Anuario VAVEL F1 2017: Jolyon Palmer, la decepción de la temporada
Fuente: Fotomontaje VAVEL

Fiasco. Así se podría resumir el año deportivo de Jolyon Palmer, una temporada en la que el británico, compañero de box de Nico Hülkenberg, solo sumó ocho puntos en una sola carrera, mientras que en el resto no puntuó en ninguna de las carreras que disputó antes de que Renault decidiese tras el Gran Premio de Japón anticipar la llegada de Carlos Sainz a la escudería de Enstone y a la postre, despedirle del equipo.

Cierto es que las limitaciones del coche con una unidad de potencia poco fiable le condenaron por completo - salvo Singapur, todas las carreras acabaron con abandono o si terminó en carrera no sumó ni un solo punto - aunque en comparación con su homólogo alemán, sale perdiendo en todas las comparaciones. Perdió todos los duelos clasificatorios con Hulkenberg y en carrera solo le superó cuando sumó sus ocho únicos puntos en el mundial. En aquella carrera, Nico Hulkenberg se vio obligado a abandonar mientras que Palmer terminó sexto en aquella carrera.

Singapur, su mejor obra antes de la 'decapitación'

En su corta trayectoria como piloto profesional de Fórmula 1, ha sido el mejor resultado que ha logrado. Su alegrá contrastó con la frustración de Nico Hulkenberg en dicha carrera. Ya se había hecho oficial el fichaje de Carlos Sainz por el equipo, aunque no la anticipación de su llegada, ya que estaba prevista para 2018.

Tras su gran actuación, en la que aprovechó los abandonos de los pilotos rivales, sacó pecho de su resultado y reivindicó su continuidad hasta final de año, aunque luego no se produjo: "Ha sido una temporada difícil. Es decepcionante no estar aquí el próximo año, pero hay seis carreras por delante, el coche debe ser fuerte y ya fui fuerte en esas pistas el año pasado. Estaré en Malasia y estaré en Abu Dhabi”.

Fuente: Source AFP
Fuente: Source AFP

Rendimiento muy flojo durante la temporada

Abandonos, sábados de clasificación en los que la Q2 era casi una quimera...Jolyon Palmer no ha tenido los recursos suficientes paradar muestras de poder demostrar su verdadera valía en la Fórmula 1. No hay más que ver las estadísticas de la temporada número 68 de la competición, en la que el británico ha intercalado en todas las carreras abandonos y carreras sin puntuar.

La imágen se repetía cada fin de semana. Jolyon Palmer abandonando su coche antes de que acabase la carrera. ¿El problema? Como le ha ocurrido a su compañero Hulkenberg, y a sus compañeros en Red Bull y Toro Rosso: el motor, con una fiabilidad que ha penalizado por completo.

Su peor momento, sin embargo, fue tras dejar Renault al acabar el Gran Premio de Japón: "El Gran Premio de Japón de mañana será mi última carrera para Renault. Con mi penalización en la parrilla saldré desde el fondo pero trataré de dar el máximo como siempre. Gracias a todos por el apoyo durante los últimos dos años, ¡significa mucho para mí!".

Fuente: Clive Mason/Getty Images
Fuente: Clive Mason/Getty Images

Nico Hulkenberg, una losa para el británico

No hay comparación en la que salga favorecido Jolyon Palmer. En carrera terminó siempre por detrás de Nico Hulkenerg, que hasta que no llegó Carlos Sainz a Enstone tuvo una temporada plácida cuanto menos en lo que se refiere. Un abrumador 13-1 hasta el Gran Premio de Japón, en el que Hulkenberg terminó por delante y se adelantó la llegada de Carlos Sainz por los malos resultados del británico.

En clasificación, todas por detrás del alemán. Un dato totalmente demoledor para un piloto que de haber tenido más suerte, pudo haber sacado más rendimiento a su monoplaza.

VAVEL Logo