Anuario VAVEL F1 2017: Esteban Ocon,el año de la ‘Oconsistencia’
ANUARIO VAVEL F1 2017: Esteban Ocon,el año de la ‘Oconsistencia’ | Fotomontaje: Martín Velarde Falcón

Esteban Ocon se ha hecho un hueco entre los grandes nombres de la parrilla. Se subió al Gran Circo a mitad de la temporada 2016, en Bélgica, con la débil Manor y, en el diluvio de Brasil, estuvo a punto de terminar entre los puntos, rodando entre los diez primeros gran parte de la prueba. Contra todo pronóstico, acabaría ganándose el puesto en Force India y, lo más difícil, no ha defraudado.

Desde que debutase en 2016 en Spa-Francorchamps hasta el Gran Premio de México de 2017, terminó todas las carreras, consiguiendo un récord absoluto: más número de carreras terminadas desde su debut (27), batiendo la marca que Max Chilton fijó en 25 durante las temporadas de 2013 y 2014.

Y lo mejor es que, desde que se estrenó con Force India en Australia, salvo en Mónaco, siempre que ha terminado la carrera, solo faltó a su cita con la bandera a cuadros en Interlagos, ha sido entre los diez primeros. 87 puntos y la octava posición en la general avalan una primera gran temporada en un equipo con posibles. Dos quintos puestos son, de momento, la frontera del joven francés, pero su prometedora proyección hace pensar en que no se quedará ahí en 2018.

Primeras carreras

Esteban tuvo una adaptación lenta, pero fructífera, a su nuevo monoplaza. Comenzó flojo en las clasificaciones y, durante las cuatro primeras, solo pasó a la Q3 en Rusia, donde fue 10º. No obstante, los domingos ya fueron su fuerte. Tres décimos puestos para empezar y un octavo en Rusia. En Sochi, se empezó a vislumbrar la prometedora temporada que ‘Oconsistencia’, que, por entonces, aún estaba en ciernes.

Gira europea

La gira europea sería la que lo consagraría como una de las sorpresas de 2017, que ha visto nacer un nuevo protagonista con un gran carácter en las carreras. Estas carreras serían también las que vivirían sus piques más peligrosos con su compañero de equipo, lo que llevaría a Force India a prohibir que lucharan en pista.

En Montmeló, Esteban volvió a meterse en la Q3, pero donde verdaderamente destacó fue en la carrera. Aprovechó tanto los toques de la primera vuelta, donde quedaron eliminados Kimi Räikkönen y Max Verstappen y que retrasaron a Fernando Alonso y Felipe Massa, como la rotura de motor de Valtteri Bottas para realizar su mejor actuación hasta el momento, terminando en el quinto lugar. Force India comenzaba también a consolidarse como la primera escudería de los mortales, sumando el cuarto puesto de Sergio Pérez al quinto de Esteban Ocon.

El Gran Premio de Mónaco no fue el que Force India recordaba de 2016, donde Sergio Pérez se dio el lujo de subirse al podio. Todo lo contrario, fue la única carrera del año en que no puntuó ningún monoplaza rosa. En Canadá, comenzaron a saltar las chispas entre los compañeros de equipo. Force India no autorizaría a Esteban Ocon a pasar a su compañero, que llegó a rodar tercero durante gran parte de la prueba, teniendo que luchar en pista, lo que acabaría favoreciendo que ambos monoplazas indios fueran adelantados por Daniel Ricciardo y Sebastian Vettel y perdiendo toda opción de subirse al cajón. Las palabras duras entre Esteban y Sergio nacieron entonces y no hicieron más que aumentar durante el año. De rodar cuarto, el francés pasó a terminar sexto, siendo, a pesar de todo, un buen resultado.

En Azerbaiyán, los dos pilotos de Force India colisionaron cuando marchaban cuarto y quinto respectivamente. Esteban consiguió salvar la carrera y, a pesar de tener que pasar por boxes, acabó remontando hasta el sexto lugar y hacer una de sus mejores actuaciones hasta el momento. La octava posición de Austria pasó sin pena ni gloria, estando lejos, esta vez sí, de ser protagonista de la cita en los Alpes. Mismo resultado logró en Silverstone, donde finalizó por delante de su compañero. Y los papeles se los volverían a intercambiar en Hungría, donde el mexicano (8º) superó al francés (9º). En Hungaroring, también colisionarían levemente los dos pilotos de Force India durante la salida.

