Sainz: “El balance del coche es mejor que en Baréin”
Foto: @RenaultF1Sport

El piloto de Renault, Carlos Sainz ha empezado bien el fin de semana en China. En los primeros libres, que han tenido lugar a las cuatro de la madrugada hora española, ha concluido en octava posición con un tiempo de 1:35.616, por delante de su compañero. En la segunda sesión fue de nuevo octavo, y mejorando su crono hasta bajarlo al 1:34.473, esta vez con Nico Hülkenberg delante, en sexta plaza, pero tan solo a 100 milésimas de diferencia.

Tras acabar este largo día, Sainz atendió a los medios de comunicación en el corralito. "Creo que aquí está mejor el balance del coche que en Baréin, he ido más confiado y hemos cubierto el programa sin problemas, así que contento. No hemos cambiado mucho el coche, pero se adapta mejor a nosotros esta pista y hemos vuelto atrás a unos reglajes más parecidos a Australia, que parece que van mejor”, el español acabó la carrera en el desierto diciendo que no había estado cómodo durante toda la semana en Baréin.

"Es una pista mue exigente, pero estoy más cómodo"

“Es complicado encontrar el equilibrio entre el primer sector y el segundo y tercero. Es difícil porque es una pista muy exigente con tipos de curvas muy diferentes de forma constante, pero yo he ido más cómodo”, continuaba.

Tras las dos sesiones, el madrileño empieza a sacar conclusiones sobre los neumáticos que afectarán a la carrera del domingo: “Yo he sufrido mucha degradación con el ultrablando en el neumático delantero izquierdo, no sé muy bien por qué, pero hay que analizarlo. El neumático medio, aunque no sea el más rápido, parece el mejor para la carrera, de hecho, es bastante lento, pero al menos no degrada”.

Por último, Sainz comenta la parrilla tras Mercedes, Ferrari y Red Bull: “Desde que vimos a Toro Rosso y a Sauber puntuar, excepto Williams que es la gran sorpresa, creo que ya no hay mitad de parrilla, ya están los tres primeros y luego todos los demás”. Es verdad que todo se puso de cara para ellos tras los dos abandonos de Red Bull y el de Kimi Räikkönen, pero demostraron que tienen ritmo más que de sobra para estar ahí.

VAVEL Logo