Horner cree que la era Mercedes ha llegado a su fin

El jefe de Red Bull piensa que el rendimiento de Mercedes ha bajado desde que comenzó la temporada, mientras que el jefe de los de Brackley y Hamilton aseguran que deben seguir trabajando duro.

Después de las tres primeras citas del Mundial, muchos creen que ha llegado el fin del dominio de Mercedes, sobre todo después del Gran Premio de China, un circuito que se le daba muy bien a la escudería de Brackley; además, desde el inicio de los híbridos, Mercedes siempre había ganado una de las tres primeras carreras. Sin embargo, este año, las dos primeras victorias fueron para Sebastian Vettel y la tercera para Daniel Ricciardo, en un mal fin de semana para Lewis Hamilton; aunque el británico mantiene la segunda posición en el Mundial de Pilotos y Mercedes es líder en el Mundial de Constructores.

Por ello, en el paddock hay rumores de que la era Mercedes ha llegado a su fin, y también Christian Horner, máximo responsable de Red Bull, lo piensa. "En nuestro deporte es inevitable que sea más difícil ganar carreras o que pares de hacerlo durante un tiempo. Mercedes tiene un coche muy rápido y es increíble que no hayan ganado estas carreras", asegura, aunque también cree que la Fórmula 1 es un deporte muy cíclico. 

Desde 2014, todos los campeonatos del mundo los ha ganado Mercedes, tres de ellos Lewis Hamilton y uno, en 2016, Nico Rosberg. A lo largo de estos daños y desde la llegada de los motores híbridos, el coche de Mercedes ha impresionado por su motor y su aerodinámica, con el que apenas han tenido problemas, han hecho dobletes sin encontrar gran resistencia y, por supuesto, se han llevado el título del mundial de constructores.

Por los buenos resultados de los años anteriores, Toto Wolff cree Mercedes puede levantarse y puede resolver todos sus problemas: Tenemos que mantener la calma, unir nuestras ideas y resolver los problemas. Como todo en Fórmula 1, es complejo". Por otro lado, Hamilton no tiene altas expectativas para conseguir su quinto Mundial: "Si la temporada sigue así, va a ser muy complicado ganar. Mi objetivo sigue siendo el mismo, pero está claro que desde este fin de semana no somos los más rápidos".

Además, ha reconocido que desde el Gran Premio de Australia han perdido rendimiento y el problema se ha acrecentado desde el último fin de semana. "Somos el segundo o tercer equipo más rápido del momento, así que tenemos que mejorar, pero eso no es imposible". Para concluir, ha asegurado que si algún equipo ha demostrado que son capaces de todo, ha sido Mercedes, y se ha podido comprobar en los últimos años. "Toca seguir avanzando y continuar trabajando", ha finalizo.