Anuario VAVEL Moto3 2017: Aron Canet, la plena juventud
Fotomontaje: Martín Velarde (VAVEL España)

Se podría decir que la temporada de Aron Canet -en la que ha terminado siendo tercero en la clasificación mundial- ha sido irregular dentro de la regularidad. Empezó con fuerza en Catar, pero tuvo altibajos como en el Gran Premio de las Américas, Alemania, San Marino o Australia, que no clasificó. Aun así, en todas las carreras en las que consiguió cruzar la línea de meta sumó puntos.

El piloto valenciano suma a su casillero tres victorias y dos podios que hicieron que tuviera opciones a lograr el título mundial hasta la carrera de Australia, en la cual no se clasificó y esto acabó con las posibilidades que tenía de rebatirle el mundial al líder Joan Mir.

La segunda temporada mundialista de Aron ha sido su mejor hasta ahora y ha determinado que en 2018 sea claro candidato a llevarse el oro junto a otros pilotos españoles como Jorge Martín o Marcos Ramírez. En Catar finalizó en cuarta posición, pero tanto en Argentina como en Austin se complicaron las cosas, acabando undécimo y no clasificado respectivamente.

En Jerez todos los demonios desaparecieron cuando realizó una última vuelta de infarto luchando con Romano Fenati, Joan Mir y Marcos Ramírez por una victoria que acabó consiguiendo. Siguiendo con Europa, en Le Mans fue segundo y en Italia quinto. En Catalunya, la segunda carrera de casa, repitió la posición de Mugello y continuó siendo regular en Assen consiguiendo la segunda victoria de su vida en el mundial. En Alemania no se pudo clasificar yéndose al parón veraniego con un sabor de boca agridulce.

En la segunda parte de la temporada volvió a arrancar en su línea, consiguiendo podio en Brno y quinto en Austria, y luego en Silverstone donde consiguió la tercera y última victoria de su 2017. Para contrastar, en San Marino no clasificó pero recuperó resultados en Aragón y Japón acabando en top cinco. Finalizando la gira asiática, en Australia no acabó la carrera de nuevo a falta de cinco vueltas, y en Sepang obtuvo la octava plaza. En Valencia, última cita española y de la temporada, terminó en la novena posición.

Sin duda sus mejores momentos de la temporada fueron las victorias de Jerez, Assen y Silverstone, de las cuales Jerez fue la más especial al ser en un trazado español y la primera cita europea del mundial, en la que abrió su palmarés de victorias en el mundial.

Durante el fin de semana del Gran Premio de España demostró determinación y rapidez acabando undécimo el viernes y consiguiendo la segunda posición en la parrilla del domingo. Finalmente, tras una carrera de lucha como lo son todas las de la categoría pequeña, ganó la primera cita española por delante de Romano Fenati y Joan Mir.

“Ha sido una carrera muy complicada, la lucha era muy intensa y lo hacía muy complicado. Luego, con la carrera más ralentizada, he pensado en atacar a final de carrera situándome cuarto o tercero, lo que era perfecto para la última curva”, explicaba Canet acerca de la carrera de Jerez.

En Assen el viernes registró el segundo tiempo más rápido y en los entrenamientos cronometrados pudo alcanzar la sexta posición para el domingo, que volvió a sentir la victoria: "Ha sido la mejor carrera de mi vida. En la última vuelta me he situado bien pero Fenati me ha adelantado, aunque al final he seguido su rebufo y he podido rebasarle de nuevo en la última chicane y ganar".

A lo largo del Gran Premio de Gran Bretaña consiguió el mejor tiempo el primer día de entrenamientos, línea que no pudo seguir el sábado clasificándose decimoséptimo, algo que ponía en contra las ganas que tenía el joven piloto de ganar, pero aquel contratiempo no pudo con su ambición y de nuevo ganó: “He visto que podíamos luchar por la victoria. En las últimas vueltas me han rebasado un par de pilotos, pero he visto que todavía podía luchar por la victoria y he ido a por ello; poco después ha aparecido la bandera roja”, zanjaba Aron.

