Budkowski, satisfecho con las relaciones entre la FIA y Liberty Media
Fuente: Twitter

La Formula 1 está en constante cambio, de eso no hay duda. Por eso se le llama “El Gran Circo”. La marcha de Bernie Ecclestone en éste 2017 ha conmovido a gran parte de los aficionados. Pero, la llegada de Liberty Media no ha sido tan desgarradora como mucha gente se pensaba.

Han realizado grandes cambios positivos, como por ejemplo, incrementar las medidas de seguridad en los circuitos, acercar a los fans al paddock (véase el London Show celebrado apenas hace un mes) y así una larga lista de eventos.

Marcin Budkowski cree que las relaciones entre Liberty Media y la FIA son “positivas”. Aclara que primero discuten entre ellos las cosas nuevas, y una vez que llegan a un acuerdo común, lo hablan con las escuderías.

La comunicación es clave, y más en F1. Ésta nueva forma de comunicarse en la Federación trae numerosos beneficios, según Budkowski. "Este es un cambio muy positivo y tengo que admitir que es un gran enriquecimiento para mí, ya que puedo hablar libremente con Ross Brawn, con el que he estado trabajando durante muchos años en Ferrari. Las cuestiones técnicas también se discuten con Pat Symonds, y las políticas, con Chase Carey"

Es obvio que la FIA tiene más peso en las decisiones que Liberty, pues es la Federación quien regular todo en cuanto a deporte del motor se refiere. Pero, lo nuevos “dueños” de la Formula 1 no quieren quedarse de brazos cruzados; intentar ayudar en todo lo posible, dando ejemplo de profesionalidad.

"La parte reguladora es nuestra, no hay duda. Ellos quieren ser constructivos y quieren aportar sus ideas. Después de hacer algunos estudios y propuestas, investigan la aerodinámica: es su derecho, al igual que todos los que quieren hacer una contribución. Estamos involucrados en sus proyectos y hay una gran colaboración, se trata de las reglas de 2021", explicaba el polaco.

También es lógico que cada equipo tenga unos intereses y se mueva por ellos. Por ello puede ser complicado pactar y negociar entre la FIA y los equipos, pues cada uno puede ir a su mundo si no hay cooperación común entre las partes.

"Cada equipo defiende sus intereses, que pueden ser técnicos, deportivos, políticos, e incluso comerciales, y un aspecto puede afectar a otros. Los representantes del equipo no buscan la mejor regulación posible, pero sí lo que a su equipo puede darle más beneficios. Normal para aquellos que quieran ganar las carreras"

"Sin embargo, necesitamos equipos que tengan más gente y recursos para encontrar buenas soluciones. En mi opinión, es importante dar cuerpo a la nueva normativa con mucha antelación. Ahora tratamos las normas para 2021, por lo que los intereses específicos son menores y es más fácil de encontrar puntos comunes en la negociación", finalizó.

VAVEL Logo