El halo será fabricado por la empresa alemana "CP Tech"

La temporada 2018 de Fórmula 1 será recordada en la historia por la introducción del denominado “halo” en la cabina de los monoplazas. Y ya se ha hecho oficial, la FIA ha seleccionado a “CP Tech” como proveedor de dichos elementos de protección y seguridad para la temporada 2018-2019 y suministrará tanto a la Fórmula 1 como a la Fórmula 2.

La marca germana se caracteriza por ser proveedor de materiales y componentes de gran resistencia y seguridad en el mundo del automovilismo. Además, ha pasado con éxito los test que exigía la normativa de la FIA 8869-2018. Por ende, las partes y piezas necesarias para la construcción y desarrollo del halo se incluirán en la lista técnica número 62 de la Federación.

"Hemos elegido a CP tech como uno de nuestros socios en I+D por su capacidad para proveer soluciones de ingeniería excelentes", declaraba el consultor de Global Institute, Andy Mellor, en un comunicado de Nedschroef, grupo al que pertenece CP Tech.

"Este proyecto es un reconocimiento real de nuestra extraordinaria experiencia en lo que se refiere al complejo procesamiento mecánico del titanio y de materiales adicionales. Es otro proyecto de referencia del que debemos estar orgullosos con base en nuestra experiencia de más de 25 años en el sector del automovilismo", comentaba el director general de CP Tech, Thomas Casey.

Y es que la FIA se ha tomado desde 2011 muy en serio la seguridad de los monoplazas. Ejemplos de grandes y por desgracia trágicos accidentes como el de Jules Bianchi en 2014 o Felipe Massa en 2009 han servido para remarcar la seguridad y protección de los pilotos en la máxima categoría de la automoción.

Además, la CP Tech pertenece al grupo holandés Nedschroef, quien es uno de los mayores fabricantes de tornillos del mundo. Nuevas incorporaciones a la Fórmula 1 son síntoma de avance y progreso.

VAVEL Logo