Oportunidades para Viñales en la gira asiática
Maverick Viñales durante el Gran Premio de Cataluña | FOTO: Marc González (VAVEL España)

Está claro que Maverick Viñales tiene una presión extra esta temporada tras mostrarse como favorito para ganar el mundial desde los test de pretemporada en los que ya resaltó, sorprendiendo a todos los aficionados con el corto período de adaptación a su Yamaha M1 que necesitó el catalán.

Coronándose en tres ocasiones esta temporada (Catar, Argentina y Francia) y consiguiendo hasta ahora cinco poles, arrancaba de forma espléndida el año en que debería ser revelación. Hasta que llegó a Jerez y apareció la irregularidad, donde empezó a sufrir de neumáticos; y aunque en la cita posterior al Gran Premio de España subiera de nuevo al cajón más alto y en Italia quedara en segunda posición, volvieron los problemas en Cataluña.

Reanudando la temporada tras las vacaciones, el liderato sigue resguardado por Marc Márquez seguido de Andrea Dovizioso (a 16 puntos de Marc), los claros rivales que Maverick (a 28 puntos) quiere batir en las carreras de Motegi, Phillip Island y Sepang.

Pueden ver claramente la odisea que se le está haciendo a Viñales esto de los neumáticos, que en toda la temporada ha probado seis chasis y en la última carrera, en el Gran Premio de Aragón corrió con la goma dura, a pesar de que no lo había probado en todo el fin de semana.

“Cada carrera que pasa se hace más difícil luchar por el campeonato, pero nosotros estamos dando el 100% en cada cita. Nos falta tracción, pero si la conseguimos todavía podemos luchar. Uno nunca tira la toalla. No lo he hecho en mi vida. No soy una persona que lo haga, pero es difícil creer que se pueden recuperar casi 30 puntos en cuatro carreras viendo lo fuertes que están los rivales”, explicaba el de Roses que a pesar de las complicaciones se ve capaz de conseguirlo.

VAVEL Logo