Y así, Esteban llegó al final de la gira europea consolidado en la zona de puntos y con una rivalidad inmensa con su compañero de equipo. En Spa-Francorchamps, la tensión entre ambos alcanzó su culmen cuando colisionaron por dos veces en el mismo sitio: Eau-Rouge. Fuere como fuere, ‘Oconsistencia’ volvió a salir vivo de un accidente y pudo terminar la carrera en noveno lugar.

En Italia, la última cita europea vio la mejor clasificación de Esteban, que se las arregló para salir tercero ante las sanciones a Max Verstappen, Daniel Ricciardo. Llegó a rodar segundo en la carrera, pero fue cayendo poco a poco hasta una meritoria sexta posición final.

Esteban terminó la gira por el Viejo Continente siendo uno de los grandes animadores de las carreras y habiendo puntuado en todas las carreras salvo en Mónaco, con el quinto puesto de España como mejor resultado. Y, sobre todo, siendo protagonista absoluto de la gran rivalidad del año Ocon-Pérez.

Gira asiática y americana

Aún quedaba Esteban para rato. La gira asiática y americana no comenzó demasiado bien para el francés, que encadenó dos décimos lugares en Singapur y Malasia. Volvería por sus fueros en Estados Unidos, donde fue sexto, y en México, la tierra de su máximo rival, donde repitió quinto lugar. Y, donde a la postre, terminaría la racha de carreras terminando que le valió el sobrenombre de ‘Oconsistencia’.

En la primera vuelta de Brasil, se acabó la buena suerte de Esteban para salir indemne de los accidentes. Romain Grosjean trompeó en la Ferradura y dejaría en 27 las carreras consecutivas terminando de su compatriota al llevárselo por delante. Esteban cerraría el año con un octavo lugar en Abu Dabi, donde pasó sin pena ni gloria. ¿Y detrás de quién terminó en el emirato?

Sí, otra vez de su inseparable compañero y a la vez enemigo, Sergio Pérez.

Mejores y peores momentos

Sin lugar a dudas, España, Italia y México han sido los momentos más brillantes de la temporada de Esteban. Si en España y México terminó quinto, fue en Italia donde realizó su fin de semana a más nivel.

En Montmeló, supo evitar los toques de la primera curva y después realizar una carrera consistente y sin errores que lo llevó hasta el lugar que le correspondía al Force India con muchos de sus rivales eliminados. Algo parecido ocurrió en México, donde abandonó Daniel Ricciardo y Lewis Hamilton quedó retrasado tras pincharle la rueda Sebastian Vettel.

En Monza, el templo de la velocidad, Esteban vivió lo que fue, quizá su consagración definitiva. Realizó una clasificación perfecta: superó contra todos los pronósticos a los Ferrari y se coló en el tercer lugar tras la sanción a los Red Bull, solo por detrás de Lewis Hamilton y del inesperado Lance Stroll. Una buena salida lo situó en el segundo lugar y le hizo fantasear con acabar probando el sabor del podio ítalo, algo que pronto se tornó imposible ante el mayor ritmo del Mercedes de Valtteri Bottas, de los Ferrari y de un kamikaze llamado Daniel Ricciardo. El sexto lugar, sin embargo, no debería hacer minusvalorar el que fue su mejor fin de semana del año.

En un año tan inmaculado como el de Esteban, su peor momento solo puede ser su único abandono, el ya mencionado en Interlagos, donde se acabó su suerte al ser embestido por Romain Grosjean.

Sus incidentes con Sergio Pérez han sido más negros en sus declaraciones y comunicaciones por radio que en su efecto en resultados. Tras tocarse por segunda vez en Spa, se pudo oír una comunicación muy agresiva por parte de Esteban refiriéndose al mexicano: “¡Chicos, qué ‘narices’! En serio, ¿qué ‘narices’ está haciendo este tío? Alerón delantero roto ahora, jodido idiota”. El lector entenderá que no es precisamente “narices” la traducción más acertada, pero sí la más decorosa.

Esteban Ocon | Fuente: Zimbio & Mark Thompson.
Esteban Ocon | Fuente: Zimbio & Mark Thompson.

Las claves de ‘Oconsistencia’

Lo primero que llama la atención de Esteban es su impresionante porcentaje de carreras finalizadas, que se eleva hasta el 97 %. Como ya se ha dicho, solo ha abandonado en el Gran Premio de Brasil de 2017 desde que debutara mediada la temporada de 2016. Y no es casualidad, Esteban destaca por una conducción segura de la que no se le recuerdan errores de bulto, sabiendo arriesgar lo justo. Salvo que se las tenga que ver con otro monoplaza rosa.

