Comienza la preocupación en Brackley
Comienza la preocupación en Brackley

Todo parecía ir sobre ruedas en Barcelona, el W09 era un monstruo algo que también habían confirmado los integrantes del equipo Mercedes en los “filming day”, pero ha llegado la temporada y nada es como al principio, ahora la preocupación abunda en cada rincón de la fábrica situada en Brackley.

La clasificación de Australia dejó a Lewis Hamilton a seis décimas de Kimi Räikkönen, un Ferrari, es decir, los rivales directos. El domingo todo se torció por un VSC y Sebastian Vettel ganó la carrera a ritmo de estrategia. En Baréin otro gran golpe ya desde el viernes, con Hamilton sancionado con cinco posiciones por cambiar la caja de cambios. Vettel hacía pole y victoria.

El Mercedes no demostró en ningún momento del fin de semana que era superior al coche italiano, y eso ha hecho que salten las alarmas dentro del equipo, sobre todo en Toto Wolff, a quien no se le vio sonreír en ningún momento del fin de semana.

“Éste no es el comienzo que esperábamos para la temporada 2018. En dos carreras seguidas, hemos tenido alguna limitación por daños en un coche y hemos perdido el triunfo con el otro. Ambas carreras se decidieron por márgenes muy pequeños, pero eso no lo hace mejor. De hecho, probablemente lo hace más frustrante”, ha reconocido Wolff tras el fin de semana.

"Este no es el comienzo que esperábamos"

El año 2017 ya costó, pero parece que este año van a tener que sudar la gota gorda para llegar a Abu Dabi con el quinto título: “La competencia está muy ajustada en 2018 y Melbourne fue un gran recordatorio de que no hay absolutamente ningún margen para imperfecciones o errores en la pelea por el título de este año. Si bien vimos una carrera completamente diferente en Baréin y perdimos por diferentes razones, el mensaje siguió siendo el mismo: para poder ganar este año, tenemos que llevar nuestro plan A”, ha citado el austriaco.

El pasado ya no tiene solución, por eso el jefe del equipo ya piensa en China, evento que tendrá lugar el próximo fin de semana: “Creo que nuestro equipo mostró la reacción correcta después de la bandera a cuadros en Baréin: en lugar de estar satisfechos con el doble podio, todos se dieron cuenta de que 2º y 3º eran el resultado mínimo que deberíamos esperar con los Red Bull y Kimi fuera de la carrera. Empezaremos a analizar qué salió mal en Baréin para mejorar para China y volver más fuertes”.

Sobre el circuito chino, dice: “Shanghái ha sido una buena pista para nosotros en el pasado, así que con suerte tendremos la oportunidad de corregir algunos de los errores de las últimas semanas y mostrar una actuación digna de Mercedes”, concluye Wolff.

En resumidas cuentas, a partir de ahora solo vale ganar.

VAVEL Logo