarde o temprano, era más que evidente que iba a llegar.

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Pero a la tercera llegó a la vencida. El de Wiesbaden alargó su racha de primeros puestos hasta el Gran Premio de Rusia siendo el segundo mayor número de victorias consecutivas en la Fórmula Uno, junto con Alberto Ascari y Michael Schumacher, siete.

Pero el accidente que sufrieron los dos pilotos de Toto Wolff supuso un antes y un después hasta el parón de verano. El británico sumó seis victorias de siete posibles antes del parón de vacaciones y colocarse como líder con 19 puntos de ventaja tras conquistar el Gran Premio de Alemania, mientras que el alemán finalizó en cuarta posición.

Nueve victorias + un abandono + un año de regularidad = título

En la vuelta, se pudo ver a un Nico Rosberg intratable durante las primeras carreras logrando 115 puntos y aprovechando para hurgar más en la herida tras el abandono del tricampeón del mundo en Malasia cuando lideraba el certamen a falta de 20 vueltas para ver la bandera a cuadros. El 6, tras ganar en Suzuka, era consciente de que podía ganar el campeonato salvo alguna avería en su W07.

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Aunque Lewis Hamilton subió a lo más alto del podio en los últimos cuatro Grandes Premios, nada ni nadie evitó que el germano no se llevase su primera y única corona bajo la noche de Abu Dhabi, logrando el mismo hito que su padre en 1982. Además, emularon a Graham y Damon Hill en el tiempo que transcurriría entre uno y otro en ganar el título, 34 años.

El mejor año del alemán de lejos supone el campeonato tras siete años de paciencia

A los cinco días de obtener el mundial, Nico Rosberg anunciaba su retirada de la Fórmula Uno dejando en shock a todos los aficionados. Igualmente, ha dejado un hueco, probablemente, en el asiento más codiciados de la parrilla; por lo que, parece que la Silly Season va a dar mucho que hablar todavía en este mes de diciembre. ¿Quién será el elegido por Toto Wolff y compañía para sustituir al alemán?

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

El campeón del mundo del 2016 es el cuarto piloto que se retira una vez conseguido llegar a la cima de la categoría reina del automovilismo, pero ¿quién será el siguiente en hacer lo mismo que Mike Hawthorn, Jackie Stewart, Alain Prost y Nico Rosberg?

VAVEL Logo