Previa de Renault en el GP de Baréin: objetivo, reducir la desventaja

Los dos pilotos de Renault consiguieron entrar en los puntos en el Gran Premio de Australia, con NIco Hülkenberg y Carlos Sainz en la séptima y la décima posición, respectivamente. Ambos pilotos y el jefe del equipo se mostraron satisfechos con el rendimiento del RS18 y con el resultado que obtuvieron. Tal y como afirmó Cyril Abiteboul, están consiguiendo los objetivos que se marcaron a corto plazo, aunque necesitan seguir trabajando para mejorarlos. 

En el Gran Premio de Australia, se vieron perjudicados con la salida del coche de seguridad, pero no tuvieron problemas importantes y todos los coches con motor Renault terminaron entre los diez primeros, algo que demuestra el potencial de la marca francesa y la dura batalla de la parte media de la tabla.

Carlos Sainz

El piloto madrileño terminó en la décima posición, estaba contento con el rendimiento del monoplaza y con los puntos que pudieron sumar en el casillero del equipo. Por su parte, estaba satisfecho por el punto que pudo salvar, después del error que cometió en una frenada y de la persecución de Sergio Pérez en las últimas vueltas.

A esto se le sumaron sus problemas estomacales, ya tuvo un problema con la bomba de agua y le iba escupiendo agua en la cara. Después del Safety Car tenía mucha agua en el estómago e incluso estuvo a punto de vomitar; por ello, afirmó que logró sobrevivir y llegar a la meta como pudo. Pero además de los problemas con el sistema de hidratación, tuvo un pequeño problema de potencia que sus ingenieros le resolvieron con facilidad desde el box. 

El piloto de Renault salía en la novena posición y luchó en la primera parte de la carrera con Fernando Alonso que salía justo por detrás; Sainz cometió un fallo antes de terminar el segundo sector que le hizo irse recto en una curva, algo que aprovechó el piloto asturiano. A pesar de las batallas cuando el Safety Car abandonó la pista, las posiciones se mantuvieron y Sainz consiguió mantener la décima posición y salvar un punto importante para el equipo. 

Carlos Sainz en el Gran Premio de Australia | Imagen: Getty Images
Carlos Sainz en el Gran Premio de Australia | Imagen: Getty Images

Nico Hülkenberg

El piloto alemán partía desde la séptima posición en el Gran Premio de Australia; adelantó una posición por la sanción de Daniel Ricciardo, ya que clasificó octavo. Aunque después de un par de vueltas y cuando se estabilizaron las posiciones, el piloto de Red Bull consiguió pasar a Hülkenberg usando el DRS, volviendo a las posiciones originales. Por detrás del alemán, Sainz y Alonso estaban inmersos en una lucha por la novena posición.

Hülkenberg finalizó en la séptima posición, consiguiendo sumar seis puntos a su casillero y valoró positivamente el fin de semana. Los entrenamientos libres del viernes no fueron perfectos, pero, como él mismo afirma, consiguió revertir la posición y obtener un buen resultado en la carrera; todo esto es la recompensa del duro trabajo del equipo.

Aunque como ocurre en Fórmula 1, tuvo la suerte de cara y en contra. Por un lado, tuvieron suerte con los abandonos ya que pudieron escalar posiciones; pero, por otro lado, se vieron perjudicados con la salida del coche de seguridad. Aun así, el piloto alemán destaca el buen ritmo del monoplaza, que ha sido fuerte y competitivo, aunque, al igual que su compañero de equipo, sabe que necesitan seguir trabajando.

Hulkenber en el Gran Premio de Australia | Imagen: Getty Images
Hulkenber en el Gran Premio de Australia | Imagen: Getty Images

Expectativas para la segunda cita del Mundial

El Renault llega a Baréin con las expectativas bastante altas después del primer Gran Premio de la temporada; esta es una carrera nocturna, algo que la hace una de las más espectaculares de la temporada. Por ello, Sainz tiene ganas de subirse al coche en Baréin para mejorar los resultados de Australia y seguir sumando puntos.

El principal objetivo de los pilotos de Renault es reducir el hueco con la parte delantera. Además, Abiteboul asegura que sus puntos fuertes en Australia fueron la fiabilidad del motor Renault y el rendimiento, ya que era el esperado en la primera carrera. Por ello, ya no solo lucharán por entrar en la zona de puntos, sino por escalar posiciones en la tabla para conseguir uno de los objetivos a largo plazo de Carlos Sainz: subir al podio.

VAVEL Logo