Contrastando con las rachas positivas de Aron, todo piloto tiene también momentos no tan buenos en los que hay que trabajar mucho más duro para alcanzar los objetivos. Estos momentos fueron en Austin, Alemania, San Marino y Australia.

"En la curva 19 he acelerado un poco antes y ahí he cometido el error y me he caído", decía acerca de la carrera de Austin.

“Desde el comienzo de carrera no me he sentido a gusto con el neumático duro. Intenté cambiar la forma de pilotar forzando el tren delantero con la mala suerte de que se me cerró la dirección y me caí”, explicaba respecto a su caída en Alemania.

En San Marino volvió a caer por las difíciles condiciones meteorológicas, cosa que muchos otros pilotos tampoco pudieron evitar: “Rodaba cómodo detrás de Di Giannantonio, hasta que en la curva 6 he sufrido una caída a tres vueltas del final, ya que se ha cerrado la dirección”.

El último cero de la temporada se produjo de forma involuntaria en Australia: “He conseguido evitar a Di Giannantonio tras su caída, pero en esa misma vuelta, en la curva 4, he recibido un golpe por detrás y no he podido evitar la caída”.

Como factor clave del piloto español están las remontadas, a lo que ha acostumbrado a la afición durante toda la temporada en carreras como Silverstone -la remontada más relevante de la temporada de Aron- donde partía decimoséptimo y acabó ganando la carrera. Algo parecido realizó en la actuación de Brno, saliendo decimoséptimo y logrando subir al tercer cajón del podio.

Un plus en su forma de pilotar también es su complexión, ya que mide 1’69m y pesa 62kg; es uno de los pilotos más pequeños de la categoría. Esto produce que pueda acoplarse con mayor comodidad a la moto y tenga más movilidad en el paso por curvas, de hecho, una de sus especialidades en los circuitos son las chicanes.

Aron Canet en el GP de Valencia | FOTO: Lucas ADSC (VAVEL España)
Aron Canet en el GP de Valencia | FOTO: Lucas ADSC (VAVEL España)

Entre las cualidades más destacables del joven valenciano están los ágiles movimientos que ejecuta sobre la moto, complementándose y adaptándose con facilidad a ella y permitiéndole realizar las grandes remontadas que ha hecho a lo largo de la última temporada. También tiene mucha capacidad para ahorrar goma en las carreras, aspecto muy positivo de cara al ataque final.

Aron Canet pilota una Honda Moto3 con motor monocilíndrico de 250cc 4 tiempos con una transmisión por cadenas con cambio extraíble modificable en todas sus marchas. Tiene una capacidad de 10 litros en el depósito y suspensiones öhlins, como la gran mayoría de motos en la categoría, que también comparten los neumáticos dunlop (compuestos blandos, medios y duros). En cuanto al chasis se compone de una doble viga de aluminio y las llantas son de OZ en magnesio forjado. Respecto a frenos, los delanteros se componen de un doble disco mientras los traseros son monodisco. Toda composición entre el peso de la moto sumándole el del piloto no pueden superar los 149kg por reglamento.

Aron Canet en el GP de España | Foto: Lucas ADSC (VAVEL España)
Aron Canet en el GP de España | Foto: Lucas ADSC (VAVEL España)

Su compañero de equipo esta temporada ha sido Enea Bastianini, que llegó a ser subcampeón la pasada campaña pero este año no ha podido lograr todos los objetivos a causa del cambio de equipo y la irregularidad durante la temporada. Ha conseguido solamente tres podios esta temporada, siendo segundo en Gran Bretaña y tercero en Aragón y Malasia, cosa que no ha gustado al equipo y el año que viene correrá con el Leopard Racing. En su lugar, el Estrella Galicia ha decidido confiar en Alonso López, piloto joven del FIM CEV Repsol que ha consolidado buenos resultados esta temporada.

En conclusión, no ha sido un año tan negativo para Aron Canet aunque haya habido altibajos en algunas ocasiones, cosa que el valenciano puede arreglar en poco tiempo, consecuencia de su gran esfuerzo y trabajo que hacen que se mantenga en la línea para optar al título en 2018.

VAVEL Logo