El lado desconocido de Hartley

Brendon Hartley ha sido, sin lugar a dudas, una de las grandes revelaciones de la temporada. El corredor neozelandés es uno de los 'rookies' de la parrilla, al competir con Toro Rosso con otro de los jóvenes de la Fórmula 1, el francés Pierre Gasly, con quien ha competido realmente bien en las últimas carreras de la pasada temporada. Curtido en carreras de resistencia, Hartley es el último corredor oceánico en competir en la máxima categoría del deporte del motor, que estaba vacía desde la retirada de Mark Webber, uno de los mejores pilotos de la historia, y parte fundamental en los éxitos de Red Bull, gran dominador durante cuatro temporadas del Campeonato del Mundo del Gran Circo.

La fama no va con Heartley

"Cuando estoy en mi casa de Nueva Zelanda, paso la mayor parte de mis días montando en bicicleta en el bosque. Me da sensación de adrenalina y orgullo cuando llego a la cima de la montaña, pero también cuando bajo, aunque lo hago despacio y sin problemas", afirmó Hartley, que no busca la fama ni mucho menos.

El joven corredor no quiere aparcar su faceta tranquila en su país natal, para saltar a la pura fama, en la que todo el mundo está pendiente de un piloto de absolutamente todo lo que hace, y no le dejan tranquilo en ningún momento. Hay muchas maneras de llevarlo, e incluso de no llevarlo, como es el caso del piloto del equipo filial de Red Bull.

No quiere ser famoso

"La última película que vi fue 'Baby Driver'. Me gustó, pero no lloré mucho", expresó Hartley. Suele ver películas en los aviones, cuando está camino de los Grandes Premios. Por otro lado, el piloto neozelandés afirma que no quiere ser famoso, y que no lo pretende, algo loable dentro de un mundo tan glamouroso como es el de la Fórmula 1.

"No soy famoso y no quiero serlo. Las personas que tienen mucha fama en realidad me dan pena, no pueden sentarse con amigos en un restaurante o hacer otras cosas normales. Si no puedes ser normal en un lugar público, entonces eso es realmente triste".

Curiosidades de Hartley

Otro de los puntos curiosos de Hartley es su colección de pases de carrera, y si los sigue coleccionando a pesar del poco tiempo del que dispone actualmente, como piloto titular de Fórmula 1. "Los pases de carrera, los tengo todos desde que corrí en Europa. Algún día haré algo genial con ellos, ahora tengo uno permanente, así que es una pena", confesó el joven.

"La sombra del azul del cielo. Estar fuera, en la la naturaleza. No estar en el bosque y, ah, las noches estrelladas, no las veo en la mayoría de los lugares del mundo", es lo que ha contestado después de que le preguntaran qué es lo que más echa de menos tras toda una temporada sin estar en casa.

VAVEL Logo