El piloto francés ha colisionado cuatro veces a lo largo de 2017 y todas, salvo en Brasil, con su compañero de equipo. Inexplicablemente, el francés salió prácticamente ileso de todas ellas. De hecho, acabó puntuando en Azerbaiyán y Bélgica, al contrario que su compañero.

Por otro lado, el talento de este joven francés de ascendencia española es innegable. Su determinación a la hora de adelantar y de defenderse no son propias de su corta trayectoria en Fórmula 1. Quizá convendría recordar que fue el campeón de la Fórmula 3 europea en 2014, competición que le valió a Max Verstappen para debutar en Fórmula 1 en 2015 a pesar de que el neerlandés solo fue tercero en la general final.

El VJM10, el mejor Force India hasta la fecha

La escudería india sigue superándose año a año. A pesar de cosechar ningún podio, como ocurriera en 2014, 2015 y 2016, esta temporada Force India ha sumado su mejor cifra de puntos (187), terminando cuarto en la clasificación de constructores, superando en 104 puntos a Williams (5º). Y todo ello siendo el equipo con menos presupuesto de toda la parrilla. Sin duda, un éxito a analizar y, ¿por qué no?, a celebrar. La escudería india ha ido mejorándose desde 2008, cuando debutase con 0 puntos en su casillero.

En 2017, Force India solo faltó a su cita con los puntos en Mónaco, donde Esteban Ocon fue 12º y Sergio Pérez 13º. A pesar de ello, el mexicano pudo hacerse con la vuelta rápida en el trazado monegasco. Además, los dos monoplazas puntuaron en 16 de las 20 carreras, algo que solo Mercedes ha sido capaz de mejorar.

Esteban Ocon es perseguido por Sergio Pérez en Spa-Francorchamps |  Fuente: Zimbio & Mark Thompson.
Esteban Ocon es perseguido por Sergio Pérez en Spa-Francorchamps | Fuente: Zimbio & Mark Thompson.

Comparando a Esteban Ocon y Sergio Pérez

Se puede extrapolar un empate técnico entre ambos pilotos: el mexicano terminó el año con 100 puntos, por 87 de su compañero.

En clasificación, la balanza se decanta claramente por Sergio, que ha batido a su compañero por un contundente 13-7. No obstante, el mayor premio en este apartado se lo llevó Esteban en el Gran Premio de Italia, donde clasificó en tercer lugar. La mejor clasificación del año para Sergio Pérez fue en Brasil, donde consiguió el quinto lugar tras la sanción a Daniel Ricciardo. En cualquier caso, según fue avanzando el año, Esteban consiguió mejores clasificaciones, superando habitualmente a su compañero en las últimas citas.

Resultados en clasificación:

Sergio Pérez 10 8 18 9 8 7 8 6 7 6 13 8 10 12 9 7 9 9 5 8
Esteban Ocon 13 17 14 10 10 15 9 7 9 7 11 9 3 14 6 5 6 6 10 5

En las carreras es donde más igualdad han manifestado los dos pilotos de Force India. El mejor resultado absoluto lo logró Sergio Pérez en España, donde vio la bandera a cuadros desde la cuarta posición. Sería también en tierras ibéricas donde Esteban consiguiera su mejor resultado al terminar justo detrás del mexicano, resultado que repetiría en México.

Resultados en carrera:

Sergio Pérez 7 9 7 6 4 13 5 - 7 9 8 17 9 5 6 7 8 7 9 7
Esteban Ocon 10 10 10 7 5 12 6 6 8 8 9 9 6 10 10 6 6 5 - 8

Un futuro muy prometedor

La Fórmula 1 vive un relevo generacional generalizado con pilotos como Max Verstappen, Carlos Sainz, Lance Stroll, Pierre Gasly y Charles Leclerc. Esteban Ocon se ha erigido durante 2017 como uno de los candidatos a dar guerra a los veteranos y a ser un protagonista en años venideros, siempre condicionado a que disponga de un mejor coche. El talento lo tiene, falta que esta temporada no caiga en saco roto y prosiga su escalada hacia la élite en 2018. El primer reto es claro: vencer a su compañero de equipo.

¿Se impondrá la juventud a la veteranía en Force India en 2018? Lo que sí parece claro es que, a poco que tenga un coche competitivo, ‘Oconsistencia’ seguirá ofreciendo batalla la temporada que viene.

VAVEL Logo