Aston Martin, el objeto de deseo

El 2021 es un año fundamental para la Fórmula 1. En ese año, se termina la normativa de motores entre todas las escuderías que forman el Gran Circo. Ahí, entran diversos constructores que quieren volver a la parrilla, como es el caso de Cosworth, u otros suministradores de motores que quieren entrar por vez primera en la parrilla de la Fórmula 1. Ese es el caso de Aston Martin.

En 2018, la empresa de automóviles británica pasa a tener un nuevo papel dentro de Red Bull. En el equipo austríaco, serán esta temporada el patrocinador principal de la escudería que ha sido cuatro veces campeona del mundo, tanto de pilotos como constructores, con Sebastian Vettel y Mark Webber como corredores destacados en el seno de la escudería auspiciada por la marca de bebidas.

Reuniones y más reuniones

En estos momentos, Aston Martin, según informa Motorsport, es uno de los objetivos de varias escuderías, que quieren hacerse con sus servicios a la hora de potenciar sus vehículos con los motores británicos. El CEO de la empresa británica, Andy Palmerse ha pronunciado al respecto y sobre a cuántos equipos esperan desde Aston Martin suministrar motores.

He echado algunas cuentas aproximadas en términos de costes, pero en F1 debes tener en cuenta los intangibles porque estás hablando de un retorno de marketing y no necesariamente de rendimiento físico. El retorno del marketing con suerte se convierte en coches vendidos y por eso estamos haciendo esto”.

La Fórmula 1, como banco de pruebas

Palmer ha expresado, que para poder competir con el modelo de calle de Ferrari, el Ferrari 488, quieren utilizar el máximo deporte del motor como banco de pruebas para que su coche con motor central pueda plantar cara a los coches más famosos del mundo en la calle.

“Queremos sembrar el terreno para cuando saquemos nuestro coche con motor central para competir con el Ferrari 488. Se trata de ganar credibilidad para cuando nos enfrentemos cara a cara con Ferrari, Lamborghini y McLaren en la carretera".

VAVEL Logo