Manor no se olvida de la Fórmula 1

El equipo Manor llegó a la Fórmula Uno en el año 2015, siendo el sucesor de Marussia, de hecho, el coche usado en ese año es una actualización del Marussia MR03 de 2014. Ese año pilotaron el monoplaza Will Stevens y Roberto Merhi, la primera y única del español en esta categoría.

No empezaron con buen pie, ya que no pudieron disputar el GP de Australia, el equipo no pudo arrancar el monoplaza por problemas al adaptar el software del motor de la temporada anterior.

En su segundo año consiguen su primer y único punto. En el Gran Premio de Austria, Pascal Wehrlein finalizó la carrera en el décimo puesto. Un punto que valía oro, ya que era un gran impulso de dinero, pero Sauber puntuó en la última carrera y Manor tuvo que despedirse de la Fórmula 1 en 2017.

En el mes de enero de dicho año, la escudería fue puesta en administración, finalmente no tuvo ningún comprador y tuvieron que despedirse del Gran Circo. A día de hoy, Manor está muy centrado en la categoria de LMP2 del WEC y tampoco han conseguido grandes cosas.

"Si nada cambia, no podremos volver a la F1"

Los británicos han asegurado que no se han olvidado de la Fórmula 1, y con la posible reducción de costes, ven un retorno según ha asegurado Graeme Lowdon, jefe de Manor. “Desde la FIA ​​y Liberty Media hemos escuchado que trabajan en reducir el coste y los impuestos de los motores, para beneficiar a los equipos privados. En ese caso, estamos interesados ​​en regresar, tanto Booth como yo tenemos asuntos pendientes en la F1”, aseguraba para Autosport.

Pero si todo se queda como está, se centrarán en otros campeonatos: “Si nada cambia y no hay un límite de presupuesto y si el presupeusto de un monoplaza sigue siendo el actual, no podemos volver a la F1 porque será imposible competir contra los grandes equipos”, finalizaba Lowdon.

VAVEL Logo