Previa GP Baréin 2018: el segundo asalto en el desierto

Tras dos semanas de descanso, la Fórmula 1 se prepara para el primer “back to back” del año. La primera parada será en el Gran Premio de Baréin donde a parte de ver la segunda carrera del año, también se comenzará a hablar de la Fórmula 1 a partir de 2021. Como cada año, las luces del Circuito de Sakhir llevaran a un piloto hasta el podio, en un circuito donde se podrá saber mejor en qué posición real están cada uno de los equipos.

La primera cita del año dejó muchas sorpresas y desveló pocas incógnitas. Ferrari se hizo con la victoria tras un error táctico de Mercedes durante el virtual safety car. Fernando Alonso consiguió acabar en la 5 posición tras el golpe de mala suerte que sufrieron los dos pilotos de Haas durante la única parada de la carrera.

Mercedes

Los de Brackley lo tuvieron todo en Australia para conseguir la primera victoria del año a cargo de Lewis Hamilton. El sábado arrasaron a sus competidores, sacándole más de 6 décimas al piloto que clasificó en segunda posición. Pero en la Fórmula 1 no todo sale siempre como está previsto y ese es parte de su encanto. Hamilton dominó sin ningún problema los primeros compases de la cita, pero todo cambió después del VSC que provocó el Haas de Grosjean.

Pero en Mercedes pueden estar tranquilos, porque a pesar de no haber conseguido el triunfo en Melbourne, dejaron claro con su ritmo y velocidad que siguen siendo el claro enemigo que batir. Aunque para ello, necesitarán que sus dos pilotos estén concentrados y tengan confianza, algo que quizá le cuesta a Valtteri Bottas después del accidente que tuvo en la Q3 del sábado.

Scuderia Ferrari

Tras la pretemporada los de Maranello sembraron muchas dudas respecto a su rendimiento de su nuevo monoplaza, ya que se especulaba que no estaba a la altura del de 2017. El sábado parecía que los italianos estaban bastante cerca de los Mercedes, pero una vez los ingleses utilizaron su ya famoso “modo fiesta” en Ferrari no tuvieron nada que hacer y se conformaron con el segundo y tercer puesto.

El domingo todo cambió. Sebastian Vettel se llevó la primera victoria del año en Australia, al igual que ya hizo en 2017. Su compañero de equipo, Kimi Räikkönen, había salido por delante del alemán, pero, finalmente, la estrategia benefició a Vettel. Ahora les tocará demostrar en Baréin si lo que consiguieron en Australia fue solo suerte o si, verdaderamente, tienen el ritmo suficiente como para vencer a Mercedes. 

Red Bull Racing

La escudería de la bebida energética pasó sin pena ni gloria por el Gran Premio de Australia. Tras una pretemporada discreta, los austríacos demostraron en la clasificación que aún no están al nivel de Mercedes, pero sí del de Ferrari. El domingo confirmaron que su punto fuerte es la carrera. A pesar de no haber subido al podio, el ritmo que acreditaron los dos coches fue muy positivo.

Aunque aún queda mucho trabajo por hacer en Red Bull, los austríacos esperan que con las novedades que vayan trayendo carrera a carrera lleguen a estar al nivel de Mercedes. Lo cierto es que muchos expertos colocaban a Red Bull por encima de Ferrari después de los test. Este fin de semana será una de las primeras pruebas de fuego, ya que el Circuito de Albert Park tiene unas características especiales que no dejan ver el verdadero potencial. 

Force India

Los de Silverstone no han empezado la temporada con el pie derecho. Ya desde los test de pretemporada se observó que su coche para esta temporada no apuntaba las mismas maneras que el de 2017, su mejor temporada hasta ahora. Los malos presagios se confirmaron durante el primer Gran Premio del año. Los de la escudería india se fueron de Melbourne sin conseguir ningún punto.

Tanto Sergio Pérez como Esteban Ocon esperan tener mejor suerte este fin de semana en Baréin. El circuito es mucho más propicio a los adelantamientos, algo que era casi imposible en Australia. Quizá las características del trazado les ayuden, pero está claro que Force India no está al nivel de otros años y tendrá que evolucionar mucho durante la temporada. 

McLaren – Renault

Los de Woking llegaban a Melbourne bajo la atención de todos los medios de comunicación y pasaron la prueba de fuego. La mejora en el rendimiento del McLaren es innegable y, en gran medida, es gracias al nuevo motor que tienen debajo de su capó. Aunque tan solo ha habido una carrera, los de Woking están optimistas y está vez parece que llevan razón.

Los de McLaren están inmersos en una batalla por ser el mejor equipo del resto entre Renault y Haas. Los tres equipos tienen ritmos muy parejos y los mínimos detalles son los que marcan la diferencia, por eso este fin de semana será muy importante para el futuro de McLaren durante esta temporada. La Fórmula 1 llega a un circuito en el que sí es posible adelantar y el McLaren podrá enseñar de lo que verdaderamente es capaz

Renault

Los franceses confirmaron en Australia las buenas vibraciones que dejó la pretemporada. Sus dos pilotos consiguieron entrar en los puntos y también entrar en la Q3 y aun así creen que el coche podría haber dado más de sí. Carlos Sainz sufrió problemas estomacales que le impidieron dar el 100% en el domingo, pero llega a Baréin con todo solucionado.

El paso delante de Renault es más que notable y los franceses no van a parar de desarrollar el coche, por lo que la mejora será notable. En Renault quieren volver a puntuar los dos pilotos en Baréin, pero esperan que las posiciones todavía sean más altas y consigan vencer tanto a McLaren como a Haas.  

Williams Racing

Los de Groove han empezado la temporada con la mala racha con la que acabaron 2017. El rendimiento del equipo inglés parece que no ha mejorado tanto como debía esta temporada y están pasando a ser un equipo de final de parrilla. A pesar de los esfuerzos por contratar a grandes ingenieros, como Paddy Lowe, la falta de presupuesto está haciendo mella en el equipo inglés.

En Australia, el nuevo piloto de los ingleses, Sergey Sirotkin, tuvo que abandonar tras cuatro vueltas, ya que una bolsa de plástico se coló en el tubo de refrigeración y no dejaba que actuara correctamente. Lance Stroll acabó la carrera en la misma posición donde la empezó, en el decimocuarto lugar. 

Haas

Los americanos son la sorpresa de la temporada y así lo confirmaron en Australia. El primer Gran Premio del año podría haber sido inolvidable para Haas sino hubiera sido por la mala suerte que tuvieron en las dos únicas paradas de boxes de la carrera. Una tuerca mal montada provocó el abandono de sus dos pilotos cuando estaban rodando en las primeras posiciones.

Con las pilas cargadas y tras unos cambios en el equipo de mecánicos que hacen las paradas, Haas llega a Baréin con ganas de lograr, por fin, llevarse los puntos a casa por los que tanto han trabajado a lo largo del invierno. Además, los americanos hacen oídos sordos a los que dicen que el coche de esta temporada es el Ferrari de 2017 con sus colores

Alfa Romeo Sauber

Suaber está viviendo una temporada de cambios y parece que, de momento, son todos buenos. Aunque los suizos siguen estando al final de parrilla, Marcus Ericsson se alegraba de por fin tener un coche con el que poder luchar mano a mano con otros pilotos. El piloto sueco dijo que en Australia vivió sus mejores vueltas de los últimos dos años

En Sauber está uno de los rookies con más proyección de los últimos años, Charles Leclerc. El piloto monegasco consiguió hacer una carrera sin problemas y acumló kilometros, que es su principal objetivo durante las primeras carreras de la temporada

VAVEL Logo