Wolff : "La relación entre Hamilton y Bottas nos hizo más fuertes"

Mercedes, en estos momentos, es la escudería en la que mejor ambiente se respira. El equipo alemán ha encontrado la estabilidad que había perdido en pasadas temporadas, cuando Rosberg y Hamilton competían el uno frente al otro, y generaban situaciones de lo más tensas dentro del muro de la escudería. Con el cambio de pilotos, y con la llegada del finlandés Valtteri Bottas a la estructura del conjunto que tiene su sede en Brackley, el ambiente con todos los miembros del cuatro veces consecutivas campeón del mundo tanto en pilotos como en constructores ha mejorado enormemente a lo largo de la temporada 2017, según las propias palabras del jefe del equipo, Toto Wolff, que se ha mostrado feliz y satisfecho de los resultados que han obtenido desde la marca de las flechas plateadas en una temporada en la que han vuelto a hacer historia.

Ambiente renovado

"Nico nos hizo enfrentarnos a una situación muy complicada –ni siquiera pudimos hablarlo– y fue difícil encontrar el piloto adecuado, pero nos tomamos el tiempo necesario para decidir y, finalmente, conseguimos el hombre adecuado para el equipo", afirmó Wolff para Motorsport.

Wolff es el máximo responsable de Mercedes, y en las últimas temporadas, ha estado en medio de los graves conflictos internos en su escudería, entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, incluso causando que ambos se retirasen en las carreras por una colisión entre ambos, lo que supone una catástrofe para la escudería de las flechas plateadas.

"En el pasado siempre creí que una rivalidad muy feroz entre compañeros sería buena para el equipo porque se presionarían entre ellos. Creo que la lección que aprendí [este año] es que probablemente no sea así. Se necesitan dos compañeros de equipo de primer nivel que se empujen el uno al otro en el coche, pero la rivalidad no debe trasladarse fuera de la pista", confesó el jefe de equipo de Mercedes.

Bottas, el artífice del cambio

"La mentalidad y la relación entre los dos nos hizo más fuertes, nos dio un ambiente más abierto y honesto y, sobre todo, nos permitió mejorar nuestro rápido pero complicado monoplaza gracias a que los dos trabajaron muy bien juntos".

Wolff ha señalado a Bottas como el principal culpable de que el buen rollo haya vuelto a Mercedes. El finlandés ha recuperado la estabilidad y la tranquilidad que se habían perdido dentro del conjunto que dirige Toto Wolff, que ha visto necesaria su llegada para conseguir una armonía de hierro para conquistar todos sus objetivos, que son el entorchado en pilotos y constructores.

VAVEL Logo