Previa de Mercedes en el GP de Baréin: la venganza se sirve fría
Niki Lauda y Lewis Hamilton celebrando la 'pole' de Albert Park. Foto: F1

Mercedes sigue disponiendo del coche más rápido a una vuelta, pero un desafortunado incidente en Australia les arrebató la victoria de las manos a pesar de tener el mayor y mejor ritmo de la carrera.

Ahora, llegan al desierto, a Shakir, para regalar a Ferrari una venganza demoledora, fría, y en un circuito que por condiciones, favorece más a los de Maranello; En pleno desierto, con calor, Mercedes, congelará toda esperanza de otro equipo, quieren ganar ya en 2018.

Repaso a Albert Park; El infortunio

Como se vio en los 'test' Mercedes llegó de sobras en primera posición a Australia. Todo el fin de semana se pintó de plateado, en concreto, el de Hamilton. El dominio fue indiscutible, no aplastante (menos en Q3), pero indiscutible para los de Brackley.

La clasificación la tuvieron en todo momento controlada, y cuando lo necesitaron, pulsaron el botón mágico (que aseguran no tener), el del 'Party Mode' y así dejar a siete décimas a los dos Ferrari. 

En la carrera, el hecho ha sido más que debatido en estas dos semanas. Ese 'overcut' inesperado de Vettel y Ferrari, no inesperado para que se produjera, inesperado por lo bien que salió. En condiciones normales de carrera, Vettel hubiera salido por detrás de Hamilton y Räikkönen, pero con el Safety Car salio por delante de ambos, Mercedes se quedó sin victoria. 

Lewis Hamilton; A seguir en forma

Si alguien tiene la culpa de la perdición en Australia en Mercedes, ese no es Lewis Hamilton. El británico hizo una gran carrera, mantuvo a ralla en todo momento a Kimi, y en ningún momento se preocupo por Vettel, porque realmente no era necesario. 

Hamilton, llevaba el 'HammerTime' puesto todo el fin de semana, el ritmo fue de genio, y de martillo pilón, una vuelta y un tiempo tras otro. De repente, por primera vez, se ve por detrás de un Ferrari, y al descubrir que ni mucho menos fue su error, quedo devastado por la situación, su cara en el podio lo decía todo. 

Si Hamilton demuestra el mismo ritmo que en Albert Park, en condiciones normales, irá a por todas, y será candidato número uno a la victoria del desierto. El británico, más motivado que nunca.

Hamilton en el podio de Albert Park
Hamilton en el podio de Albert Park. Foto: F1

Valtteri Bottas; La decepción de Australia

 Junto con Max Verstappen, el finés de la escudería de Stuttgart fue una decepción en todo el fin de semana. En todo momento, lejos de su compañero, incluso no al ritmo de Vettel y Räikkönen, no estaba cómodo con la pista, ni con el coche. 

La debacle, vino con el accidente en los comienzos de la Q3, accidente fuerte, que provocó la descalificación de Valtteri del resto de la sesión. En la misma curva que Verstappen en carrera, esa curva dos, puede llevar el nombre de "curva de la decepción", visto lo visto en el primer fin de semana de la temporada.

El problema fue a más cuando en carrera Bottas siguió encasillado en su mal momento, en ningún momento mostró un gran ritmo para remontar y llegar más arriba, fue una carrera pasiva donde fue subiendo escalones, llegó al octavo y allí se quedó. 

Bottas debe recuperar su mejor forma cuanto antes para estar con Hamilton allí arriba,  y así, como mínimo, que la lucha sea de cuatro pilotos hasta que Red Bull llegue.

Bottas en el paddock de Albert Park. Foto: F1
Valtteri Bottas en el paddock de Albert Park. Foto: F1

Expectativas para Baréin

Las expectativas para un equipo como Mercedes, siempre son fáciles de descifrar, y más teniendo en cuenta su inicio de temporada, ganar. A Toto Wolff y los suyos, solo les vale ganar en el desierto de Shakir, y demostrar que Australia fue un accidente casual, y que ellos son los que siguen mandado aquí, zanjando cualquier tipo de polémica. 

A parte, para sus pilotos, mantener a Hamilton en este estado de forma; Y por otro lado, recuperar al mejor Bottas, para que este este a la altura de su compañero, o al menos cerca, y que no se vuelva a repetir el desastre de Albert Park. 

Mercedes irá con el cuchillo entre los dientes desde el Viernes, y eso hace que el GP de Baréin venga más emocionante aún, toda la carne en el asador para la estrella plateada. 

VAVEL Logo